El tramo final de la campaña de Juntos por el Cambio, con tensiones por la foto de la unidad y el búnker del domingo

POLÍTICA 05 de septiembre de 2021 Por Ricardo Carpena*
HWFIOIPORRGU3NCJFGL736ZCHE

En la cuenta regresiva de las PASO, la última semana de la campaña de Juntos por el Cambio en la Capital y en la provincia de Buenos Aires ya está definida. Lo que aún se mantiene en duda es qué pasará la noche del domingo 12 luego de la votación, una instancia clave porque el discurso y la foto de ese momento tienen una fuerte importancia simbólica y política para la imagen que se le quiere dar al electorado ante los comicios generales del 14 de noviembre.

Los precandidatos porteños de las tres listas en competencia (María Eugenia Vidal, Ricardo López Murphy y Adolfo Rubinstein) esperarán los resultados en Costa Salguero, el búnker de JxC para ambos distritos. Eso es lo que aseguraron a Infobae en el comando de campaña vidalista, pero lo extraño es que, a sólo una semana de las primarias, ni López Murphy ni Rubinstein fueron invitados aún a compartir el mismo espacio para seguir el desarrollo del escrutinio.

Más enrarecido es el panorama entre los postulantes de Provincia: Diego Santilli estará presente en Costa Salguero, pero Facundo Manes, su adversario radical, monitoreará la jornada electoral desde un espacio de Vicente López con los integrantes de su lista y dirigentes como su hermano Gastón y Maximiliano Abad, titular de la UCR bonaerense.

“El 13 vamos a estar tomando un café, sea cual sea el resultado, porque el próximo paso es ganarle al kirchnerismo en 2023”, dijo ayer Manes, pero Santilli le propondrá reunirse la misma noche del domingo 12. “Gane quien gane, no hay que especular. Es importante que demos cuanto antes una imagen de unidad contra el kirchnerismo porque la sociedad nos está mirando y nos va a facturar si no nos juntamos”, afirmaron a Infobae en Juntos.

Las conversaciones para lograr el mismo domingo una foto Manes-Santilli quedaron en manos de Jorge Macri, por la lista de Juntos, y de Abad, por la de Dar el Paso, más el jefe de la Coalición Cívica de la Provincia, Andrés De Leo.

La relación entre los precandidatos bonaerenses de JxC que competirán en las PASO volvió a tensarse la semana pasada luego de que Manes acusó a su rival por llevar adelante “una campaña para invisibilizarme”. “Lo que queremos hacer es intercambiar ideas, pero algunos responden con campañas sucias y rompiendo nuestros carteles”, sostuvo.

Mientras sigue la incertidumbre sobre la foto de la unidad, los estrategas de las campañas de Vidal y de Santilli ya tienen diseñada la estrategia para los últimos días de actividad proselitista hasta el viernes 10, en que comenzará la veda electoral y quedarán prohibidos los actos, las declaraciones de propaganda política y la publicación de encuestas.

Los candidatos de Juntos por el Cambio de Capital y Provincia no coincidirán en ningún momento para hacer campaña juntos, tal como sucedió hasta ahora, pero sí compartirán algunos ejes discursivos: el principal, que iniciaron en las últimas horas, es una fuerte apelación al voto a los ciudadanos para evitar que disminuya la concurrencia a las urnas. Lo harán en un doble sentido: para asegurar que concurrir a votar es seguro y no aumenta los riesgos de contagios, pero también para destacar lo que significa como compromiso cívico y como una forma de “decirle basta al kirchnerismo”.

Vidal tendrá un último tramo de la campaña intenso, con recorridas de punta a punta de la Ciudad, con mucha presencia en los espacios públicos como plazas, parques y mercados (que en el larretismo consideran “una marca del buen gobierno en estos años”). La precandidata de Juntos Podemos Más estuvo ayer con Horacio Rodríguez Larreta y Emmanuel Ferrario (primer candidato a legislador porteño) arengando a militantes de JxC en el Parque Las Heras.

Los estrategos porteños prevén que Vidal y sus compañeros de lista hagan fuerte hincapié en las propuestas legislativas, presentadas la semana pasada, para salir de los temas de coyuntura y confirmar la predisposición a impulsar ideas concretas para “mejorarle la vida” a la gente. “Hay que subirle la vara a la campaña”, señalaron.

También estarán presentes en esta última semana de actividades proselitistas, tanto en el caso de Vidal como en el de Santilli, las mismas figuras nacionales que participaron del primer tramo de la campaña: Mauricio Macri, Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Martín Lousteau y Miguel Angel Pichetto. Todavía no está claro si todos participarán en los actos de cierre de ambos candidatos, aunque se harán en días distintos: Vidal lo haría el miércoles y Santilli, el jueves.

La precandidata porteña le pondrá fin a su campaña en un acto al aire libre y con distancia social que, como dato novedoso, contará con la presencia de vecinos que participaron de los encuentros que organizó en las últimas semanas.

En el equipo de Vidal aseguraron que no hará falta reforzar su presencia en algún barrio en particular en donde tengan medidos menos votos. “Estructuramos la campaña en tres segmentos geográficos, Sur, Centro y Norte, y María Eugenia estará en lugares de alta concentración de gente como avenidas y centros comerciales”, sostuvieron.

Para los miembros del comando de campaña de Santilli, la agenda del final de la campaña parece más clara: mañana estará en Campana, el martes en Mar del Plata y Bahía Blanca (en ambos casos con Rodríguez Larreta), el miércoles en Almirante Brown y en La Plata, y el jueves, el cierre en un distrito gobernado por el PRO como Lanús o Tres de Febrero, con la participación de los intendentes del espacio y figuras nacionales de Juntos por el Cambio.

Cerca del precandidato de Juntos destacaron a Infobae que percibieron mucho malestar contra el Gobierno en el interior provincial: “De lo único que se habló en Tandil, Mar del Plata o Azul fue del cierre de las exportaciones de carne”, admitieron. Por eso antes de la veda Santilli insistirá con las propuestas para el campo y la agroindustria.

Los últimos spots mostrarán a Santilli y Rodríguez Larreta exhortando a la gente a ir a votar y con los mismos ejes en que se apoyó toda la campaña: la educación, el trabajo, la lucha contra la inseguridad y la experiencia en la gestión.

En el santillismo están entusiasmados porque las encuestas confirmarían que mejoró la intención de voto del precandidato de Juntos en el interior bonaerense donde hasta ahora tenía más peso Manes. “Se empezó a dar vuelta la tendencia”, confiaron. Santilli volverá a lugares que ya visitó, como La Plata, Bahía Blanca y Mar del Plata, para consolidar sus chances. Y su figura se afianzó, según sus asesores, en la Primera y en la Tercera Sección Electoral.

La organización tan aceitada de la campaña opositora se desdibuja cuando llega al domingo de las PASO. Ese día todavía hay demasiadas dudas sobre qué harán los precandidatos luego de emitir su voto. ¿Estarán unidos o separados para seguir el escrutinio? ¿Habrá foto conjunta cuando se conozcan los resultados? ¿O será al día siguiente? Demasiados interrogantes para un espacio que deberá estar codo a codo para pelearle al kirchnerismo las elecciones de noviembre.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar