Viaje de Guzmán a Roma: se viene un pago novedoso y dos cláusulas conflictivas para negociar con el FMI

ECONOMÍA 04 de julio de 2021 Por Carlos Arbía*
493183

El ministro de Hacienda Martín Guzmán viajará muy probablemente el 7 de julio a Italia. Todo depende del vuelo de línea que consiga, para participar de la cumbre de ministros de Economía del G20.

En Roma tendrá una reunión clave con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, para tratar de avanzar en un futuro acuerdo con el FMI que se firmaría recién el año que viene.

En su estadía en Roma Guzmán anunciará una novedad importante al mundo de las finanzas internacionales. El viernes 9 de julio, feriado en Argentina por el Día de la Independencia, el Gobierno de Alberto Fernández comenzará a pagar los intereses de la nueva deuda pública en dólares restructurada en septiembre del año pasado por Guzmán.

Ese día se comenzará a pagar el primer cupón de intereses de los nuevos bonos en dólares bajo ley extranjera emitidos en el marco la reestructuración de la deuda llevada adelante por el ministro de Economía. Se trata de unos 200 millones de dólares. El siguiente vencimiento, que recién será el 9 de enero del 2022, llegará a los u$s500 millones.

Esto se debe a las características de la emisión de los bonos que tienen un llamado esquema de step-up. Un mecanismo por el cual los primeros cupones semestrales pagan intereses del 0,125% hasta el primer corte de cupón. Luego comienzan a subir hasta llegar al 1,75%, en el caso del AL30, y hasta un máximo de 5%, como es el caso de los bonos que vencen en 2035 y 2038.

Esta buena noticia se suma al anuncio del 22 de junio pasado de un pago parcial –a cuenta de capital y en dos cuotas– de u$s430 millones al Club de París para evitar un default el próximo 31 de julio. Por esa decisión, que privilegia un tratamiento comparativo con otros acreedores, el país obtendrá un puente hasta el 31 de marzo de 2022 para lograr un cierre definitivo de la deuda de u$s2.400 millones. Antes de esa fecha debería tener firmado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Qué hablarán Guzmán y Georgieva

Con respecto a la reunión con Georgieva, es probable que Guzmán vuelva a reiterar el pedido de incluir dos cláusulas en el futuro acuerdo de facilidades extendidas que el Gobierno podría firmar recién a principios del año que viene.

La primera es el pedido para que el FMI no le cobre la sobretasa de interés a Argentina por el monto extraordinario del crédito que pidió Mauricio Macri.

La segunda, es que el futuro acuerdo incluya una cláusula especial que le permitiría a la Argentina a utilizar otra línea de un crédito de facilidades extendidas. Por su parte, es probable que el FMI le pida al Gobierno argentino que la provincia de Buenos Aires cierre finalmente un canje con los acreedores por un total de deuda en default por unos u$s7.100 millones.

El viernes, en su hilo de Twitter, el ministro aclaró que: "la Argentina luego de firmes y valiosas negociaciones multilaterales en las que se construyeron entendimientos, acompañó el consenso". Por otra parte, el miércoles pasado en el seminario "Nuevas tecnologías para la transición energética", organizado por el Ministerio de Ciencia, Guzmán hizo referencia a ese tipo de créditos.

El ministro se preguntó: "¿Quién va a financiar la transformación productiva que países como la Argentina y otros países de la región necesitan por una cuestión de desarrollo económico y social y porque en los años que se vienen va a haber un mundo que va a estar penalizando a aquellos que dañan al ambiente?". En ese contexto, planteó la necesidad de modificar las líneas de crédito de los bancos de desarrollo y organismos multilaterales, con financiamientos de plazos más largos y tasas más bajas.

También ratificó su postura de fijar nuevos impuestos como una tasa impositiva mínima global a las multinacionales junto con un esquema para distribuir los beneficios que ello implique. Por ultimo explicó que para estabilizar la economía es necesario contar con más dólares genuinos y un mayor alivio financiero. "Esto es la base que nos va a permitir lo que llamamos una economía tranquila", dijo.

Y a continuación, enumeró tres objetivos: la inclusión, la agregación de valor y la estabilidad, lo cual requiere resolver los problemas de escasez de divisas en la Argentina".

Con respecto a la renegociación de la deuda con el FMI destacó que "el endeudamiento con el FMI era un problema que cuando asumimos el gobierno en 2019 era muy claro. Se habían tomado compromisos en moneda extranjera insostenibles sin un aumento proporcional de la capacidad productiva de lo que le podemos vender al mundo y eso es lo que estamos analizando".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar