Alberto Fernández se reunió en Casa Rosada con intelectuales de Agenda Argentina, su usina de pensamiento político

POLÍTICA 25 de agosto de 2021 Por Brenda Struminger*
NPMI6Q6WANCQ5CHAOJOCWQGKTE

En medio de las fuertes internas en el Gobierno por el escándalo de Olivos en plena campaña para las PASO, Alberto Fernández recibió la Casa Rosada a integrantes de la usina de pensamiento Agenda Argentina, el colectivo configurado en torno a su figura en la previa de las elecciones de 2019. En el cónclave, donde participaron profesionales de distintos ámbitos vinculados al oficialismo, se reivindicó la gestión y hubo un llamado a defenderla aunque “con una mirada crítica” y “sin justificar”.

El evento, celebrado a puertas cerradas este mediodía en el Museo del Bicentenario, giró en torno a la pregunta: “¿En qué país queremos vivir?”. Ante referentes de las agrupaciones que conforman el colectivo de profesionales e intelectuales “albertistas”, junto a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Presidente hizo un repaso de las medidas de salud pública e inclusión social de su gobierno: “Debemos estar muy orgullosos de todo lo que hicimos. Los resultados en la economía se están viendo. El crecimiento empieza notarse”, les dijo Alberto Fernández en una etapa complicada de su administración a los sociólogos, economistas y politólogos que forman parte del Frente de Todos a través de sus agrupaciones, varios como funcionarios o asesores.

En las últimas semanas, el Presidente fue el eje de severas críticas, tanto desde la oposición como dentro del Frente de Todos, por la realización del festejo de cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yáñez, durante el aislamiento obligatorio, el año pasado. Hoy se mencionó la filtración de la foto, que se transformó en el eje de la agenda pública desde fines de julio, aunque “sólo dos segundos, al pasar”, según detalló uno de los participantes.

Hace diez días, después “lamentar” públicamente la reunión social ilegal, que está bajo investigación en la Justicia y que lo enfrentó a un pedido de juicio político en el Congreso, el Presidente dio algunas señales de que mantendrá a su equipo más cercano. En el evento de hoy se volvió a hablar del “error”, pero también fue un intento de fortalecer la figura de Alberto Fernández con dirigentes de su órbita. “Se trató de revalidar un espacio muy genuino de su riñón, el Presidente estuvo dos horas”, dijo un hombre de su entorno sobre el cónclave en la Casa de Gobierno.

Después de aludir al escándalo de Olivos, el jefe del Estado les encomendó a los referentes de las distintas agrupaciones “ser la conciencia crítica del Frente de Todos y salir a dar debates” para “defender” según pudo reconstruir Infobae. También retomó una frase que había enunciado el año pasado, cuando comenzó la gestión: “Si me estoy equivocando, háganmelo saber”.

“El Presidente destacó que el rol de los intelectuales es aportar una mirada crítica y no ser un espacio para justificar los errores que se puedan cometer. Ser la conciencia crítica de este tiempo”, se comunicó desde la Casa Rosada sobre el evento realizado para “intercambiar ideas” con el grupo que busca “contribuir con la elaboración de programas y propuestas que expresen respuestas para los interrogantes teóricos y políticos y en la comprensión de fenómenos sociales novedosos”.

Las fuentes revelaron que hubo referencias a la campaña para las elecciones primarias que se celebran dentro de tres semanas, el 12 de septiembre. El eje rector del evento tuvo una clara similitud con el slogan proselitista de la coalición de gobierno, “La vida que queremos”, pergeñado entre los equipos del Frente de Todos que se reúnen en el centro cultural Complejo C, en Chacarita, de cara a las PASO.

En el encuentro, organizado por el coordinador de Agenda Argentina, el asesor de Jefatura de Gabinete Nahuel Sosa, los miembros de las distintas agrupaciones participaron con el fin de “acercar algunas propuestas para recuperar la idea de acuerdo social en este nuevo contexto sobre ejes de trabajo como economía, juventudes, feminismo y ambiente”.

“La vida que queremos es ser optimistas con realismo. Poder explicar todo lo que hicimos. Hubo un rechazo a la antipolítica. Y una apuesta a la Argentina creativa y solidaria que valora nuestro país”, agregaron los expositores de Agenda Argentina, que se describe como “una iniciativa de una nueva generación de colectivos de pensamiento crítico que pertenecen a los ámbitos académico, profesional, político y cultural”.

Estuvieron presentes dirigentes de El Sur, Comunes, Ueplas, Futuro Mejores, Grupo San Juan, Artigas, Genera, Universidad y Ciencia, Grupo Fragata, Atahualpa, Ieso, CESO, Enac, Usina, Atenea, Ridet e ixd, cuyos militantes hicieron referencia a la “unidad” como “herramienta de transformación”.

Junto al Presidente se sentó el referente más relevante en el Gobierno del grupo, Cafiero, fundador del Grupo Callao, agrupación creada por Alberto Fernández hace dos años mientras se conformaba el Frente de Todos, luego de que Cristina Kirchner lo designara como candidato opositor a Juntos por el Cambio para la Presidencia. A pesar de los intentos desde 2019 de los sectores afines al jefe del Estado para conformar “el albertismo”, Alberto Fernández busca evitarlo desde que asumió. “Es el líder de la unidad, no tiene un espacio propio”, repiten en su círculo íntimo. Sin embargo, la de hoy fue una exhibición de vigor propio tras la ola de cuestionamientos que sacudieron la gestión nacional antes de las elecciones.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar