Crisis institucional en Santa Fe: coimas del juego clandestino para todos y todas

POLÍTICA 27 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
5fd8284d0ec7a_940_529

El empresario Leonardo Peiti activó en Santa Fe una crisis institucional y política de alcance imprevisible. Conocido como el "zar" del juego clandestino de Rosario, este empresario aprovechó el acuerdo que le ofreció la fiscalía para reducir su condena y se plegó a la figura de "arrepentido".

El acuerdo que le ofrecieron los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra reduce su pena por varios delitos a una única condena de tres años de prisión y el pago de una multa de 530 mil dólares.

A cambio, Peiti declaró el pasado 13 de septiembre ante la jueza Eleonora Verón y cuatro fiscales, donde brindó un nuevo y muy importante testimonio contra el senador peronista Armando Traferri, que trascendió este miércoles. Peiti afirmó que pagó sobornos a Traferri y "un legislador radical". Se trataría también de un senador provincial.

Traferri fue durante años el articulador de un poder permanente centrado en el Senado provincial que incluyó acuerdos con sectores del radicalismo y el socialismo. Un poder que gracias al enorme presupuesto que manejaban los senadores para distribuir "subdidios" los convirtió en la máxima autoridad política de sus departamentos, con capacidad de condicional al gobernador. Una regla de juego que Perotti no aceptó y provocó a poco de iniciar su mandato un conflicto con los senadores que lidera Traferri que se plasmó en las pasadas primarias donde estos apoyaron las candidaturas de Agustín Rossi y la vicegobernadora Rodenas. Fueron derrotados por los candidatos del gobernador.

El explosivo trascendido fue aportado por el periodista Germán de los Santos, dada la estricta reserva con que se trabaja el expediente en la Justicia, donde deberá confirmarse o rechazarse el acuerdo alcanzado con Peiti. 

El empresario habló de pagos de de 250 mil dólares, ratificando con ello un testimonio similar al brindado hace pocas semanas por la esposa de otro capo del juego, David Perona (ya fallecido), quien al parecer debió aportar nueve millones de pesos para la campaña electoral de Traferri.

El "zar del juego" ofreció a cambio del acuerdo prestar tres testimonios: el primero en un domicilio a elección y ante sus abogados y los fiscales, más otras dos audiencias formales en las que debía primero atestiguar (lo hizo el miércolespasado) y luego ampliar lo que el tribunal considere necesario.


Lograría con ello la unificación de la pena, lo que en la práctica se traduce en el pase a archivo de todas las causas tramitadas en su contra para volcar todos estos avances en la condena única acordada.

Se trata de una sentencia muy esperada por la Fiscalía, dado la importancia de poder ratificar judicialmente el testimonio de una persona clave para develar el funcionamiento de una de las asociaciones ilícitas más corruptas en la historia de la provincia.  

"La presentación conjunta contendrá la expresa e inequívoca voluntad de todos los fiscales del MPA que intervengan y/o tengan a su cargo de cualquier forma causas que involucren al señor Leonardo Peiti", expresa el acuerdo, por ello su declaración estuvo atada a un estricto protocolo del que ni los abogados defensores ni los fiscales pudieron correrse.

 

Los fiscales solo pudieron realizar "preguntas pertinentes" para esclarecer los hechos por los que acusaron a Peiti, consultas que debieron estar justificadas por la evidencia recolectada durante el proceso. Por eso, que en tal contexto haya vuelto a aparecer su nombre, son malas noticias para Armando Traferri.

Los fiscales Edery y Schiappa Pietra han afirmado en reiteradas ocasiones que tienen pruebas contundentes que certifican los vínculos entre Peiti y Traferri, a quien consideran la "pata política" de una red dedicada a la explotación del juego ilegal y al lavado de activos.

 

De confirmarse las pruebas acumuladas en su contra y la certificación judicial que podrían recibir con la condena a Peiti podría avanzar su desafuero, que por el momento aguanta. 

Fuente: LPO

Te puede interesar