Con el Frente de Todos como sello, el Gobierno cerró sus coaliciones electorales

POLÍTICA 15 de julio de 2021 Por Joaquín MUGICA DIAZ
HYWBLNO54FAYDHEARVNVSDYI4E

La unidad ante todo. Así entendió el peronismo, una vez más, el cierre de alianzas. Bajo el paraguas del Frente de Todos se acomodaron todos los partidos que ya habían competido en el 2019 y que se encolumnaron detrás del liderazgo del PJ. Con los frentes cerrados comenzó a acelerarse la negociación en las listas debido a que algunos sectores ingresaron a las alianzas con un acuerdo previo para ocupar un puesto en la competencia electoral.

En la provincia de Buenos Aires, donde tendrá lugar la batalla electoral más importante, el peronismo acordó una alianza con los mismos actores que estuvieron en el Frente de Todos durante el 2019. La única incorporación de renombre es la del Partido Fe, que antes lideraba el sindicalista fallecido Gerónimo “Momo” Venegas y que formaba parte de Cambiemos.


Los partidos que integran el Frente de Todos en Buenos Aires son el Frente Grande, De la Victoria, Encuentro por la Democracia y la Equidad, Partido Comunista, Kolina, Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo, Compromiso Federal, Partido del Trabajo y del Pueblo, Partido Izquierda Popular, Frente Renovador Auténtico y Partido Política Abierta para la Integridad Social, Tercera Posición, Nuevo Buenos Aires, Corriente de Pensamiento Bonaerense y Agrupación Municipal Concertación por Marcos Paz.

También estarían la Agrupación Nuevo Morón, Agrupación Municipal Movimiento para la Victoria, Agrupación Municipal Unidad para el Cambio, Agrupación Defensa Comunal, Agrupación Unión Vecinal de Tres Lomas, Agrupación Somos San Martín, Vecinalismo San Fernando, Acción para crecer de Tigre, Agrupación Primero mi Pueblo, Agrupación Mar del Plata Puerto y Región, Agrupación Todos por Las Flores, Agrupación de Unión Vecinal del Partido de Trenque Launquen, Agrupación Unión Vecinalista Platense y Agrupación Moreno Vive.

Este miércoles la diputada provincial Natalia Sánchez Jáuregui, el intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, y el Secretario General de UATRE, Jose Voytenco, firmaron la adhesión del partido Fe, que supo estar liderado por el fallecido sindicalista anti K Gerardo “Momo” Venegas, al Frente de Todos.


La discusión sobre el primer lugar de la lista es la que concentra la máxima atención del Gobierno. Si bien permanece activa la danza de nombres, en el oficialismo consideran que la marca Frente de Todos es más importante que cualquier nombre propio. Mide más en las encuestas y está instalada en la sociedad. Por eso los principales candidatos serán los máximos referentes de la coalición de Gobierno.

En la Ciudad de Buenos Aires el acuerdo incluyó la unidad de todos los sectores del PJ Porteño. Con la alianza cerrada, el foco ahora está puesto en terminar de definir las candidaturas en un distrito que siempre suele ser muy complejo para el peronismo debido a la supremacía del PRO.

Al día de hoy Leandro Santoro parece ser inamovible del primer lugar de la lista a diputados nacionales. Para el segundo lugar suena el nombre de la actual ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de Gabriela Cerrutti. Ambas con la banca del kirchnerismo.

El tercer lugar parece estar reservado para un histórico: Carlos Heller. Mientras que el cuarto lugar podría ser para Gisela Marziotta, impulsada por el titular del Suther, Víctor Santa María, o para María Rosa Muiños, autoridad del PJ Porteño y esposa de Juan Manuel Olmos, hombre de confianza de Alberto Fernández y Jefe de Asesores del Presidente.

Una segunda discusión es por los lugares en la Legislatura. Allí aparecen con posibilidades de renovar Victoria Montenegro y Juan Manuel Valdés, mientras que el primer lugar de la lista también podría ser un espacio posible para que ocupe Marziotta. Otro nombre que aparece en el horizonte es el de Maia Daer, hija de uno de los secretarios generales que tiene la CGT, de la mala relación con la cúpula K.


Al Frente de Todos porteños se sumó el ex candidato a Jefe de Gobierno porteño del lavagnismo, Matías Tomboli. El actual vicepresidente del Banco Nación incluyó a su partido Avancemos por el Progreso Social (APPS) a la coalición. En principio él no competirá, sino que tratará de cerrar algún lugar para sus allegados.

La paz se mantuvo durante las negociaciones para cerrar las alianzas, pero la discusión podría alterarse en los próximos días para definir los lugares. El presidente del PJ Porteño, Mariano Recalde, es el encargado de mantener el equilibrio. De todas formas, no habrá inconvenientes para conformar una lista de unidad que enfrente a la que liderará en Juntos por el Cambio la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

En el Frente de Todos de la Ciudad de Buenos Aires están el PJ Porteño, el Partido De la Victoria, Nueva Dirigencia, Partido Intransigente, Red Por Buenos Aires, Kolina, Partido Comunista, Compromiso Federal, Partido del Trabajo y del Pueblo, Nuevo Encuentro por la Democracia y la Equidad, Partido Solidario y Partido de la Concertación F.O.R.J.A.

También están Seamos Libres, Partido Patria Grande, Partido Pueblo en Marcha, Izquierda Popular, Partido del Trabajo y la Equidad P.A.R.T.E (que fundó Alberto Fernández), Frente Renovador, Partido Avancemos por el Progreso Social y Partido Frente Grande. Van a adherir Partido Somos y Partido Identidad.

En Santa Fe el peronismo cerró filas al igual que en el 2019. En lo formal, los partidos que integran el Frente de Todos en la provincia son: Partido Justicialista, Partido del Progreso Social, Partido Comunista, Partido Solidario, Frente Renovador, el Partido Fe y el Partido por la Unidad Popular.


Hubo acuerdo entre Omar Perotti, Agustín Rossi, el Frente Renovador y los representantes del kirchnerismo para poder mantener el espacio tal cuál como compitió en los últimos comicios. Al igual que en la Ciudad de Buenos Aires, la discusión que se mantiene abierta es la de las listas y los lugares que cada uno puede ocupar. La repartija de posiciones y cargos.

En el gobierno provincial quieren evitar una PASO. Tienen la voluntad de llegar a un acuerdo y evitar cualquier tipo de tensión interna. En ese sentido, consideran que todos los lugares de las listas - Senadores y Diputados - son negociables. No están empecinados con un lugar. El único nombre que quieren colocar es el del actual senador nacional Roberto Mirabella, dirigente de máxima confianza de Perotti.

La negociación tiene tres lugares importantes para ocupar y la misma cantidad de nombres posibles. A Mirabella se suma la actual senadora María de los Ángeles Sacnun, impulsada por Cristina Kirchner y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que suena como posible candidato a senador. En el oficialismo local visibilizan una pelea muy pareja con Juntos por el Cambio y quieren una lista de unidad fuerte que sea competitiva y aglutine a todos los sectores.

En Córdoba el Frente de Todos está compuesto por el Partido para la Victoria, Nuevo Encuentro para la Democracia y la Equidad, Frente Grande, Kolina, Partido Solidario, Partido Comunista, Acción Vecinal, Partido del Trabajo y del Pueblo, Frente Federal de Acción Solidaria, Humanista, Intransigente, Patria Grande, Acción para el Cambio, Compromiso Federal, Cambio Córdoba, Partido de la Concertación FORJA.

En el primer lugar de la lista de senadores iría Carlos Caserio, que actualmente ocupa una banca en la Cámara alta y mantiene un buen vinculo con Alberto Fernández. En el segundo lugar iría la actual diputada Gabriela Estevez.

l histórico dirigente cordobés fue durante muchos años la mano derecha de Juan Schiaretti, pero se distanció del gobernador cuando se armó el Frente de Todos y Caserio decidió jugar en el espacio liderado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. El mandatario cordobés nunca quiso compartir lugar con el kirchnerismo. Es el único peronista afuera de la coalición oficialista.

La cabeza de la lista de diputados podría ser para el actual Secretario de Obras Públicas, Martín Gill, hombre que mantiene un buen vínculo con la Casa Rosada y con Schiaretti. Además, es uno de los dirigentes que suenan para suceder para al gobernador, que no podrá reelegir.

Pese a que ensayó un acercamiento con el gobierno en el último tiempo el espacio del gobernador Juan Schiaretti, denominado Hacemos Córdoba, competirá en paralelo con el Frente de Todos. El frente que lidera el mandatario estará integrado por doce partidos: El Partido Justicialista, Acción para el Cambio (APEC), el Partido Demócrata Cristiano, el Partido Fe, el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), la Unión Vecinal Federal (UVF), el Partido Compromiso Federal el Partido Liberal Republicano, el Partido Socialista, el Partido GEN, y el Partido Intransigente.

En Mendoza la senadora Anabel Fernández Sagasti logró encolumnar a todo el peronismo provincial y dio un paso estratégico clave para disminuir al interbloque Unidad Federal en la Cámara de Diputados. Sumó a José Luis Ramón, presidente de ese espacio, que en las próximas elecciones competirá junto al peronismo y, de ser elegido, pasará las filas que conduce Máximo Kirchner.


Es un pequeño pero importante paso para concretar el objetivo del oficialismo de tener mayoría propia en la Cámara baja. Con este acuerdo sumó un diputado y debilitó un interbloque que se mantendrá armado hasta diciembre con cinco diputados.

Si bien la mayoría de las veces votaron en sintonía con el Gobierno, cuando se renueven los mandatos a fin de año los espacios que queden disponibles o quienes renueven podrían negociar el armado de un espacio con los pocos representantes de la tercera vía que queden en pie.

La incorporación de Protectora Fuerza Política, liderada por Ramón, también tiene por objetivo fortalecer el frente electoral que, en el camino hacia el 2023, será la estructura donde se parará Fernández Sagasti a nivel local para volver a competir por la gobernación.

Además, el movimiento político a cargo de la legisladora confirmó su posicionamiento territorial como jefa del peronismo en una de los distritos electorales más importantes del país. Respaldada por Cristina Kirchner, la senadora, que es parte de la conducción de La Cámpora, volvió a posicionarse como una de las principales líderes de la agrupación ultra K en el interior del país.

En Mendoza el Frente de Todos incluyó al Partido Justicialista, Kolina, Nuevo Encuentro, Protectora Fuerza Política, Partido de la Victoria, Partido Intransigente, Partido Solidario, Partido Comunista, Partido del Trabajo y del Pueblo, Unidad Popular Mendoza, Instrumento Electoral por la Unidad Popular, Partido FE, Forja y Frente Grande.

Fuente: Infobae

Te puede interesar