Los ángeles de Alberto

OPINIÓN 25 de septiembre de 2021 Por Nazareno Etchepare*
ilustracion-1234990

Divorcio presidencial

El resultado de las las primarias tuvo el impacto imaginable puertas adentro de la coalición de gobierno. La crisis venía de algún tiempo atrás, cuando el 26 de octubre pasado, el día anterior a que se cumplieran 10 años del fallecimiento del ex Presidente Néstor Kirchner, la Vicepresidente Cristina Fernández habló de “los funcionarios que no funcionan”.

En este sentido, Cristina le dio un mensaje al Presidente Alberto Fernández, primero a través de la gobernadora Alicia Kirchner, quien pidió la renuncia de su gabinete con el objeto de oxigenar su gobierno. Luego hizo lo mismo en la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, a quien sus ministros pusieron su renuncia a disposición. En ese mismo contexto,  funcionarios como el Ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, la titular del PAMI Luana Volnovich, el Ministro de Justicia Martín Soria y la Directora del ANSES Fernanda Raverta siguieron ese ejemplo con el fin de meterle presión al primer mandatario.

Como si esto fuera poco, La Diputada Fernanda Vallejos calificó al Presidente de “Ocupa y mequetrefe”, que “Se tiene que allanar a la voluntad de Cristina” y que ella “Es la representación de la voz del pueblo argentino”. Lo cierto es que como veremos, los renunciados no se fueron, todo siguió igual; suerte diferente corrieron los que no renunciaron. En efecto, el divorcio político estaba en marcha.

Mandíbulas y bocados

El anuncio del nuevo gabinete vino acompañado del regreso de las glorias del pasado. La designación de Juan Manzur como Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández Ministro de Seguridad, Wado siguiendo en Interior, Katopodis en Obras Públicas, Zabaleta en desarrollo social, Julián Domínguez como nuevo Secretario de Agricultura, Daniel Filmus Ministro de Ciencia, y la continuidad de Soria y Cabandié, intenta ser ese oxígeno que le faltaba a esta gestión. El cambio de nombre en la Bio de Twitter de la Vicepresidente, antes Cristina Fernández y ahora Kirchner, acompañando de estas designaciones; son una clara referencia a un equipo al que le falta la incorporación de Julio De Vido para que digamos que estamos frente al regreso del “Team Néstor”.

La designación de Santiago Cafiero como Canciller, no representaría un gran desafío, pues solo tenemos relaciones con Cuba, Venezuela e Irán. Restemos Rusia, porque Putin no cumplió con las vacunas, Ortega de Nicaragua dijo que Alberto es un “instrumento del imperialismo norteamericano”, y las relaciones con China las administra directamente Cristina a través del embajador Sabino Vaca Narvaja. Con Aníbal en el gabinete la inseguridad ha vuelto a ser una sensación y tendremos menos pobres que Alemania, pues ahora todos estaremos pendientes del informe de pobreza del Federal Statistical Office, Statistisches Bundesamt.

La Oposición, la tercera fuerza y el abrazo de Oso, digo de Pato

En medio de esta escaramuza, la oposición mantuvo un prudente silencio, salvo algunos como Elisa Carrió que habló de “golpe” de Cristina. ¿Cuál sería el golpe institucional? Acá con toda furia hay una pelea de un matrimonio político. Sabemos que es tentador repetir ante las cámaras “Coup d'état”, pero este no sería el caso. La oposición sigue con sus propias peleas.

El Ex Presidente Mauricio Macri, descubrió que su nivel de imagen es mejor que el de Cristina dos años después de ser Presidente. Es lógico que éste quiera volver a ser y opera a través de de su aliada Patricia Bullrich; quien sueña que Mauricio no sea y le deje el puesto de candidata. Mientras tanto la ex Ministra se encargó que la magia liberal, libertaria y ultraconservadora dure poco.

El abrazo de Pato a Javier Milei no busca otra cosa más que ahogar a las fuerzas emergentes y convertir al economista en un nuevo Luis Zamora. Los referentes de Juntos por el Cambio hicieron su cubre, pero a la hora de la foto nos dijeron que son el club de los mismos de siempre. Fueron derrotados por Carolina Losada en Santa Fe, pero en lugar de integrarla la mandaron al fondo de la foto de camaradería. Ricardo López Murphy, que lo necesitan para que no se los coma Javier Milei, casi que le dan una escoba y lo mandaron al fondo de la foto. Sin embargo tienen el privilegio protagónico Mario Negri que perdió contra Luis Juez, María Eugenia Vidal que es pianta votos y los lilitos que no tienen representación alguna. Todo esto evidencia que aún no hay una sincera vocación de ampliar al principal espacio opositor.

 

 

* Para Perfil

Te puede interesar