Bonino dijo que a Mauricio Basso le faltaron "huevos" y lo trató de cagón

RAFAELA 15 de julio de 2021 Por R24N
multimedia.normal.bb9963d7ec138281.6c616f5f6e6f726d616c2e6a7067

El concejal de Juntos por el Cambio, Raúl ‘Lalo’ Bonino, en este medio se despachó en relación a las listas para estas elecciones legislativas del bloque que integra.

Dijo que “en el último armado de listas, un espacio que llegó a constituirse como el más importante en un gobierno nacional, ha cedido la disputa de poder sana en lo que es la democracia. Ha claudicado en la lucha de espacios, creo que hemos perdido la oportunidad y que hemos jugado con la gente. Tenemos las PASO pero después no las utilizamos, o imponemos la unidad”.

En ese sentido, reprochó “el hecho de que el PRO no esté disputando un espacio dentro de Juntos por el Cambio en estas elecciones”. Aseguró que hay un “falso llamado de unidad. En realidad, es un miedo terrible a perder, es una falta de cojones a la hora de enfrentar lo que posiblemente iba a ser una pérdida”.

“Leo Viotti está muy bien posicionado, pero también hay que tener el coraje y la valentía de saber que uno a veces se presenta a elecciones para perder. Eso significa defender un espacio. La dirigencia actual del PRO ha claudicado”, sostuvo. Afirmó, entonces, que el partido que representa ha abdicado ante la supremacía de los radicales.

“El error es la incapacidad de contener o de representar un ideario. Basta con la muestra de la cantidad de representantes del PRO o personas que han participado de ese espacio, que hoy en día están en otras listas u otro partido. Esto habla de una gran crisis dentro del PRO. Todavía algunos creen que están en la ola amarilla y que pueden volver como salvadores en el 2023, y la verdad que eso se construía a raíz del 2021”, explicó.

 

Los problemas de la política
Bonino sostuvo que “hoy en día el gran problema que tenemos los políticos argentinos es la pertenencia político partidaria. Las limitantes ideológicas y la grieta han generado una percepción de distanciamiento y enemistad por una incapacidad de la dirigencia política de percibir que aquel que pertenece a otro partido no es un enemigo”.

“La realidad es que a veces son los caprichos y los egos de «Yo quiero ser» los que plantean una participación o no. Cuando uno es incapaz de ver mucho más allá del cargo, se generan estas cosas. Personalmente, y como representante del PRO, creo que Mauricio Basso tendría que haber tenido el valor de presentarse, defender a quienes hoy se sienten identificados con el PRO y responder a eso. Si perdía o ganaba era otra cuestión”, afirmó.

“Por ahí, las ideas que tenemos desde el PRO no son las mismas que representan los dirigentes de la UCR. Por eso creo que el equilibro de poder dentro de los espacios tiene que estar para que nadie imponga ideas”, aclaró.

Fuera de las elecciones
El actual concejal de Juntos por el Cambio explicó los motivos de su no participación en estos comicios. “Me había comprometido en que eran dos períodos, se daba un paso al costado, y tenía que venir una renovación. Evidentemente esa renovación no se animó a enfrentar la realidad”.

En la misma línea, agregó: “Más allá del respeto y cariño que tengo por Leo, no pensamos igual. Me hubiera gustado una representación política en donde se defienda la generación de empleo, la propiedad privada, la generación de una inversión inmobiliaria para el crecimiento de la ciudad. No veo a nadie que me represente hoy en día”.

“Estoy libre, y la libertad me permite expresar lo que pienso, y obviamente hay mucho enojo. Hace ocho años empecé a trabajar y construir en política para darme cuenta que, más allá de los partidos, termina siendo todo lo mismo. Terminan negociando todos los intereses personales, y eso enoja porque lleva a tener un país como el que tenemos, donde la gente está cagada de hambre, no puede laburar, el Estado presiona cada vez más al que labura, muchos se están yendo del país”, dijo.

Te puede interesar