Ojo con los concejales, como quien no quiere la cosa, van a modificar el Código Urbano y por ahí hay sorpresas

RAFAELA 22 de agosto de 2021 Por Carlos ZIMERMAN
multimedia.normal.b79407c36b4334e8.5950462053756e6368616c657320656e2052616661656c615f6e6f726d616c2e7

En medio de la campaña, con la vacuna que no llega y muchos ya están más que nerviosos, con la foto del Presidente y el embarazo de Fabiola, nuestro concejales van a debatir la reforma del Código Urbano y puede haber sorpresas, puede haber excepciones muy significativas. No vaya a ser que alguno tenga un vale de por vida para cargar YPF o se lo vea con auto nuevo.

Hay que estar muy atentos por que estos concejales devaluados, discutidos y poco afectos a trabajar, de golpe vana poner todas las energías para modificar un Código que puede beneficiar a unos pocos y eso despierta un poco de sospecha.

Sabemos de las cualidades morales de algunos de los concejales, sabemos que cobran suculentos sueldos mientras hacen campaña sin que se les mueva un dedo y no piensan pedir licencia, sabemos lo poco afectos que son a trabajar y de repente van a discutir un Código que requiere mucho estudio, mucho trabajo y mucha dedicación, justamente todo lo contrario a lo que son estos "becados" de poca ética y dudosa moral.

Demás está decir que el proyecto fue remitido por el Ejecutivo de conduce Don Luis Castellano, quien ojalá tendría el mismo apuro para que a los rafaelinos lo puedan vacunar con la segunda dosis y las condiciones del hospital sean las óptimas por si solas y no por el esfuerzo de su personal unicamente.

LA NOTICIA

El proyecto de modificación del Código Urbano enviado por el Departamento Ejecutivo al Concejo Municipal especifica, en los considerandos, que a través de la Comisión de Desarrollo Urbano se llevó adelante un proceso de participación, con aportes de referentes del sector público y privado, para lograr acuerdos y debatir aquellos puntos en los que las miradas son distintas. 
Tras la polémica por la frustrada instalación de una estación de servicio en la esquina de las avenidas Suipacha y Fanti, la necesidad de actualizar el Código Urbano quedó en evidencia e incluso para eliminar "grises". Y el Concejo comenzará el análisis este mismo lunes aunque dado que la iniciativa cuenta con 33 carillas y abundantes datos técnicos, el análisis en Comisión insumirá semanas. A esta altura nadie anticipa cuando llegará el tratamiento debido a que también serán convocados representantes de las instituciones que participaron en la elaboración del proyecto. 
El secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Municipio, Diego Martino explicó que “se vino trabajando con la idea de renovar el Código Urbano ya desde hace varios años, hubo por ahí en el medio algunos desencuentros sobre todo por algunos puntos que se renovaban y esto se prolongó en el tiempo; lo que a lo mejor fue el primer motivo digamos para para la renovación del código, que fue el tema del sector que denominamos triángulo que está delimitado por avenida Mitre, Bv. Santa Fe y Roque Sáenz Peña, luego en la profundización se fueron anexando una cantidad de puntos y de temas importantes a renovar, con lo cual se hizo muchísimo más amplio. La gran cantidad de temas se fue acordando, se fue llegando a un punto de equilibrio entre los colegios profesionales, el municipio, el Centro Comercial, la Cámara Inmobiliaria y quedaron dos puntos en los cuales no hubo un consenso”.
“Tratamos de generar varias alternativas para llegar a un acuerdo, en esos puntos no se pudo y llegamos al punto hoy de decir que creemos que en el seno del Concejo podemos llegar a lograr ese equilibrio que no se pudo lograr hasta este momento”, explicó.
Respecto a esos aspectos en los que no se logró consenso, el funcionario contó que “el tema principal, fundamentalmente es en uno de los puntos que engloba al otro y es el tema de la exigencia en el sector central de la superficie absorbente, es decir, por ejemplo en el área central el factor de ocupación del suelo es de 0,9, se puede ocupar un 90% de la superficie del terreno y de ese 10% restante que se debe dejar libre, se exige un 5% del total del terreno como superficie absorbente, en esa superficie no se puede generar un contrapiso, un piso, sino que tiene que quedar verde y ser absorbente; con lo cual tampoco se puede utilizar como estacionamiento, de parte de las instituciones objetan eso, porque por ahí te quita una un lugar para tal fin, lo que hace que puedas a lo mejor tener un par de departamentos menos”.
“El Código Urbano nuevo genera la posibilidad, en general, de mayores alturas, mayores basamentos, hay premiaciones que hacen que uno en general pueda construir más que con el código que hoy está en vigencia; por supuesto que hay casos puntuales en los que podrás construir lo mismo y en otros en los que podrás construir menos, debido a los diferentes tipos de parámetros. El tema es que por ahí el catastro del área central no fue preparado para recibir edificios en altura, la subdivisión que se hizo del suelo fue en otro momento, en otra época donde había otros usos, lo que lleva a que por ahí haya infinidad de medidas de lotes y sobre todo en los más pequeños, es real que a veces se complique un poco resolver la cantidad de estacionamientos necesarios, pero a veces ante una inversión de envergadura, se soluciona obteniendo a lo mejor dos lotes; de hecho, hay presentados proyectos apuntando a la nueva normativa”, se explayó  Martino. Y agregó: “Cada catastro tiene una realidad diferente”.
El secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano, dijo que el Código Urbano va delimitando diferentes sectores y esos sectores tienen un tejido particular; en el sector central dónde por ahí se propone mayores densidades, como pueden ser las cuatro condiciones que rodean la plaza, los bulevares fundacionales, ahí se pueden construir las mayores alturas y la mayor ocupación de suelo”.

LAS EXCEPCIONES
SEGUIRAN TRATANDOSE 
El funcionario habló de las excepciones que forman parte del Código Urbano y que se abordan en el ámbito del Concejo Municipal: “En el mismo proyecto está la posibilidad de excepciones con fundamentos y pasando por el Concejo, al igual que la generación de convenios urbanísticos, todo apuntado al bien común, al desarrollo de la ciudad y con una justificación”.
De hecho, hay un proyecto en el que el desarrollador Egoper SA pide una eximición para construir su proyecto en altura en terrenos de bulevar Yrigoyen al 600. 

UN CODIGO MODERNO 
“El Código nuevo apunta justamente a una renovación o actualización dado que el vigente fue aprobado en 2008. Hoy la preocupación en todas las ciudades, es la sustentabilidad, el tema de las superficies absorbentes, de los espacios verdes, que buscan lograr una mejor calidad de vida; esa es la razón por la que aparecen las superficies absorbentes, lo vinculado al clima, a las lluvias que cada vez se dan en un lapso de tiempo más corto y más abundante, hace que uno busque la forma de tratar de llevar la menor cantidad de agua posible a la calle, porque sabemos que luego se complica. No son motivos caprichosos, sino que tienen un sentido y apuntan a generar una mayor calidad de vida”, afirmó Martino.

Con información de La Opinión

Te puede interesar