Comienza el juicio oral por la causa Bolsafe Valores, la mayor estafa que tuvo Santa Fe

JUDICIALES 02 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
bolsafe-funciono-san-jeronimo-y-la-esquina-juan-garay-actualmente-se-encuentra-abandonado-el-edifici

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe dio inicio este jueves al juicio oral de la causa Bolsafe Valores que investigó la administración fraudulenta de la firma que desapoderó de sus bienes a 408 ahorristas por lo que ocasionó un perjuicio económico de más de 250 millones de pesos. El debate se da ante un tribunal conformado por los jueces José María Escobar Cello, Luciano Lauría y Guilermo Sutter Schneider.
 
Las pruebas del caso serán expuestas por el fiscal general, Martín Suárez Faisal, quien será asistido por los integrantes de la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos) y los abogados querellantes, Leandro Corti, Carlos Reyna y Enrique Muller, que representan a gran parte de los damnificados del caso.

 Por su parte, en el banquillo de los acusados estarán las nueve personas que fueron imputadas en la etapa de instrucción de la causa: Mario Rossini, Mercedes Leiva y Omar Rossini, los cuales fueron integrantes del directorio de la firma; y las empleadas Marisa Laura Valdéz; Patricia Lorena Berrino; María Lorena Molinas; Daniela Reatti; Carolina Fany Pavarin; y Miriam Sabella.

De las personas acusadas, solo Omar Rossini y Leiva contarán con asistencia técnica particular, ya que serán defendidos por el abogado penalista, Luis Hilbert. Mientras que el resto será representado por los abogados oficiales coavyudantes, Mariana Rivero y Hornos y Mariano Rosatti.

 El juicio tiene previsto que declaren 176 testigos que darán su testimonio durante varias audiencias que fueron fijadas en distintos tramos. Durante el mes de septiembre se llevarán a cabo los días 2, 3, 9, 10, 23 y 24. En octubre los días 7, 14 y 28, y en noviembre: 11, 12, 25 y 26.

Cargos
Al debate Mario Rossini llega acusado en calidad de "coautor de los delitos de administración fraudulenta durante el período comprendido entre el 1° de septiembre de 2003 hasta fines de diciembre de 2012, y captación de ahorros públicos e intermediación no autorizada en el mercado bursátil, agravada por el uso de medios de difusión masiva".

En lo que respecta a Rossini (Omar) el imputado se encuentra acusado de ser también "coautor del delito de administración fraudulenta por haber sido miembro del directorio y vicepresidente de Bolsafe entre diciembre de 2006 y mayo de 2011". Con la misma figura será juzgada también Leiva pero con la agravante de haber presuntamente realizado "captación de ahorros públicos e intermediación no autorizada en el mercado bursátil, agravada por el uso de medios de difusión masiva".

 A su vez, el resto de las mujeres imputadas se encuentran acusadas como partícipes primarias de delitos de "administración fraudulenta y captación de ahorros públicos e intermediación no autorizada en el mercado bursátil, agravada por el uso de medios de difusión masiva".

El inicio
El caso que llega a juicio este jueves, forma parte de un largo camino judicial que se inició a finales del 2012 en la Justicia provincial, cuando una serie ahorristas (en total 26) denunciaron a la firma por no hacer entrega de sus acreencias (títulos, bonos o dinero) que habían depositado en Bolsafe.

 Por esas denuncias, se inició una causa en el Juzgado de Instrucción Penal N°2, a cargo del entonces juez Nicolás Falkenberg, y de la que también participó el fiscal N°1, Carlos Rolando. Ambos funcionarios provinciales desarrollaron una investigación que terminó con la detención de Mario Rossini y su posterior procesamiento por “administración fraudulenta reiterada”.

 Meses después, el fiscal Rolando consideró que la pesquisa estaba agotada por lo que pidió al magistrado la elevación a juicio. Sin embargo, con el devenir de la investigación, una denuncia presentada en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos hizo que el fiscal federal Walter Rodríguez, solicite tener intervención en la causa por lo que pidió a la Justicia provincial inhibirse tras entender que los delitos investigados correspondían a la Justicia federal. Tal planteo tuvo lugar en la Cámara de Apelaciones de Santa Fe por lo que la investigación cambió de fuero y se radicó en el Juzgado Federal N°2 a cargo del juez Francisco Miño.

De una cuenta a otra
De la investigación que construyó el fiscal Rodríguez, junto con los abogados querellantes y los integrantes de la Procelac, Gabriel Pérez Barberá y María Laura Roteta, se estableció primero que el número de damnificados alcanzó por lo menos 408 personas cuyos ahorros se esfumaron de la entidad que tenía como casa central un edificio de San Jerónimo y Juan de Garay, en la zona del microcentro.

 En este sentido, la Fiscalía acusó a Rossini y los integrantes de su directorio de haber pergeñado una maniobra fraudulenta mediante la cual, de manera sistemática y organizada a lo largo del tiempo, procedió a desapoderar a los clientes de sus acreencias que le confiaron a la empresa que para ese momento era regulada, por el Mercado de Valores del Litoral S.A., un organismo encargado de controlar el desempeño de las entidades como Bolsafe Valores.

La maniobra fraudulenta, según estimaron los investigadores, fue realizada mediante transferencias de los títulos (de los clientes) a una cuenta del banco Galicia. Se trata de la N°472207, que estaba a nombre de Bv Emprendimientos, también vinculada a Rossini. Dichos títulos, tuvieron luego como destino otras cuentas bancarias que permitieron a Rossini convertir esos depósitos en dinero en efectivo que fue extraído del Galicia por medio de efectivo o en cheques.

 Tales maniobras causaron, según estableció una pericia, un perjuicio económico de 251.036.455,21 pesos que a valor actual oscilaría los $9.216.000.000, según un cálculo realizado meses atrás por los abogados querellantes.

La ruta del dinero
Por la pesquisa económica se abrieron en total tres causas. Una que apunta a las maniobras fraudulentas y que es la que se ventila a partir de este jueves en el Tribunal Oral con nueve personas imputadas.

 La otra investigación, que fue elevada a juicio en 2018, tiene como eje el lavado de activos que se pudo generar con el dinero que se fugó de Bolsafe Valores. Por esa causa, se encuentran imputados el propio Mario Rossini, el mandatario bursátil, Antonio Iturrioz, el contador público, Leonardo Perrotta, y Favio Carlos Meijome.

 En tanto, el tercer tramo de la investigación tiene como imputados a tres ejecutivos del banco Galicia que fueron acusados de haber facilitado de los medios para poder concretar el delito de lavado de activos.

Fuente: Aire de Santa Fe. Nota de  IGNACIO MENDOZA

Te puede interesar