Argentina se lució con un gran triunfo ante Venezuela y da pasos firmes hacia Qatar 2022

DEPORTES 03 de septiembre de 2021 Por Omar EDEN

La Selección argentina tiene las ideas claras y este jueves lo volvió a demostrar. Ante Venezuela, y en Caracas, reapareció tras la conquista de la Copa América y lo hizo de gran manera con un contundente 3-1. Los goles los hicieron Lautaro Martínez, Joaquín y Ángel Correa; en la Vinotinto se fue expulsado Adrián Martínez, quien le pegó un terrible planchazo a Lionel Messi.

El equipo de Lionel Scaloni era favorito en la previa y lo demostró a lo largo de los 90 minutos. Pese a que la temporada recién comienza y la gran mayoría de los futbolistas apenas sumó un puñado de partidos en sus equipos, la Selección mostró una muy buena versión y remarcó que el principal objetivo es clasificarse al Mundial de Qatar 2022.

Lionel Messi fue titular y asustó a todos. Iban 27 minutos del partido cuando le pegaron una patada escalofriante, brutal, de las mas duras de su carrera, que preocupó al mundo del fútbol. Martínez, que recién había ingresado por José Velázquez, entró y le fue con todo a la pierna izquierda.

Leo quedó tendido sobre el campo de juego durante varios minutos. Sus compañeros no lo podían creer. Todo el mundo del fútbol que seguía la transmisión entró en alerta. Fue tan feroz la patada que casi lo fractura. Lo que más preocupó es que Messi suele levantarse rápidamente cada vez que recibe una falta, pero esta vez estuvo varios minutos, con gestos de mucho dolor.

El susto por la patada duró poco porque la Selección se reacomodó en la cancha y a los minutos abrió el marcador. Tras un hermoso pase de Gio Lo Celso, Lautaro quedó cara a cara ante Wuilker Faríñez y no falló. Gran tanto del delantero del Inter, que venía de hacer una buena Copa América en la que se había mostrado un tanto errático en los mano a mano.

Argentina salió a la cancha con la base que conquistó Brasil. En ofensiva, tres hombres potentes: Messi, Lautaro y Ángel Di María. Si algo se nota en este equipo es que el mecanismo de juego mejora notablemente con el paso del tiempo. Y lo interesante es que las variantes se muestran activas y con mucho poder de gol. Joaquín y Ángel Correa hicieron los otros dos tantos, que llegaron tras muy buenas jugadas colectivas.

En el complemento, Argentina bajó la intensidad, como le pasó en muchos partidos de la Copa América también. Incluso Venezuela casi lo empata con un derechazo de Soteldo que se desvió en el camino y salió al lado del palo derecho de Emiliano Martínez, que no tuvo demasiado trabajo.

Quizás en el momento que menos lo buscó, Argentina sentenció el resultado en un ráfaga y con dos golazos de jugada colectiva, coronados por los dos primeros cambios que había metido Scaloni. Primero triangularon Messi, Lautaro Martínez y Joaquín Correa, que definió bárbaro contra un palo. Y enseguida tuvo los dos primeros protagonistas, sumado a Ángel Correa, que capturó un rebote de Fariñez y empujó al arco vacío.

Faríñez le tapó un par de opciones más a Messi, que no pudo convertir su gol en Caracas y solo quedó tiempo para el protagonismo de siempre del VAR, que le permitió a Soteldo marcar el descuento “picando” un penal que le cometieron a él mismo, con algo de dudas. Dibu Martínez hasta felicitó al delantero venezolano por su valentía y definición.

Argentina llega muy bien plantado al duelo con Brasil para el próximo domingo a las 16 en San Pablo. La última vez que se vieron las caras fue triunfo para la Selección y festejo en el Maracaná. ¿Se repetirá la historia? Este equipo demostró que tiene personalidad e ideas claras para resolver situaciones complicadas. El camino a Qatar 2022 es cada vez más firme.

Te puede interesar