El Gobierno dilata los grandes actos a la espera de que mejore el humor social y prepara una campaña corta

POLÍTICA 27 de septiembre de 2021 Por Brenda Struminger*
Y6Q4R3WQTBCIBBZ6SN4QJYPI2U

A cinco días del inicio oficial de la campaña, el Frente de Todos dilata la organización de grandes actos y apunta a una carrera proselitista corta. A diferencia de la previa de las PASO, tras la derrota se evitarán los grandes despliegues y se le dará preponderancia a eventos de menor escala, orientados a la gestión, en paralelo a la inyección de fondos y la inauguración de obras para convencer a los desencantados que no fueron a votar o que se “fugaron” a otras fuerzas políticas. Mientras tanto, los principales referentes y los candidatos del Frente de Todos mantendrán un perfil muy bajo y se evitará realizar mediciones de opinión pública.

Antes de que comenzara formalmente la campaña para las PASO había apuro en el Frente de Todos por arrancar la carrera. De hecho, los primeros actos proselitistas empezaron semanas antes de la fecha oficial que marca el calendario electoral. El mismo día del cierre de listas, el 24 de julio, se organizó una anunciada ceremonia política en Escobar, con el intendente local kirchnerista, Ariel Sujarchuk, como anfitrión, donde los principales socios de la coalición, Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa se apostaron en un llamativo escenario junto a los candidatos en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

Ahora, con la derrota en las Primarias y la batalla interna que terminó redefiniendo el Gobierno en el pasado cercano, el oficialismo decidió que el camino a las elecciones generales se oriente en sentido opuesto. “Vamos a gestionar y a comunicar gestión. No va a haber comunicación política. Se acabaron los discursos largos hablando a los propios en actos grandes”, dijo un funcionario que integra el armado de la campaña.

En esa tesitura se entiende que aún no haya preparativos para el próximo jueves, la fecha de comienzo oficial de la campaña según el calendario electoral. “Esto se va a mantener más allá de los plazos. Va a ser una campaña corta, los actos van a quedar para el final, y el éxito que se muestre va a depender de la gestión previa”, dijo un funcionario nacional. Por ahora “no hay nada político” armado para el 30 de septiembre, señalaron fuentes nacionales y bonaerenses. En el Gobierno adelantaron que sí está previsto un “super anuncio de gestión” nacional, sin dar mayores detalles. Entre mañana y el martes habrá conversaciones sobre cómo encarar esa jornada.

Sólo una “demostración de amor”

La estrategia de comunicación se definió el jueves, después del acto multitudinario que encabezó Alberto Fernández junto a Axel Kicillof y Máximo Kirchner en José C. Paz, y que se planteó como el relanzamiento proselitista del Frente de Todos. El Presidente había convocado a asistir a esa ceremonia política durante la jura de ministros del lunes en el Museo del Bicentenario, para sanar heridas frente a la militancia después del cimbronazo electoral. Pero, a diferencia del comienzo de la carrera para las PASO, no estuvieron presentes los otros socios principales de la coalición, Cristina Kirchner y Sergio Massa.

Este sábado, con las cartas de la estrategia proselitista ya barajadas y repartidas, en el Gobierno relativizaron la relevancia de esa manifestación en la campaña para las generales. “En realidad no fue un relanzamiento, sino más bien una invitación puntual de Mario Ishii (por el intendente local). Él se hizo cargo de todo y le puso su propia impronta típica”, dijeron en la Casa Rosada. “Fue una demostración de amor post-derrota más que un acto político”, aclararon, en el mismo sentido, en la Provincia.

Según pudo saber Infobae, Sergio Massa había dado la instrucción a los dirigentes del Frente Renovador de enfocarse “sólo en la gestión” para “trabajar y resolver los problemas de los argentinos”. Inclusive “prohibió” a su equipo realizar reuniones de campaña, según detallaron en su entorno.

Cada provincia organizará la campaña a su manera, como publicó Infobae, y cada gobernador o candidato local, en el caso de los distritos opositores, dispondrá su propia agenda. En la Nación ya avisaron que el jefe de campaña será el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien llegó a la Casa Rosada convocado por Alberto Fernández en acuerdo con los jefes provinciales del PJ y se lanzó a “reactivar” la administración, en contraste con la etapa anterior, dirigida por el actual canciller Santiago Cafiero. También tendrán un rol importante en el armado nacional el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, y sus pares de Obra Pública, Gabriel Katopodis, y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

En Buenos Aires, el distrito más importante del país donde estarán enfocados todos los esfuerzos, descartaron que el nuevo jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, vaya a ser el jefe de la campaña bonaerense: “Va a ser colegiado, como siempre”, dijeron fuentes provinciales. Destacaron que se retomará la estructura central de campaña de 2019, con Axel Kicillof, Máximo Kirchner y Sergio Massa como actores centrales, con participación del ahora ex intendente de Lomas de Zamora. El jueves fue el primer encuentro de la “mesa original”, como la describieron en La Plata. “Desde ya que va a haber coordinación con la Nación, pero el comando bonaerense ya no va a estar cooptado por la estructura de campaña que se bajó desde el Complejo C para las PASO”, deslizó un funcionario.

Encuestas cero

En la misma tónica austera tras el golpe electoral, el Gobierno decidió dilatar las mediciones de opinión pública. Creen que los números en las encuestas, hoy, darían resultados negativos o peores que los porcentajes que arrojaron PASO, donde perdieron en algunos casos por más de 10 puntos, y amenazarían los ánimos internos. El escenario empeoró con el blanqueo en público, como nunca, de las disputas internas.

“La semana de la derrota fue un hervidero, con el conflicto a flor de piel. Fue todo muy pornográfico y hubo mucho ruido. Si hacemos estudios hoy, van a estar contaminados. Hay que dejar pasar unos cuantos días”, dijo a Infobae un armador electoral del oficialismo.

Con ese diagnóstico en mente, en el Gobierno esperarán para evaluar el posicionamiento del Frente de Todos. Ansían que la batahola política pase a un segundo plano en la memoria colectiva, mientras aspiran a mejorar la intención de voto frente de Juntos por el Cambio con la recién estrenada estrategia comunicacional de los dirigentes, la batería de medidas económicas y el “nuevo ritmo” de la gestión.

Sin embargo, algunas voces admiten un temor: que la derrota en sí misma tenga un impacto negativo “continuado” en la opinión pública. “Los resultados tienen un efecto de manual: el ganador crece, y el perdedor baja. El éxito embellece, el fracaso afea”, sintetizó un armador del Frente de Todos. Por ahora, no hay una fecha predeterminada para activar los termómetros de opinión pública. “No es momento de hacer focus group, sino de actuar. Después se verá qué dan las cifras”, dijeron.

De todas formas, se realizan análisis en retrospectiva, para detectar quiénes evitaron ir a votar y acercarse de manera quirúrgica al territorio. Por estos días, candidatos y punteros de cada sección electoral bonaerense analizan con minuciosidad los punteos de padrón de cada localidad para averiguar dónde están los ciudadanos que se quedaron en sus casas el domingo 12 de septiembre. El mayor énfasis está puesto en la Provincia de Buenos Aires, en la Primera y la Tercera sección electoral.

También indagan sobre los motivos por los que hubo una baja asistencia, un problema que algunos habían pre-diagnosticado pero que se terminó menospreciando en la antesala de las PASO. Hoy, de acuerdo a los sondeos cualitativos, en el oficialismo creen que la baja participación se debió al mal clima ese día, a la pandemia, al hecho de que los vecinos sentían “que no había nada en juego” porque eran elecciones primarias legislativas, y al “malestar generalizado” por la situación económica.

Nuevo ritmo

Mientras los candidatos y los principales dirigentes bajan el perfil, Juan Manzur, nuevo Jefe de Gabinete entrelaza los encuentros de gestión con los territoriales, con un ritmo hiperactivo que inició el martes y prolongó hasta el sábado. Ayer a la mañana, el gobernador tucumano de licencia estuvo con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para definir modificaciones a la polémica suspensión de la exportación de la carne; después visitó el plenario de la Militancia del Movimiento Evita, donde lo recibieron en la mesa central su titular, Emilio Pérsico y el funcionario de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro, que logró permanecer en su puesto bajo la órbita de Manzur tras la salida de Santiago Cafiero y la vicejefa, Cecilia Todesca Bocco, entre otros. Luego estuvo con los intendentes Alejandro Granados en Ezeiza, y Jorge Ferraresi en Dock Sud, Avellaneda.

El Presidente participó de la última actividad, donde repitió el esquema que había iniciado el viernes, con jubilados, durante el lanzamiento del programa Previaje en Pilar: no habló a la prensa, pero se acercó a los vecinos. Desde Presidencia no difundieron declaraciones, como ocurría antes de las elecciones primarias. En cambio, publicitaron una foto que muestra al primer mandatario rodeado de hombres y mujeres del municipio, y varios videos tomados en plano vertical, ideales para las redes sociales. Como publicó Infobae, responde al plan de recuperar la “cercanía” con “la gente”, “escuchar” y evitar la comunicación directa con medios o a través de discursos públicos.

“Ya cortamos la sangría política y los errores de comunicación. Ahora vamos a gestionar. Por ahora, todo es expectativa”, sostuvo un funcionario en la Casa Rosada cuando terminaba la semana hábil. Para mañana está prevista una reunión de la mesa de campaña, en La Plata, con las cabezas políticas electorales del Frente de Todos. Allí se plasmarán los lineamientos que se plantearon en los últimos días y se establecerá la estrategia definitiva de cara a las elecciones legislativas definitivas, con una campaña que se perfila austera en palabras pero abundante en fondos, y corta.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar