Subirá hasta 10% el precio de varios autos 0 km

ECONOMÍA 14 de agosto de 2021 Por Horacio Alonso*
f1280x720-649604_781279_5050

El 1 de septiembre se actualizará la base fiscal sobre la que se aplica el impuesto al “lujo” para los 0 km, tal como adelantó Ámbito: más 20 modelos de autos, con cerca de 50 versiones, podrán aumentar hasta 10%. Ese porcentaje equivale al ajuste que la AFIP hará sobre el valor que hoy marca el límite para comenzar a pagar el tributo.

Desde el mes próximo, y hasta fin de noviembre, los vehículos nuevos de, aproximadamente, más de $3.120.000 estarán alcanzados con esta carga fiscal. El valor no es fijo: depende de la forma en que las automotrices imputan ese impuesto en el proceso de nacionalización o comercialización, pero es orientativo. En algunos casos, se resigna rentabilidad para escapar a la carga fiscal. Hasta fin de mes, ese valor ronda los $2.850.000, pero se puede estirar hasta los $3 millones.

Hoy hay unas 50 versiones de autos que se ubican en esa franja de precios. Cuando en septiembre suba la base de Internos, cada marca decidirá su política comercial, pero todo indica la mayoría acompañará el ajuste de la AFIP. Será de 10,11%, correspondiente al aumento del índice de precios mayoristas automotor, en base al trimestre marzo, abril y mayo. Se trata de modelos del segmento medio y chico. Por ejemplo, el Peugeot 208, en su versión tope de gama, está al borde de pagar el impuesto. Hay casos, como el Citroën C4 Lounge, que tiene tres versiones al mismo precio: $2.767.000. El Cactus tiene ocho variantes de equipamientos a $2.767.300. En ese precio se ubican varios modelos del Grupo Stellantis, como los Peugeot 208, 2008, 308 y 408.

Otras marcas, como Nissan, tienen en sus listas modelos a ese mismo precio: cinco versiones del Nicks, tres del Sentra y una del Versa. En pocos pesos más o pesos menos, el resto de las automotrices ofrecen un panorama similar.

En la práctica, la mayoría de estos modelos no se pueden conseguir a ese precio. O están agotados, por las trabas a las importaciones, o, en el peor de los casos, hay que pagar sobreprecios. Cuando se ajusten los valores algunos afortunados podrán acceder a comprarlos al nuevo valor, pero durará pocos días. Enseguida, volverán a escasear.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar