Para los operadores la inflación seguirá superando a la tasa de los plazos fijos tradicionales

ECONOMÍA 13 de agosto de 2021 Por Luis BELDI
U3TLC6YJFBBGPL7ORK6Z5HSHS4

La inflación de 3% de julio devolvió la fe a los tenedores de bonos indexados y a los ahorristas que colocan su dinero en depósitos UVA. Esperaban una inflación menor a la anunciada; 3% era el techo. Pero al ver que con el congelamiento de los combustibles y tarifas públicas no bajó de ese nivel, apostaron a los BONCER porque en agosto esperan el impacto de los aumentos autorizados a prepagas y otros rubros. Intuyen que seguirán superando la renta de los plazos fijos tradicionales.

Los Boncer subieron hasta 1,29% y esto puede ayudar al Gobierno en la próxima licitación de bonos de la deuda del miércoles donde necesita recuperar el interés de los inversores institucionales en su instrumento preferido. En la anterior licitación recaudó 65% de lo que necesitaba y tuvo que emitir $ 80.000 millones para hacer frente a los vencimientos. Ahora quedan $ 100.000 millones a cubrir hasta fin de mes, pero debe recaudar esa cifra y algo más porque en setiembre vencen $ 340.000 millones.


Los depósitos UVA habían desacelerado su crecimiento en agosto, pero ahora recuperarán la fuerza que perdieron. De todas maneras, en el año crecieron 220%.

En el mercado de dólares financieros, el Banco Central consiguió controlar las divisas con una menor cantidad de bonos AL30. En el contado con liquidación y en el MEP intervino con USD 10 millones cada uno, el monto más bajo del mes. Pero, además, acercó la brecha entre los dólares oficiales y los que se negocian en el Senebi, el mercado más libre. Solo $ 2 separa a ambas plazas.


Con negocios por USD 43,2 millones, el contado con liquidación cotizó a $ 171,20 (+7 centavos), después de haber abierto a $ 172,45. El MEP operó USD 32,7 millones y bajó 41 centavos a $ 169,62. En el Senebi, donde las operaciones no aparecen en las pantallas, el contado con liquidación cerró a $ 173,50. En esta plaza, el monto de negocios se redujo considerablemente.

El dólar mayorista aumentó 3 centavos. El Banco Central siguió con su ritmo de minidevaluaciones, aunque esta vez se negociaron USD 417 millones, el volumen más elevado en mucho tiempo. Esta suba de operaciones le permitió al Banco Central comprar USD 10 millones. El dólar “blue” tuvo una leve reacción de 50 centavos y cerró en $ 178,50.

Las reservas, a pesar del costo de las intervenciones, se vieron favorecidas por la compra de divisas en la plaza mayorista, por la suba de los bonos argentinos en dólares en el exterior y por el aumento de 0,16% del oro. De esta manera, aumentaron USD 20 millones a 41.972 millones.

La suba de los bonos de la deuda con ley local y extranjera fue notable. Los bonos en dólares con ley argentina tuvieron subas de hasta 1% y los de ley extranjera de hasta 2,5%. Por eso, el riesgo país disminuyó 22 unidades (-1,4%) a 1.542 puntos básicos.

La Bolsa, con negocios por $1.056 millones, tuvo un día positivo a pesar de que el Merval, el índice de las acciones líderes, subió apenas 0,02%, es decir quedó neutro. Lo importante fue como soportó la toma de ganancias. La caída de 30% del volumen operado mostró que hubo compradores para cada venta e inversores que prefirieron estar afuera del mercado a la espera de mejores negocios. La mayoría recuerda que se cumplen dos años de la debacle post PASO. Para volver a los valores de aquellos días hay papeles que deben subir hasta 420% en dólares. Los más afectados con la caída y los que más terreno tienen para recuperar son los bancos y empresas de servicios públicos.


Los mayores ganadores de la rueda fueron Telecom (+8,58%), CableVisión (+3,31%) y Transportadora Gas del Norte (+2,65%). No es casualidad que la empresa de telefonía y la de cable tuvieran ese desempeño. Ambas tienen recursos de amparo que pueden prosperar contra el DNU presidencial que los declaró servicios públicos para someterlos a tarifas reguladas. Además, la empresa telefónica pagó dividendos y fue una señal excelente para el mercado. CableVisión se benefició porque está fusionada con Telecom.

Entre los papeles que bajaron estuvieron Comercial del Plata (-3,32%) e YPF (-2,34%) porque padecieron tomas de ganancias tras las importantes alzas que tuvieron.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron un volumen de apenas $ 1.980 millones. Los certificados locales tuvieron una buena performance donde se destacaron Central Puerto (+4,25%), Despegar (+3,11%) y Cresud (+2,89%). Las caídas más altas fueron las de Banco Supervielle (-3,29%) y Mercado Libre (-2,38%).

Para la última rueda de la semana se espera que siga el entusiasmo por los bonos indexados y los de la deuda en dólares. El dólar, en tanto, puede seguir contenido, con menos negocios y menor intervención del Banco Central. Pero se siente una calma tensa.

Fuente: Infobae

Te puede interesar