Perotti volvió a jugar para Perotti y nuevamente fue "ni"

POLÍTICA 19 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
f608x342-1106998_1136721_0

Este jueves, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti tuvo que destinar más tiempo del que pretendía a su teléfono. Esperaba que fuera una jornada con muchos mensajes y llamados, pero por otros motivos. Es que el festejo de su cumpleaños número 62 se vio alterado por la crisis que estalló en el Frente de Todos (FDT), producto de unas elecciones que para el rafaelino fueron muy positivas.

Fiel a su estilo, el mandatario santafesino no se involucrará de manera directa en el conflicto abierto entre Alberto Fernández y el kirchnerismo. Se siente mucho más cómodo con el primero, pero necesita del espacio que responde a Cristina para recortarle distancia a Juntos por el Cambio (JxC) en noviembre.

  

Si la intención de Perotti en la campaña hacia las generales era provincializarla lo máximo posible, la crisis nacional terminó de convencerlo. La oposición intentará embarrarlo, pero se mantendrá firme y concentrará sus esfuerzos en unificar posturas dentro del justicialismo, aunque sin la participación del sector de Agustín Rossi, que tiene los días contados en el Gobierno provincial.

"Hay funcionamientos que me gustaría que se vayan adecuando a una nueva etapa", afirmó el gobernador en una entrevista concedida el lunes por la noche a Canal 3 de Rosario. No lo dijo allí, pero quienes cubren la política santafesina no debieron hacer demasiado esfuerzo para saber quiénes son los apuntados: los ministros de Gobierno Roberto Sukerman -del ala rossista- y de Cultura Jorge Llonch -esposo de la vicegobernadora, que enfrentó a Perotti en la interna-.


Ni Sukerman ni Llonch participaron de la reunión de gabinete realizada el lunes por la tarde en el primer piso de la Casa Gris. En esa instancia, con vista directa a la plaza 25 de Mayo de la ciudad de Santa Fe, el gobernador trazó un balance de la jornada electoral y le pidió a sus colaboradores el máximo de los esfuerzos para achicar los 10 puntos que le sacó JxC al FDT en las PASO.

Por ahora es aventurado confirmar quiénes serán los nuevos ministros. Los cambios operarán recién después de las generales, según aseguran desde el entorno de Perotti. De los cargos vacantes, el más preciado es el de Gobierno, desde el que se digitan aspectos operativos de la gestión.

Peones propios o gestos de apertura hacia el resto de las tribus del peronismo, esa es la cuestión. Del primer grupo sería número puesto el actual senador -e histórico ladero de Perotti- Roberto Mirabella, pero hoy encabeza la lista de aspirantes a diputados nacionales. Nada que igualmente la política no logre justificar.

Elegir una persona por fuera de su círculo íntimo sería tal vez la jugada más inteligente de Perotti, teniendo en cuenta que al peronismo le asoma una elección muy difícil en 2023. La gran elección del radicalismo dentro de JxC hace prever cambios en la conducción de ese frente, con la muy probable chance que se arme allí un “frente de frentes”, es decir, una gran alianza opositora al justicialismo.

Con información de MDZ
 
 
 
 

Te puede interesar