Kylian Mbappé rompió el silencio y tiembla el mercado de pases: a siete días del cierre, analiza salir de PSG

DEPORTES 24 de agosto de 2021 Por Omar EDEN
images?q=tbn:ANd9GcRa5GrFVa_cAxVIQtItqqxOGkw2lO57kYK3gy4vEqan8rIKSPB_9j8IN3_o13osK62nd9c&usqp=CAU

En medio de rumores y trascendidos por todos los costados a nivel mundial, Kylian Mbappé alzó la voz y, a siete días del cierre del mercado de pases en Europa, el próximo 31 de agosto, dejó abierta la puerta de su posible salida del todopodoroso PSG y se acercó más que nunca al Real Madrid.

En una entrevista exclusiva con la revista Esquire, el delantero que con apenas 22 años ya obtuvo 14 títulos, entre los cuales uno es el del Mundial de Rusia 2018 que ganó con la Selección de Francia, habló de sus inicios, de su familia, de los mejores del mundo en la actualidad, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, y de su futuro, el que maneja con rigor analítico en permanente comunión con su familia.

Mbappé tiene contrato con PSG hasta 2022. Cobra 20,7 millones de euros brutos al año (unos 9,3 millones de euros limpios) y si alguien quisiera interrumpir ese acuerdo para quedarse con su ficha, deberá pagar 180 millones de euros por su cláusula de rescisión. Claro que los dueños del club de París no quieren dejarlo salir y le han hecho distintas propuestas para retenerlo, todas hasta al momento infructuosas, rechazadas por Kylian en el marco de sus dudas a partir de la llegada de Messi y los rumores del desembarco de Cristiano que erosionarían el brillo de su figura.

El ego no es un detalle en la vida de cualquier futbolista. Es muchas veces la llave definitiva que les permite ganarse su lugar en un equipo en medio de tanta competencia, pero mucho menos lo es para las máximas estrellas, y Mbappé lo sabe. “En el fútbol de alto nivel, nadie te hará un hueco ni te dirá que eres capaz de hacer cosas. Depende de ti convencerte de que lo eres. El ego, el amor propio, no es solo un capricho de las estrellas, es también la voluntad de superarse, de dar lo mejor de uno mismo”, dijo, y contó que cada vez que entra en a un campo de juego se dice a sí mismo: “Soy el mejor”.

El mejor, se dice, para trascender en la era de Messi y Cristiano, sobre quienes dijo: “No soy el único que sabe que son los mejores. Todo el mundo lo sabe”, subrayó y puntualizó: “Si te dices a ti mismo que lo harás mejor que ellos, va más allá del ego o la determinación: es falta de conciencia. Esos jugadores son incomparables. Han roto todas las leyes de la estadística. Han tenido diez, quince años extraordinarios”.

Pero admitió que el talento incomparable de los mejores no lo amedrenta sino que lo impulsa. “Siempre te comparas con los mejores de tu deporte, igual que el panadero se compara con los mejores panaderos de su entorno. Veo los partidos de otros grandes jugadores para ver lo que hacen. Sé cómo hacer esto, pero ¿puede el otro hacerlo también? Creo que otros jugadores también me observan. Creo que eso empuja a los futbolistas a elevar su juego, igual que Messi fue bueno para Ronaldo y Ronaldo fue bueno para Messi”.

Faltaba, claro hablar de su presente y ese tiempo está en Francia. “No es el mejor campeonato del mundo”, dijo sobre la Ligue 1. “Pero siempre he sentido la responsabilidad, como jugador emblemático, de ayudar a que la liga crezca”, agregó.

Ahí su presente, pero muchos se preguntan sobre su futuro. Salir de París es una opción que hoy aparece como decisión más importante a la que se enfrenta en su carrera. Reconoce que analiza cada paso de su carrera junto a su familia porque no tiene representante, solo abogados. Ellos intermedian por estos días en el marco de la negociación de renovación con PSG que se extendió por mucho más de lo que a ambas partes les hubiera gustado.

Tal como anticipa la publicación, a sus 22 años, Kylian afronta la decisión más trascendental de su carrera, pero eso no cambia en nada su idea para el futuro. Sobre sus ambiciones profesionales fue terminante: “Ganarlo todo”, dijo y en apenas un puñado de días, cuando cierre el mercado en Europa, se sabrá si ese pulso seguirá latiendo en París y brillará bajo las luces de Madrid.

   

Te puede interesar