Condenaron a un abogado como parte de una banda que realizaba usurpaciones

POLICIALES 01 de septiembre de 2021 Por Ramiro FORTIS
ivan-leguiza-abogado-condenado-varios-delitos

El pasado mes de junio se realizaron 15 allanamientos que permitieron desarticular una banda que operaba como una asociación ilícita por lo menos desde el mes de julio de 2019 hasta la fecha, dedicada usurpaciones de viviendas y lotes ubicados en la ciudad de Santa Fe y alrededores, a través del uso de violencia (amenazas con armas e invasiones con menores de edad) o mediante engaños para obtener la posesión de los inmuebles, llegando a utilizar incluso documentación adulterada.

Hasta el momento, más de once personas fueron identificadas e imputadas por las fiscales de la Unidad de Delitos Complejos, Laura Urquiza, Barbara Ilera y Mariela Jimenez. Siete de los imputados ya fueron condenados a través de procedimientos abreviados que dispusieron condenas de tres años de prisión y multas económicas. Las condenas fueron por los delitos de asociación ilícita, usurpación, falsificación de documentos y tenencia de arma de fuego, para uno de ellos.

 En tanto, el abogado Iván Leguiza fue condenado como autor de los delitos de asociación ilícita en carácter de miembro, coautor de usurpación en forma reiterada, coautor de cohecho activo, autor de encubrimiento agravado y autor de entrega indebida de arma de fuego. Leguiza deberá cumplir una condena de tres años de ejecución condicional, no podrá ejercer la profesión por dos años y además deberá abonar una multa de 84.500 pesos y 1.000 dólares.

Usurpaciones
La investigación permitió determinar que la banda era comandada por Juan Pedro “Pato” Calderón, quien fue condenado por narcotráfico en 2017. Calderón, como jefe de la banda, tomaba las decisiones respecto a los domicilios a usurpar, quienes iban a vivir en ellos la manera de asegurar dicha ocupación y la elección de los profesionales intervinientes para prolongar en el tiempo la usurpación.

 Constan en la causa por lo menos siete usurpaciones cometidas por la banda: un inmueble en calle Carranza al 9700 que luego Calderón vendió como propio en 30 mil pesos, una propiedad ubicada en calle Gobernador Freyre al 6500, una vivienda de calle Gorostiaga al 3800 en barrio Los Hornos; esta misma vivienda volvió a ser ocupada por la banda tiempo después a través de un engaño: la confección de un boleto de compra venta falso con el asesoramiento del letrado Víctor Hugo Rosa para hacerlo valer en el juicio por desalojo que se había iniciado en el Juzgado de Circuito 2: en esta misma causa, una integrante de la banda se comunicó con el letrado interviniente en el juicio de desalojo e intentó llevarlo a confusión diciendo que ella era la propietaria del inmueble.

 Otro de los hechos tuvo lugar en mayo de 2021, cuando la banda ocupó una vivienda de calle Pedro Vittori al 4300, cuyo propietario había fallecido en 2016. Además, se apoderaron de los bienes muebles allí existentes -roperos, camas, colchones, heladeras, sillas, etc.- y los llevaron a una vivienda en calle Francia al 5400, que también había sido usurpada a través de amenazas con un arma de fuego.

 En su accionar delictivo, la banda también se apoderó de las escrituras y documentos que acreditan la titularidad de la vivienda de calle Pedro Vittori, y otras ubicados en Sauce Viejo, Laguna Paiva y Nelson. En tanto, otra de las usurpaciones sucedió en julio de 2019, en una vivienda ubicada en pasaje Cayastá al 4800.

 En tanto, en el mes de mayo de 2021, la banda procedió a confeccionar y realizaron dos boletos falsos de compraventa con firmas apócrifas sobre los inmuebles denunciados en la sucesión del dueño de la vivienda usurpada en calle Pedro Vittori: simularon la venta de un inmueble en Urquiza al 6400 por 950 mil pesos, y del inmueble de Pedro Vittori por $3.250.000.

Violencia y armas
Por otra parte, el 1 de febrero de 2021 tres de los imputados agredieron a una menor de edad en una vivienda de calle Alberdi a 4000 en contexto de violencia de género, y agregaron que a raíz del llamado al 911 por esa agresión, los agresores y el abogado Iván Leguiza ofrecieron dádivas al personal del Comando Radioeléctrico para que no de intervención a la Justicia Federal, como había dispuesto el fiscal en turno Estanislao Giavedoni, para hacer desaparecer rastros de un delito relacionado con el narcotráfico. Leguiza se retiró de ese domicilio acompañado por el policía Jonathan Robledo con una bolsa en su poder.

 En tanto, el 2 de junio, día de los allanamientos que permitieron desbaratar a la banda, en un domicilio de calle Rivadavia y Lehman de Recreo, dos de los miembros de la banda tenían en su poder dos pistolas calibre 9mm con cargador para 12 y 11 cartuchos respectivamente, y dos cajas de municiones. A uno de ellos, además de la tenencia indebida de estas dos armas de fuego, se le atribuyen dos hechos de amenazas calificadas: haber efectuado disparos contra una vivienda ubicada en España y Santiago de Chile, también en Recreo, el pasado 12 de enero, y haber amenazado a una familia de la misma ciudad el 21 de febrero cerca de las 7 de la tarde.

 Por último, a Leguiza se le atribuyeron también delitos vinculados con armas de fuego, cometidos desde marzo de 2021. Por un lado, tenía bajo su cuidado un arma tipo ametralladora de Cristian Carpenzano, mientras este cumple una condena a prisión efectiva en la cárcel. Además, también desde marzo de 2021, hizo entrega de armas de fuego de distinto calibre y municiones a tres de los implicados en la causa de usurpaciones, aún sabiendo que estos no tenían habilitación para tener o portar armas.

Fuente: Aire de Santa Fe

Te puede interesar