Cepo al dólar reforzado: alertan que las nuevas restricciones recalentarán el mercado del blue

ECONOMÍA 13 de julio de 2021 Por Carlos Arbía*
497159

El Banco Central República Argentina (BCRA) emitió el jueves pasado la Comunicación A 7327, informando a entidades financieras y operadores de cambio las nuevas adecuaciones a las operaciones de exterior y en el mercado de cambios.

En tanto que extraoficialmente, el día sábado se conoció la Resolución 895 de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que entraría en vigencia desde hoy. Esta resolución restringe la cantidad de operaciones con bonos en el mercado de Contado Con Liqui (CCL) que pueden realizar los operadores financieros.

En principio, las nuevas normas, no afectan el acceso de particulares al dólar ahorro, con un límite mensual de u$s200, ni tampoco las operaciones de personas físicas.

Por el momento, solo afectaran a las empresas que operan en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC) que realizan operaciones en el mercado del dólar CCL para proveerse de dólares para hacer pagos al exterior.

"Estas restricciones por ahora no afectan a las acciones argentinas que cotizan en el exterior (ADRs), ni a los Cedears (extranjeras que cotizan en Argentina) ni a la compra de dólares locales vía bonos (dólar MEP) pero es probable que provoque una suba en el dólar paralelo porque habrá muchos agentes económicos que tendrán que buscar los dólares en ese mercado", advierte a iProfesional el economista Salvador Di Stéfano.

Las medidas incluyen un límite de operación del equivalente a u$s100.000 dólares de bonos nominales por semana separados en bonos argentinos de ley local y de ley extranjera. Se podrán comprar hasta $50.000 con la versión de legislación local del Global 30 (AL 30) y otros u$s50.000 por la misma cantidad con su versión con legislación extranjera (GD30), lo que implicaría una restricción para transacciones con bonos argentinos pero emitidos bajo ley extranjera.

El objetivo que persigue el Gobierno

Con estas nuevas restricciones, el Gobierno buscara mejorar las chances de mantener bajo control el precio del dólar Contado con Liqui. Esta operación consiste en la compra de un activo en dólares con cotización aquí y en el exterior al sólo efecto de ser liquidado en una plaza del extranjero para poder fugar esos dólares del sistema financiero local.

En síntesis, lo que busca el BCRA con estas medidas es gastar menos dólares en el futuro para para bajar al llamado dólar CCL.

En un informe de la consultora Anker, liderada por el exministro de Economía Luis Caputo, se plantea que "con estas restricciones, las autoridades monetarias tienen dos objetivos": 

-En primer lugar, bajar el valor del CCL con bonos Globales de $173, que venía subiendo versus el CCL vía bonos Bonar a $167, a pesar de la mayor intervención del BCRA.

-El segundo objetivo es bajar el volumen de las operaciones en bonos Globales para minimizar la intervención del BCRA en el CCL, vendiendo bonos AL30 contra pesos y recomprando bonos AL30c con dólares de las reservas netas.

El informe destaca además que "si bien estas medidas pueden resultar efectivas en el corto plazo, no atacan el problema estructural asociado a la continua mayor demanda de dólares en el segundo semestre de este año".

El informe también advierte que "de prolongarse esta combinación de menor oferta neta en el MULC, intervenciones sostenidas en los dólares financieros y pagos netos a organismos multilaterales, es posible que la política económica intente encarar la presión en el mercado de cambios con mayores restricciones cambiarias y en el comercio exterior como por ejemplo, volver atrás con la flexibilización de importaciones, instrumentar mayores restricciones en la operatoria de dólares financieros que apunten a reducir la necesidad de intervención de la autoridad monetaria".

En este escenario no habría que descartar alguna señal que apunte a moderar expectativas antes de las elecciones de noviembre.

Un ejemplo en este sentido fue el acercamiento al FMI en el último trimestre del año pasado, cuando los dólares financieros habían superado los $200 o la disposición de pagar u$s400 millones al Club de París para evitar un default con el organismo en la previa de las elecciones.

Alerta por impacto en el dólar blue

El problema es que estas restricciones podrían provocar una suba del dólar en el mercado paralelo.

El dólar blue es el único que queda libre, y es probable que suba en los próximos días. Lo cierto es que el Gobierno no tiene poder de fuego para controlar al dólar con las reservas vendiendo dólares físicos en el mercado.

Con fecha 6 de julio, las reservas internacionales del BCRA llegan a los u$s42.700 millones en tanto las reservas netas superan los 7.100 millones de dólares.

Sin embargo, el BCRA podría salir a vender bonos para controlar el valor del dólar, ya que cuenta con aproximadamente más de u$s10.000 millones en bonos para poder intervenir en el mercado.

Por otro lado, podría vender más de u$s4.000 millones en el mercado de futuros del dólar para contener una suba del tipo de cambio oficial.

Las restricciones que se pondrán en marcha muestran que el Gobierno se prepara para un segundo semestre mucho más complicado, por la escasez de oferta de divisas y por la incertidumbre que caracteriza a todos los períodos preelectorales donde la demanda de dólares aumenta.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar