El contundente mensaje del campo al Gobierno, luego del acto en San Nicolás: “Esto es un comienzo, esperamos un cambio de rumbo”

ECONOMÍA 11 de julio de 2021 Por Juan Martín Melo*
4TLN6LOOTJDFFOZQMUKQ77LJLE

Bajo un sol radiante y una temperatura primaveral, el campo tuvo su gran jornada de protesta en un día emblemático para los argentinos. Además de celebrar un nuevo aniversario de la Independencia, el sector advirtió que no permitirá que el Gobierno lo pase por encima. Para muchos fue un día histórico, que podría derivar en un quiebre en la relación entre los representantes de los productores agropecuarios y la administración de Alberto Fernández. Y también se podría transformar en un mejor entendimiento y trabajo conjunto entre el campo y la ciudad.

La fecha patria fue recordada por varios en San Nicolás porque coincidió con otro día emblemático para el sector, el acto del 25 de mayo de 2008, durante el conflicto por la Resolución 125, cuando gobernaba la actual Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. “Ese día hubo más de 300.000 personas”, recordó uno de los productores que estuvo en la marcha, ayer al mediodía. Entre los asistentes al acto, se encontraban ex integrantes de la Mesa de Enlace de ese año: Hugo Biolcati, de Sociedad Rural Argentina; Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas, y Carlos Garetto, de Coninagro.

Esta vez fue menos gente que en aquel acto de Rosario, pero no por eso fue menor, al contrario. En un contexto diferente, con un fuerte malestar y rechazo a las políticas oficiales, hubo una concurrencia masiva, calculada en 65.000 personas por parte de los organizadores. La convocatoria superó las expectativas de muchos productores y dirigentes. El sector agropecuario no solo supo darle fuerza a sus reclamos en rechazo a las políticas del Gobierno nacional para con la actividad, sino también celebró ser una especie de canal de comunicación para diferentes sectores de la economía y de la sociedad que fueron afectadas por las decisiones oficiales y que evidencia una crisis económica de importantes características, agravada por la pandemia.

Es que si bien el grueso de los concurrentes y el cierre del acto estuvo a cargo de los dirigentes de la Mesa de Enlace –que definieron al gobierno como “mentiroso”–, la participación no fue exclusiva de los productores, como así tampoco los discursos, ya que subieron al escenario docentes, pequeños empresarios, sectores que representan a los jubilados y estudiantes, entre otros. Todos coincidieron en defender los derechos ciudadanos, cuestionaron la manera en que el Gobierno administra la pandemia y reclamaron un cambio de rumbo, en beneficio de la producción y el trabajo.

De esta manera, hubo una suerte de discurso común en el que se concentraron los reclamos y los pedidos de un considerable sector de la sociedad, que derivó en una proclama conjunta de ocho puntos. La llamada Proclama de San Nicolás incluyó desde pedir a las autoridades que respeten la Constitución nacional y que el derecho a la propiedad privada esté garantizado, las clases presenciales y una baja en el gasto público. En tiempos de pandemia, fue emotivo el minuto de silencio a los fallecidos por el coronavirus, y el sentido aplauso de los asistentes para reconocer la tarea de todo el personal de salud del país.

Bajo este amplio espectro se llevó a cabo una multitudinaria manifestación a la vera de la ruta 9 a la altura del kilómetro 228 que comenzó a las 10 de la mañana y que finalizó pasado el mediodía. Además, el clima acompañó, con temperaturas primaverales que invitaban a estar al aire libre. Todos con barbijos y manteniendo el distanciamiento social, para cumplir con los protocolos para prevenir la pandemia.

Nada detuvo al público que llegó desde diferentes lugares del país. Uno de los primeros en arribar, el jueves a la tarde, fue el productor viñatero Eduardo Sánchez, quien en el último verano lideró las marchas de productores de uva en su provincia, San Juan, por los bajos precios que les pagaban las bodegas.

Repercusiones

En diálogo con Infobae, el productor autoconvocado y uno de los referentes en la organización del evento, Iván Castellaro, indicó que “en la protesta estaba la ciudadanía, la Patria. Gente de diferentes sectores unidos en un mensaje para pedirle al Gobierno un cambio de rumbo. Hay personas que la están pasando muy mal y querían ser escuchados. Todos tuvieron voz y reclamaron por una Argentina unida, defendiendo la producción, la educación y la salud”.

Si bien se hizo presente la ex ministra del gobierno de Mauricio Macri y referente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, no tuvo la posibilidad de tomar la palabra, ni de estar en un lugar de preferencia.

“Siempre dijimos que la política (en el acto) no iba a tener lugar y sí se les pidió a los que se hicieron presentes que escuchen muy bien el reclamo de la sociedad, porque esto es un comienzo. Ahora esperamos que el mensaje sea tomado por el Gobierno nacional y que haya un cambio de rumbo. No vamos a permitir que los ciudadanos de bien sean arrastrados a la pobreza extrema. Todo lo que se pidió fueron cosas lógicas para que la gente esté mejor”, aseguró Castellaro.

Para el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Horacio Salaverri, indicó tras la manifestación que “ahora el Gobierno debe escuchar y no ver un acto que tiene que ver con un accionar político. Si cree que es un acto opositor es un error del Gobierno. Acá no hubo una intencionalidad política sino reclamos válidos de la realidad de los argentinos. Por lo menos en lo sectorial, tiene que hacer una revisión total de la cuestión de la carne. Están destrozando el mercado cárnico. Hay inexistencia de precios en algunas categorías. Es inaudito que en este país esté pasando una cosa como esta. Están cerrando frigoríficos”.

Mesa de Enlace

No obstante el carácter multisectorial de la manifestación, la Mesa de Enlace tuvo a su cargo el cierre del acto, con un duro mensaje para el Gobierno nacional y mostrando unidad, en medio de las críticas que habían recibido en las últimas semanas de parte de sectores de autoconvocados.

“Nos piden solidaridad y nos hablan de pobreza, pero la realidad es que la pobreza es la consecuencia de las políticas nefastas que están haciendo con el sector productivo. Y, además, es un gobierno mentiroso, porque no asume los errores que comete y termina siempre echándole la culpa al campo de las decisiones que toma”, afirmó en su discurso el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes.

“Muchas veces decían que la Mesa de Enlace se rompía, pero está más fuerte que nunca para enfrentar a este gobierno si no nos responde como necesitamos, frente a medidas de locura que anunciaron para generar un clima de conflicto permanente con el campo”, sostuvo el presidente de una de las entidades más críticas del Gobierno, quien además señaló: “No vamos a permitir que el Gobierno nos pase por encima”.

Por su parte, Carlos Achetoni de Federación Agraria, con un elevado tono en su discurso, sostuvo: “El pueblo se tiene que levantar, no estar de rodillas, para que todos puedan desarrollarse, porque no quiero que mis hijos se vayan del país, no es lo que queremos para nuestros hijos. Estoy representando al pequeño y mediano agricultor, que no es escuchado, porque con consignas embusteras nos están llevando a la desaparición. Queremos un desarrollo equitativo, federal. A todos los políticos les pido: anímense a gobernar un país libre”.

Por último, Nicolás Pino, nuevo titular de la Sociedad Rural Argentina, afirmó que “será difícil la relación si no nos llaman a dialogar. Presidente, ayude a construir y no a destruir. No nos dejemos llevar por delante, sigamos defendiendo nuestros derechos y libertades”.

Participación y adhesiones

Entre los 65.000 asistentes hubo 168 representantes de diferentes delegaciones de 19 provincias. Cabe mencionar que la convocatoria contó con la adhesión de cientos de rurales del país y de diferentes organizaciones agropecuarias. Además mostraron su apoyo, entre otras, entidades relacionadas al sector, como la Federación de Cámaras Agroaéreas (Fearca), los consignatarios de hacienda, las razas de criadores y la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya).

No solamente se movilizaron los sectores de la cadena de ganados y carnes, sino también aquellos que pertenecen a los proveedores de insumos para la agricultura. “Me preocupa el presente del país y del campo. Por tal motivo, hemos decidido desde la empresa acompañar a los productores en su reclamo y buscar hacer un aporte para la construcción de una Argentina muy diferente a la actual y con oportunidades para todos”, dijo a Infobae, Pablo Lafuente, Gerente de marketing / Comercial de Spraytec, una empresa de capitales brasileños instalada en la Argentina, que se dedica a la elaboración y comercialización de fertilizantes.

También se realizaron actos en diferentes puntos del país. Tal es el caso de Laguna Nainek, en Formosa, donde un grupo de productores rurales se movilizaron en la Ruta Nacional 86, en el mismo horario que en San Nicolás y bajo similares consignas.

Por otro lado, hubo movilizaciones de productores rurales en Salta, tanto en la capital como en las cercanías de Rosario de la Frontera; y en Quitilipi, provincia del Chaco, bajo la consigna “El campo vuelve a las Rutas”. También en Avellaneda y Reconquista, en el norte de Santa Fe, en la zona donde está instalada la empresa Vicentin.

En la provincia de Buenos Aires se realizaron concentraciones en Necochea, Guaminí, Villa Iris, Bolívar, Azul, Trenque Lauquen, Olavarría y La Plata, entre otras localidades.

Por último, productores participaron en una protesta que se produjo en el mismo horario en San Miguel de Tucumán, que contaba con la visita del Presidente Alberto Fernández en conmemoración del 9 de julio, en la que hubo incidentes con la policía.

Durante toda la jornada, el campo mostró señales de unidad. Ahora aguarda la reacción del Gobierno. Los ruralistas creen aún hay tiempo para recomponer la relación.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar