La aterradora historia real detrás de la muñeca de “El Juego del calamar”

ESPECTÁCULO 30 de septiembre de 2021 Por Julia VOSCO
184918_1149645

“El juego del calamar” es la serie más vista del momento en Netflix. Esta violenta historia de ciencia ficción oriunda de Corea del Sur, creada y dirigida por Hwang Dong-hyuk, atrapó a televidentes de varios países con sus 9 episodios de pura adrenalina y sadismo, en los cuales se realizan críticas al entramado social, político, económico y cultural vigente.

La trama de “El juego del calamar” se basa en que se le ofrecen sin muchas precisiones al protagonista y a otras 455 personas llenas de problemas personales y económicos jugar juegos que parecen sencillos a cambio de millonarias sumas de dinero. Todos aceptan, pero lo que parecía una simple y divertida vía para ganar billetes se convierte en una cacería humana donde la ley del más fuerte es la única que rige para sobrevivir.
En uno de estos juegos, situado en una habitación ambientada con dibujos infantiles, se ve una línea de meta roja y una enorme muñeca de plástico. La muñeca, que tiene forma de nena, tiene un vestido naranja, remera manga corta amarilla, medias blancas y mocasines.
 
El juego, denominado “Luz roja, luz verde”, consiste en que los participantes tienen 5 minutos para llegar del otro lado del patio, y solo pueden avanzar cuando suene una canción. Cuando se detiene el tema, la muñeca se da vuelta y se fija si alguien se movió después de la canción, quedando ese participante eliminado.
Ojo al spoiler: el twist del juego es que esa eliminación se traduce en muerte, ya sea por no llegar a tiempo o por moverse cuando no es debido. La muñeca lleva sensores de movimiento para detectar cambios de posición en tiempos indebidos; el participante que se mueva cuando no tenga que hacerlo será detectado y asesinado de un disparo por la muñeca.

La historia real
Lo cierto es que esta gigantesca muñeca fue utilizada una sola vez por la producción, que la devolvió después de usarla para el episodio. Tal como reveló el portal JTBC News, la muñeca se llama Mugunghwa y es originaria del museo Macha Land de carruajes del condado de Jincheon, en Chungcheong del Norte.
Su nombre está inspirado en la flor nacional de Corea del Sur, y significa “Flor eterna que nunca se desvanece”. Algunos admiradores coreanos y extranjeros lograron identificarla en las afueras del museo, y se fotografiaron con la enorme nena.

Te puede interesar