CGT: reunificación con vuelta de Moyano y "pax" con "gordos"

POLÍTICA 02 de octubre de 2021 Por Mariano Martín*
jefatura-hector-daer-carlos-acuna-y-pablo-moyano-encabezaron-una-reunion-upcn-que-mostro-la-voluntad

La CGT dio otro paso hacia la reunificación de todos sus sectores internos con un encuentro de paz entre los dos principales bloques rivales: la actual conducción, integrada por los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” de buen diálogo con los oficialismos, y el grupo que responde a Hugo Moyano. Fue el corolario de un proceso que arrancó con la derrota electoral del Frente de Todos, con un vuelco del peronismo a sus versiones más clásicas, incluido el sindicalismo, y que se reforzó una vez que la oposición introdujo en plena campaña la agenda de flexibilización laboral. El camino de unidad tiene como horizonte el Congreso del 11 de noviembre en el que la central obrera mayoritaria elegirá su nueva jefatura por los próximos cuatro años.

Este jueves merendaron en la sede del gremio estatal UPCN los cotitulares de CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio) con Pablo Moyano, hijo mayor y número dos de líder camionero, y Mario Manrique (mecánicos, Smata), máximos referentes del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona). Sin una definición acerca de los nombres a integrar una renovada jefatura, los dirigentes acordaron en la necesidad de resolverla por consenso interno para fortalecer la organización. Del encuentro quedó la certeza de avanzar en un nuevo esquema colegiado (posiblemente otro triunvirato) para encabezar el futuro Consejo Directivo. Hoy la “mesa chica” de CGT almorzará con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y espera contar con la presencia de Alberto Fernández en la reunión.

La juntada en UPCN fue publicitada por todos los involucrados, señal de que a 40 días del Congreso hay aval generalizado al proyecto de una nueva central con espacio para cobijar a todos los espacios, en particular los que no se integraron al último Consejo Directivo en 2016 y a los que renunciaron a sus cargos en 2018. Ayer también estuvieron el dueño de casa y adjunto de CGT, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Argentino Geneiro (número dos de Luis Barrionuevo en el gremio gastronómico, Uthgra), Omar Plaíni (Canillitas), Juan Pablo Brey (Aeronavegantes) y Cristian Jerónimo (vidrio).

Anticipo

Esta semana, como contó Ámbito, el Gobierno se prodigó en señales a favor de la central tradicional para dejar sentada su preferencia, en la actual encarnación del Gabinete, por encima de otras expresiones del sindicalismo más afines a Cristina de Kirchner. De hecho este lunes Manzur recibió a solas a Daer y en paralelo el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, sentó en Smata a Hugo Moyano junto a Armando Cavalieri, protagonistas de la mayor grieta sindical del último cuarto de siglo. Hoy el jefe de Gabinete recibirá a la “mesa chica” de la organización y anoche crecían las chances de que el Presidente fuese de la partida.

El actual clima de concordia interno y con el Ejecutivo fue cimentado por el revés electoral, del que la CGT se abrió por no haber sido consultada a la hora del armado de las listas, y por el temor común a un fortalecimiento de Juntos por el Cambio en las legislativas con una oleada de leyes de reforma laboral y antisindicales. Ayudó también a acercar posiciones que la administración de Alberto Fernández cumpliese el mes pasado con el primer pago extraordinario hecho en la historia de las obras sociales a través de un aporte del Tesoro sin echar mano de recursos propios de la seguridad social. Fueron 7.390 millones de pesos de un compromiso del mandatario que contempla otro desembolso por $ 4 mil millones más.

De avanzar el esquema de unidad exhibido ayer sólo faltaría garantizar el retorno a la CGT de otros espacios autoexcluidos como la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) que alguna vez agrupó al bancario Sergio Palazzo (el favorito de Cristina y ungido con el puesto más alto en la lista del FdT de candidatos a diputado nacional), el piloto Pablo Biró y el gráfico Héctor Amichetti. Ayer mismo Daer y Lingeri almorzaron con Norberto Di Próspero (personal legislativo) y Raúl Quiñones (trabajadores del tabaco) para asegurar la reincorporación del Movimiento de Acción Sindical (MASA), un grupo que llegó a tener preponderancia años atrás con la capitanía del ahora jubilado taxista Omar Viviani. Mientras que el grupo Sindicatos en Marcha por la Unidad Nacional (Semún), del ferroviario Sergio Sasia y el lucifuercista Guillermo Moser, ya anticipó su retorno a CGT de la mano de Moyano.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar