No piden licencia en campaña: cortados por la misma tijera, verdaderos inmorales

OPINIÓN 23 de agosto de 2021 Por Carlos ZIMERMAN
hoy

Hay una desigualdad manifiesta entre los que hacen campaña cobrando sus sueldos como empleados públicos y quienes tiene que "remarla" dividiéndose entre su actividad privada o en relación de dependencia pero en el ámbito privado y los que saben que pueden salir tranquilos a hacerse los buenos vecinos y preocupados por los problemas de la gente y a fin de mes recibir los suculentos sueldos que le pagamos entre todos con los aportes de nuestros impuestos.

Es realmente una inmoralidad y en eso están inmersos muchos de los candidatos que hoy quizá le toquen la puerta de su casa y lo intenten convencer que ellos son la solución para resolverles sus problemas cuando en realidad es el vecino el que le está resolviendo los problemas al candidato con los sueldos altísimos que cobran y que ni siquiera lo pueden justificar por que directamente "NO TRABAJAN, SON UNOS VERDADEROS VAGOS DE LA POLÍTICA Y SE APROVECHAN DE LO QUE LA DEMOCRACIA LES PERMITE".

Hoy en Rafaela tenemos a muchos candidatos en esa situación, cobrando sin cumplir con su trabajo por que están ocupados en la campaña.

Leonardo Viotti, Alejandra Sagardoy, Nahuel Aimar, Marta Pascual, Martín Racca y un par de "sinvergüenzas" más a nivel local, pero no podemos de dejar de nombrar al "pope mayor", al que se lleva todas las fichas, al campeón en estas cuestiones: OMAR ÁNGEL PEROTTI, el mismísimo gobernador de la provincia, que se quiso curar en salud y seguir prendido cuando deje la gobernación y por ello va como Senador Suplente y hace campaña estando ejerciendo la primera magistratura provincial, cobrando por lo que no hace.

A ninguno de estos tipos se les cae la cara cuando a fin de mes van a cobrar sus sueldos sin haber trabajado a conciencia y distrayendo el tiempo en procurar seguir prendidos.

Estos inmorales deben saber que la gente los eligió para que trabajen y cumplan una función, no para que dejen de lado las tareas que deben realizar para tratar de seguir prendidos a la "teta" del Estado y seguir usufructuando al mismo.

La ciudadanía tiene que darle una lección y no votarlos, hay que votar a cualquier otro y si no se encuentra alguien que reúna las condiciones que merezcan nuestro voto, hay que anular el voto para quitarles legitimidad.

No tienen vergüenza, son unos verdaderos inmorales y deben recibir el castigo y la demostración del cansancio que la sociedad tiene con esta clase de personas.

La política no es lo que estos señores hacen, la política es la solución para tener una sociedad mejor, pero estos señores se aprovechan de las fisuras que deja la democracia y no saben otra cosa que hacer politiquería y de la más barata, hay que castigarlos, son unos auténticos inmorales.

Te puede interesar