Bodoira pide descontaminar la ciudad de carteles de campaña y busca hiper regular la actividad

RAFAELA 02 de agosto de 2021 Por José ZIMERMAN
WhatsApp Image 2021-08-02 at 16.18.54

El candidato a concejal por el partido pseudo oficialista "Frente Federal Vida y Familia", ex Sub Secretario de Deportes y ex Secretario de Gobierno, Delvis Bodoira, presentó un proyecto para regular el uso de carteles de campaña en espacios públicos.

En su redacción formal el proyecto asegura que el objetivo es "proteger, promover y mejorar los valores del paisaje urbano y de la imagen de la Ciudad de Rafaela".

Lo más destacado es que el proyecto no solo busca regular la publicidad en espacios públicos, sino también en espacios privados, solicitando prohibir "cualquier tipo de propaganda política gráfica sobre paredes y paredones públicos y privados en todo el ejido de la ciudad de Rafaela"; "Iglesias o edificios semejantes, destinados al culto religioso"; "Sobre techos de edificios", etc.

Bodoira arrancó queriendo regularlo todo. No es desatinado la regulación en espacios públicos, pero en lo que respecta a espacios privados el proyecto es muy cuestionable.

Saque el lector sus conclusiones.

EL PROYECTO DE ORDENANZA

PROYECTO DE ORDENANZA

REGULA LA INSTALACIÓN DE CARTELERÍA EN EL MARCO DE LAS CAMPAÑAS ELECTORALES A DESARROLLARSE EN LA CIUDAD DE RAFAELA.

Regula la instalación de cartelería vinculada con las campañas electorales en la ciudad de Rafaela.

REGISTRADA BAJO EL N°…………… 

VISTO:

  Que existe la necesidad de implementar mejoras en la actividad de instalación de cartelería en el marco de las campañas electorales a realizarse en la ciudad de Rafaela; y

CONSIDERANDO:

                                   Que conforme se señala en la Ordenanza N° 4.765 bis., que regula toda actividad publicitaria que se manifieste a través de letreros y/o carteles en la vía pública:

a) el espacio público es el ámbito representativo de la ciudad, ya que es el lugar de encuentro y de relación de los ciudadanos.

b) en él se expresan las necesidades de la vida en comunidad otorgando derechos como al de la identidad colectiva, al del lugar, al de la monumentalidad, como así también al de la belleza, el "lujo'' y la visibilidad, no como cuestiones frívolas o de despilfarro, sino como valores de justicia social;

c) por lo tanto es necesario regular tanto el uso del espacio público, como su forma de ocupación y su estética, con la finalidad de preservar la salud y la convivencia de todos los ciudadanos en armonía con su entorno ambiental, y la imagen urbana como signo de identidad cultural;

d) la necesidad de ordenar el espacio público se fundamenta en el abuso que se comienza a dar sobre el mismo, por la instalación de numerosos elementos de distinta naturaleza. sin un orden y racionalización lógicos;

e) el espacio público es por excelencia el ámbito de encuentro e intercambio de los ciudadanos en su vida comunitaria, y por lo tanto su destino específico y prioritario es la libre circulación y el esparcimiento de las personas;

f) al mismo tiempo, es el "espacio imagen" de la ciudad en su proyección regional e internacional, por lo tanto, los elementos que en él se instalen deben contribuir al bienestar general de la ciudad y sus habitantes, incentivando el ocio, el encuentro, el progreso y el embellecimiento urbano; 

g) la ocupación del Espacio Público no debe significar en ningún caso detrimento o menoscabo para el derecho de uso general que todos los habitantes tienen respecto de los bienes de dominio público;

h) se debe normar el uso del mismo con el fin de ordenar visual y estéticamente la ciudad, con el propósito de salvaguardar la seguridad y moralidad pública, como así también preservar y promover los valores culturales, estéticos, paisajísticos, urbanísticos e históricos dentro del ejido municipal;

i) resulta demasiado complejo normar lodos los tipos de ocupación del espacio público existentes por lo que oportunamente se decidió realizar ordenanzas especiales por cada uso;

Que según la Ordenanza N° 4.765 bis, la misma no resulta aplicable a los carteles políticos, partidarios de campañas políticas, normados por reglamentaciones y disposiciones específicas;

Que resulta necesario sancionar una ordenanza que regule la actividad vinculada con la “Campaña Electoral” a través de letreros y/o carteles en la vía pública;

Que ha sido constante el reclamo de los vecinos por la invasión/contaminación visual que se verifica en la ciudad durante las campañas electorales, y a veces fuera de ella;

Que las campañas electorales deberán estar basadas en tareas y actividades sostenibles con el fin de llevar a su mínima expresión el impacto sobre el entorno urbano-ambiental de la ciudad, previniendo y mitigando aquellos efectos que puedan resultar potencialmente adversos;

Que la “HUELLA DE CARBONO”, indicador de la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto, puede ser útil para disminuir a la máxima expresión el impacto que las campañas electorales generan en el ambiente, en base a los principios del WBCSD (World Business Council for Sustainable Developmentente), y por ende puede ser de utilidad para definir un sistema de cartelería razonable, en base la cantidad de carteles instalados y su posicionamiento geográfico; 

Que una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción o compensación, públicos o privados.

Que habitualmente la impresión de folletos, afiches, posters, pancartas, y demás cartelerías implica la generará una emisión elevada de gases;

Que esta ordenanza busca preservar todos los espacios públicos de nuestra Ciudad y al mismo tiempo pretende lograr lo siguiente: responsabilidad individual, colectiva y ecológica; disminución de la contaminación visual; mejoramiento de la estética de la Ciudad; ahorro de dinero y reducción de situaciones de potencial peligro ante la posibilidad de que los carteles (sea cual fueren sus dimensiones y materiales de composición) sean desprendidos y arrastrados a causa de vientos y/o tormentas fuertes que pudieran “desatarse”, lo que a su vez, podría provocar la obstrucciones y/o accidentes.

Que, además, en un contexto complejo que exige decisiones creativas para garantizar la posibilidad de que cada candidato pueda visibilizar su candidatura de un modo adecuado con el menor gasto posible a fin de poder destinar esos recursos a otros fines, el proyecto realiza un aporte importante en la materia, atendiendo el reclamo de los vecinos que reclaman un uso más eficiente de los recursos.

Por todo ello, el CONCEJO MUNICIPAL DE RAFAELA sanciona la siguiente:

 

O R D E N A N Z A

CAPÍTULO 1

DISPOSICIONES DE CARÁCTER GENERAL

 

Art. 1º).- Objeto: La presente Ordenanza tiene por objeto regular las condiciones de la actividad publicitaria exterior vinculada con las campañas electorales, con el fin de proteger, promover y mejorar los valores del paisaje urbano y de la imagen de la Ciudad de Rafaela e impulsar un mejoramiento en la inversión que se realiza en esta materia.

Art. 2º).- Autoridad de aplicación: La  Secretaría de Gobierno y Participación de Rafaela, o la que la reemplace en el futuro, a través de la/s área/s que por vía reglamentaria se disponga, será la autoridad de aplicación de la presente.

Art. 3º).- Alcance: Queda sometida a la disposiciones de esta norma toda actividad publicitaria vinculada con las campañas electorales que se manifieste a través de letreros y/o carteles y/u otros elementos definidos por la presente, colocados en la vía pública y/o en lugares privados que sean percibidos visiblemente desde la misma, cualquiera sea el sistema utilizado para la transmisión del mensaje.

Art. 4°).- Requisitos generales: los anuncios publicitarios deberán:

a) Respectar las normas de seguridad y salubridad públicas, así como las normas morales y culturales.

b) Ser: 

1) anuncios en letreros ocasionales (no permanentes, ubicados por un plazo de tiempo determinado, según las previsiones de la Ordenanza N° 4.765 Bis), de características simples, cuyas dimensiones serán fijadas por la reglamentación, no pudiendo en ningún caso ser superiores a ………………….., que solo podrán ser instalados, sin excepción, en los sectores individualizados en el plano que se adjunta quedando prohibida la utilización de cualquier otro tipo de aviso; salvo los letreros identificatorios que. a modo de anuncio sean colocados en el mismo sitio y/o local donde funciona la sede partidaria. El referido plano podrá ser revisado periódicamente por la Comisión Asesora, creada bajo la Ordenanza N° 3.950, en la medida que la misma sea convocada en legal forma y la modificación de los sectores deberá ser convalidada por este Concejo; y 

2) anuncios efectuados en pantallas LED y/o cualquier otro elemento utilizado para la reproducción de producciones audiovisuales relacionadas con las campañas electorales, en la medida que las mismas puedan ser utilizadas de igual modo por todas las fuerzas que compitan en la contienda electoral.

c) instalados o puestos en funcionamiento, según el caso, dentro de los plazos establecidos por la legislación que regula las campañas electorales, y retirados dentro de las 72 hs. de finalizado el acto electoral.

Se prohíbe especialmente, a fin de garantizar los objetivos de esta norma:

a) la instalación de anuncios publicitarios en cualquier otro tipo de sectores y/o lugares diferentes a los mencionados.

b) la fijación y/o cualquier otra forma posible de propaganda política sobre monumentos, edificios públicos, refugios en paradas de colectivos, bancos y cestos de plazas, cordones de veredas y calles y en todo otro elemento de equipamiento urbano, monumentos históricos y bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Ciudad.

c) cualquier tipo de propaganda política gráfica sobre paredes y paredones públicos y privados en todo el ejido de la ciudad de Rafaela.

d) que los anuncios: 

1- sean contrarios a la ley, afecten la moral o las buenas costumbres, o sean discriminatorios.

2- Atenten contra la seguridad pública por sus características de construcción o colocación o por el lugar de emplazamiento.

3- Provoquen molestias que excedan de la normal tolerancia.

4- Impidan u obstaculicen la visibilidad de la nomenclatura de las calles, semáforos, señales u otras advertencias públicas.

5- Obstruyan, obstaculicen o de cualquier forma perjudiquen al tránsito de vehículos o peatones; 

6- afecten la visibilidad de los componentes del patrimonio arquitectónico de la ciudad, como monumentos, estatuas, puentes, edificios de valor histórico/cultural y de los componentes del patrimonio natural con sus visuales de relevancia que conforman el paisaje urbano; y

7- se hallen deteriorados, o en deficiente estado de conservación.

Art. 5º).- Prohibiciones de localización: Dentro de los lugares y sectores autorizados, prohíbase la instalación de publicidades relacionadas con la campaña electoral en:

a) Monumentos históricos, estatuas, puentes y viaductos, edificios de valor histórico o cultural y edificios públicos, y los incluidos en el listado de bienes protegidos según programa de preservación del Patrimonio Urbano- Arquitectónico.

b) Iglesias o edificios semejantes, destinados al culto religioso;

c) Plazoletas, plazas, parques, paseos públicos, aceras o calzadas, y en ningún espacio público distinto a los indicados más arriba;

d) Árboles, postes, luminarias ornamentales o elementos y artefactos destinados a ordenar el tránsito; 

e) En el retiro de la línea de edificación correspondiente a las ochavas de los predios esquina, tanto en construcciones de planta baja como de planta alta, así como en el espacio comprendido entre la prolongación de la línea de ochava y la intersección de las líneas de cordón vereda, excepto si fueran anuncios de tipo frontal; y

f) Sobre techos de edificios.

Art. 6º).- Sorteo de las locaciones: Los lugares donde serán colocados los carteles de cada fuerza, dentro del sector determinado a tal fin, serán sorteados entre las distintas fuerzas políticas con una antelación de quince (15) días a la fecha de colocación.

Art. 7º).- Todos los carteles deberán estar perfectamente sujetos de modo de evitar su desprendimiento y, en consecuencia, producir algún tipo de accidente debiendo mantenerse en perfectas condiciones de solidez, higiene y estética. En todos los casos resultarán también aplicables las disposiciones que regularen el tipo de cartelería de que se trate.

Art. 8°).- No se invadirá con estos elementos el sector de vereda de ochavas. El mismo deberá quedar libre, evitando la obstrucción de la visual de los conductores. El sector quedará definido por: la proyección de la línea de ochava hasta su intersección con una línea imaginaria ubicada paralelamente a 3.50 metros de ambas líneas municipales; partiendo desde estos puntos, por líneas imaginarias perpendiculares a las líneas municipales hasta sus intersecciones con el cordón de la vereda; finalmente el sector queda cerrado por el cordón de la vereda. En veredas menores será hasta la intersección con el cordón.

Art. 9º).- De constatarse violaciones a la presente se procederá del siguiente modo:

a) Se intimará al infractor a la inmediata remoción de los objetos en contravención, otorgándosele un plazo de 24 hs.;

b) Ante la falta de remoción, la Municipalidad removerá el objeto por sí, dejando debida constancia de su estado de conservación y lo depositará en un lugar adecuado por un plazo de quince (15) días, período durante el cual infractor podrá retirarlo;

c) Las actuaciones se girarán al Juzgado de Faltas Municipal a los fines del Juzgamiento y sanción correspondiente, incluyéndose asimismo el costo de los cobros de remoción.

Art. 11°).- Deróguese toda otra norma que se oponga a la presente.

Art. 12º).- Elévese al Departamento Ejecutivo Municipal para su promulgación. Regístrese, publíquese y archívese.

Te puede interesar