Argentina reaccionó tarde con España y el empate lo dejó afuera

DEPORTES 28 de julio de 2021 Por Omar EDEN
zyIVI_6M9_1256x620__1

La Selección Sub 23 se despidió de su sueño olímpico luego de empatar 1-1 contra España, en un partido que lo tuvo corriendo de atrás desde el arranque pero que, con empuje y corazón, pudo igualarlo sobre el final. La parda no alcanzó por los resultados previos (derrota con Australia y victoria sobre Egipto) frente a un equipo con estrellas que vienen de jugar la Eurocopa y es uno de los grades candidatos al oro en Tokio.

Bocha Batista apostó por un equipo de buen pie, con muchos volantes y Gaich como faro arriba, pero el planteo inicial no funcionó o no fue interpretado de la mejor manera. Los pelotazos se sucedieron para saltar la presión, pero no encontraron receptores cómodos, la pelota duraba segundos en los pies argentinos y España se fue haciendo dueño de todo lo que pasaba en el Saitama Stadium.

 Si la Roja no se puso antes en ventaja fue por la gran labor del arquero Jeremías Ledesma, el mejor de la cancha, quien paró cuatro remates claros y mantuvo en partido a la Argentina. Pero los circuitos de juego no aparecían, los nuestros se fueron cargando de tarjetas ante el manejo inapelable de España, que llegaba profundo y lastimaba por las dos bandas, sobre todo con Cucurella por la izquierda.

El entrenador argentino movió el banco para buscar la reacción pero, cuando Argentina se acomodaba, llegó el gol de España. Nuevo pelotazo profundo al corazón del área y Dani Olmo la bajó para la llegada de Merino, capitán y uno de los mayores de España, que la acomodó contra el palo y dejó sin chances a Ledesma.

Argentina parecía liquidada, pero los pibes siempre dan algo más. Sin mucha inspiración, con los ingresos de De La Vega y Thiago Almada para intentar tener un poco la pelota, fueron para adelante con empuje y lo metieron a España contra su área. Pudo ser penal de Merino en una internada de Payero a puro potrero y el arquero Simón sacó una mano espectacular para impedir el gol en contra de Zubimendi.

La historia estaba definida, pero Belmonte apareció solo para cabecear un córner de Almada y le dio una esperanza a la Argentina, que fue a buscarlo con la nafta que le quedaba en el tanque, aunque no alcanzó. Se terminó el sueño para el equipo de Batista, que tuvo una buena preparación pero, también hay que decirlo, le negaron muchos jugadores de jerarquía para ir a los Juegos.

Fuente: ole.com.ar

Te puede interesar