Cuenta regresiva para el viaje de Guzmán a Italia: cinco aspectos más importantes de la agenda del ministro

ECONOMÍA 08 de julio de 2021 Por Carlos Arbía*
519608

La cumbre del G20 de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales se desarrollará desde el 9 hasta el 11 en Venecia, Italia.

Desde el Ministerio de Economía consideran que se trata del viaje más importante a nivel internacional, como lo fue el año pasado el viaje a Arabia Saudita.

"En particular, porque es donde se construyen más oportunidades en dos frentes: el de los apoyos para las negociaciones internacionales que se están llevando a cabo como la del FMI y el Club de Paris y por otro lado, el debate en torno a las reglas de juego multilaterales que es de suma importancia para el país", manifiestan desde el Gobierno.

Allí, el ministro de Economía, Martín Guzmán, retomará esta semana las negociaciones con el staff del FMI para avanzar en una renegociación del acuerdo stand by por u$s57.000 millones firmado por Mauricio Macri de los cuales se utilizaron u$s45.000 millones.

En el Gobierno son cautos a la hora de hablar de un nuevo acuerdo de facilidades extendidas y del tiempo que llevara la negociación. Es probable, si se llega a concretar un nuevo acuerdo, que el mismo se firme el año que viene.

"Hay que ver cómo nos va en las elecciones de noviembre para saber si vamos a cerrar con el FMI y qué tipo de acuerdo vamos a firmar", dicen fuentes cercanas al Gobierno.

En ese sentido, hay que destacar que la semana pasada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le apuntó a los condicionamientos del organismo.

Entre los puntos más importantes del viaje de Guzmán podemos destacar: 

1. La reunión con la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva

2. El pedido para reducir el pago de sobretasas por los préstamos de organismos internacionales

3. La utilización de los u$s4.350 millones que recibirá la Argentina del FMI

4. El nuevo impuesto a las corporaciones para mitigar los costos de la pandemia.

5. La agenda verde

Lo más importante, señalan desde el Gobierno, será la reunión del 9 de julio de Guzmán con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en el marco del G20.

Pero en forma paralela, se estará trabajando con el FMI a través de reuniones técnicas. En ese caso los equipos avanzarán en delinear trabajos puntuales en cada temática. "El cara a cara en estas reuniones es fundamental" dicen desde el Gobierno.

Además, el ministro mantendrá reuniones bilaterales con algunos funcionarios y ministros de finanzas de países del G20. Se irá comunicando la agenda de bilaterales el día anterior. De acuerdo a lo que pudo saber iProfesional, se desarrollarán dos misiones en este viaje: una será en el marco del G20 y la otra misión, con funcionarios del Ministerio de Economía, liderada por Guzmán, quien tendrá reuniones de aspectos técnicos de las negociaciones con los equipos técnicos del FMI, encabezados por Julie Kosack y Luis Cubeddu.

El G20 se reunirá para tratar los siguientes temas en sesiones multilaterales como Economía global y salud, la arquitectura financiera internacional, las Políticas para la recuperación, las Finanzas sostenibles, la aplicación de un impuesto a las Corporaciones, y cuestiones del sector financiero.

La intención del ministerio de Economía es buscar apoyos para revisar la política de sobrecargos. En ese aspecto hay que destacar que ya hay fuertes respaldos de algunos países para ese tema. Los sobrecargos implican 900 millones de dólares por año, que irán aumentando y sumarían alrededor de 1.000 millones de dólares por año.

Con respecto a los Derechos Especiales de Giro (DEGs) desde el Ministerio han apuntado que se busca encontrar mecanismos para que los DEGs que no se utilicen puedan ser reasignados a los que los necesitan incluyendo a los países de ingresos medios. Se ha venido discutiendo y se va a seguir discutiendo en una forma sustantiva central.

El tema que también tiene importancia es el de la agenda verde, que uno de los asuntos de más relevancia a nivel mundial luego de la pandemia. "Es una agenda muy interesante, que involucra a organismos multilaterales, sector privado, académicos" dicen desde el Gobierno.

En ese aspecto, hay que destacar que Argentina pondrá el foco en la necesidad de adaptar las líneas de bancos mundiales de desarrollo.

Hoy hay países que tienen financiamiento de plazos largos y muy baratos, incluyendo subsidios que están haciendo las transformaciones estructurales para competir en cinco, diez, quince, veinte años en el mundo en la eco internacional, pudiendo hacer la transformación ecológica, generando trabajo, dinamismo productivo, en un mundo que va a estar penalizando lo que dañe el ambiente, con impuestos.

En relación a la Tributación Internacional y la Tasa Mínima Global, desde el Gobierno sostienen que Argentina tiene un rol muy importante y lo viene trabajando con Francia, Alemania, entre otros, y que hay trabajo importante para hacer, y construir las reglas de juego de cómo se va a construir la llamada "solución global".

Hay que señalar la propuesta donde se alcanzó un consenso amplio que establece una tasa mínima global para las empresas multinacionales de al menos el 15%. Se deben establecer los parámetros aún, como cuáles son las multinacionales alcanzadas y la potestad remanente para los países de naciones soberanas y cómo se resuelven eventuales disputas. Es importante remarcar que se acordó que sea de al menos el 15%. Estados Unidos incluso quiere el 21% y la propuesta de Argentina era llegar al 25%.

El Gobierno enfrenta de aquí hasta fin de año un calendario financiero apretado con pagos de deuda a organismos internacionales que llegan a los u$s7.000 millones de los cuales hay pagos al FMI cercanos a los u$s5.000 millones de amortizaciones y de intereses. El problema es que el año próximo los vencimientos con esos organismos suman unos u$s20.000 millones y por ahora no se sabe cómo se afrontaran.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar