Tras el reclamo de Cristina Kirchner, el Gobierno asegura que acelerará el presupuesto hasta fin de año

ECONOMÍA 05 de octubre de 2021 Por Mariano Boettner*
WUMP5LJFEJHMTNFGPR7C3DWCQI

Tras el reclamo público de la vicepresidenta Cristina Kirchner, el Gobierno asegura que acelerará el ritmo de ejecución de la obra pública hasta fin de año, que tiene un presupuesto cercano al billón de pesos para gastos de capital en todo el país.

Días después de la carta de Cristina que tras la derrota electoral tensionó la relación de las fuerzas de a coalición de Gobierno, el ministro de Economía Martín Guzmán y su par de Obras Públicas Gabriel Katopodis mantuvieron una reunión en la que, se informó oficialmente, se repasó “la agenda de obras públicas en el 2021 y 2022″.

“Durante el encuentro, ambos ministros resaltaron el rol fundamental de la obra pública por su efecto multiplicador sobre la economía, su contribución al dinamismo productivo y el impulso a la recuperación con generación de trabajo”, concluyó un comunicado.

Fuentes oficiales aseguraron de todas formas que el ritmo de ejecución de obras en lo que va del año formó parte de la conversación entre los dos ministros. Desde la cartera de obras públicas se defienden y aseguran que hasta el 31 de agosto el ritmo de gasto de capital concretado por el Poder Ejecutivo superaba el 64% de un presupuesto que tuvo, en distintos momentos del año, fondeos adicionales, lo que agrandó la cuenta final para ese segmento del gasto público. “El año pasado terminamos con una ejecución del 97,5% y este año vamos a terminar con un número similar”, dijeron a Infobae cerca de Katopodis.

“No hemos tenido objeciones a la velocidad”, de ejecución presupuestaria dijeron desde Obras Públicas. “Tampoco la tuvimos el año pasado, este año venimos en buen ritmo. El primer trimestre el ritmo es menor al que va tomando después. Y en el último trimestre hay una mayor velocidad”, explicaron, y dijeron que no está relacionado con las elecciones. “No tiene que ver con eso, los proyectos tienen su ritmo, no se puede mover el 15% del presupuesto nacional en pocos días”, argumentan.

En términos técnicos, la obra pública forma parte de lo que se llama gasto de capital. Los números oficiales muestran que en la comparativa con 2020 hubo una fuerte aceleración de ese gasto, muy por encima de la inflación. La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), por su parte, registró un avance de 88,9 por ciento.

El ritmo de ejecución fue uno de las críticas de la carta de la vicepresidenta. “El año pasado se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social”, se quejó la vice.

El Gobierno asegura que en el último trimestre se acelera la ejecución de obra pública y que terminarán con una cifra superior al 95 por ciento. Guzmán admitió días después una falta en ese aspecto y reconoció que el flujo de fondos de capital no fue el que pretendía el Gobierno. Mientras el Ministerio de Obras Públicas aseguró que el ritmo de concreción de presupuesto de su cartera ronda el 64%, según datos de la OPC, pasados ocho meses del 2021, la ejecución de gasto de capital no llega al 50%: en términos generales es de 48,6%, y en detalle, la inversión real directa avanzó solo 40,1 por ciento. Las transferencias de capital fueron ejecutadas en un 53,7% y la inversión financiera un 45,7 por ciento.

Obra pública: qué provincias se llevan la mayor cantidad de fondos

De acuerdo a los datos recopilados por Infobae en base al proyecto de Presupuesto 2022, los dos mayores ítems de la obra pública, es decir los proyectos viales y los de saneamiento, tendrían a lo largo del año un fondeo superior a los $180.000 millones, lo que equivale en dólares a precio mayorista previsto para el promedio del próximo año poco más de USD 1.550 millones.

Una mirada más amplia muestra que las partidas presupuestadas para inversión real directa -uno de los componentes del gasto de capital- serían el año próximo de $657.560 millones, un avance de casi 54% en relación con el dinero que tendrá ese ítem de las erogaciones al finalizar el 2021. Por su parte, el Ministerio de Obras Públicas, en particular, tendrá que administrar en 2022 unos $433.000 millones.

El reparto de fondos para obra pública tiene como mayor acreedor, como suele pasar, la provincia de Buenos Aires, que se llevará uno de cada cuatro pesos que el Estado nacional destinará para proyectos de vialidad. Eso implica que la gobernación de Axel Kicillof contará con obras por $42.377 millones de los poco más de $160.000 millones que se enviarán al conjuntro de las grandes jurisdicciones en que se divide el país.

Lejos en un segundo lugar se ubica Córdoba. El presupuesto prevé un giro de fondos para proyectos viales por $13.420 millones (8,38% del total). Le sigue Santa Fe, que se llevaría poco más de $12.900 millones (8,28% del dinero total para obras de este tipo). Más atrás aparecen Mendoza, con poco más de $11.000 millones, Entre Ríos, $7.700 millones, Jujuy $7.276 millones y Río Negro $6.489 millones.

Por el contrario, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prácticamente no tendrá proyectos de obras viales ya que contará apenas con un presupuesto de $36 millones. En el fondo de la “tabla de posiciones” del presupuesto de vialidad figuran también Tierra del Fuego, con $843 millones (0,53% del total), San Luis $1.313 millones (0,82% del reparto) y Misiones $1.535 millones (0,96% del total de la partida).

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar