Golpe al timón económico: cuáles son los costos de los cambios que pide Cristina Kirchner

POLÍTICA 20 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Cristina-Fernandez-de-Kirchner-2508

Los cambios en el Gabinete de Alberto Fernández evidenciaron el avance de poder de Cristina Kirchner dentro de la coalición de gobierno. Si bien el ingreso de nuevos nombres se dio en áreas diferentes, la certeza que dejó la crisis política del Frente de Todos fue que tras el revés electoral de las PASO la vicepresidenta busca profundizar su injerencia en la campaña de cara a las elecciones generales de noviembre. 

En este escenario, uno de los primeros planteos fue la necesidad de darle un giro a la gestión económica y poner dinero a la calle para seducir al electorado. De acuerdo a la agencia NA, el giro de timón en la estrategia económica que impulsa la exmandataria representaría un aumento del gasto equivalente a 1,3 punto porcentual del Producto Bruto, que implicaría una emisión de 550.000 millones de pesos extra hasta fin de año.

La estimación fue presentada por la consultora Invecq en un informe en el cual alertó que llevar a cabo ese propósito generaría «desorden cambiario y una aceleración inflacionaria que, partiendo de niveles del orden del 50% podrían poner a la nominalidad de la economía argentina en una senda muy peligrosa». «El mercado tiene elementos para ser optimista y pesimista al mismo tiempo», señala el documento publicado tras la misiva del último jueves de Cristina Kirchner.

Ante este escenario, la entidad dirigida por Esteban Domecq señaló que el documento difundido por la vicepresidenta «hizo nítidos los motivos de la interna en materia económica», al poner en evidencia el diagnóstico del «ala más dura de la coalición».   «Cristina Kirchner está pidiendo públicamente un golpe de timón en la estrategia económica que implicaría, concretamente y según nuestras proyecciones fiscales, un aumento del gasto público respecto del plan de Guzmán de aproximadamente 1,3 puntos porcentuales del PBI», aseguró el análisis.

Asimismo, la  entidad precisó que esa inyección de recursos «equivale a unos 550.000 millones de peos extra hasta fin de año» y agregó que significaría «un monto enorme de dinero, lo que vuelve más riesgosa aún a la estrategia es lo concentrado en corto tiempo que sería la inyección de recursos dado que las elecciones definitivas son en exactamente dos meses».

Invecq consideró que el reclamo de Cristina Kirchner «no se limita exclusivamente a los meses que quedan hasta la elección definitiva, sino que en otras palabras está exigiendo una revisión completa del presupuesto 2022». «Nuevamente la exigencia de la presidenta del Senado es abandonar la disciplina fiscal y garantizar las políticas de demanda necesarias para mejorar los ingresos de los individuos», concluyó.

La consultora manifestó que «no se tiene en cuenta es que aumentar los ingresos nominales de las personas no implica que se incrementen en términos reales», y advirtió que el efecto podría ser el contrario. «Es más probable que la inyección fiscal y monetaria genere un desorden cambiario y una aceleración inflacionaria que, partiendo de niveles del orden del 50% podrían poner a la nominalidad de la economía argentina en una senda muy peligrosa», concluyeron. 

 

 

Con información de www.elintransignete.com

Te puede interesar