Fernando Iglesias comparó a Sergio Massa con "un animador de fiestas infantiles"

POLÍTICA 07 de octubre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
470180.jpg?7.2

El diputado Fernando Iglesias, de Juntos por el Cambio, habló sobre la fallida sesión de este martes -convocada a fines de la semana pasada por el oficialismo a fin de debatir la ley de etiquetado frontal, a la que la oposición le negó el quórum- y cargó contra Sergio Massa por haber tomado lista a los presentes y ausentes: "Es un animador de fiestas infantiles, lo que hizo fue una botoneada barata".

Iglesias calificó de esa manera al presidente de la Cámara de Diputados y fue más allá con Máximo Kirchner, jefe de la bancada K. Dijo sentir "pena por verlo llorar" que lo dieran "quórum"

Se refería a lo que sucedió este martes en el Congreso cuando el interbloque opositor no dio el quórum necesario en la primera sesión presencial a pleno de la Cámara baja desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Iglesias sostuvo que nunca estuvo en duda la votación de la ley en cuestión. Por el contrario, habían propuesto aprovechar la jornada para debatir otros temas, "que influyen" en los argentinos. Entre ellos, enumeró la emergencia educativa o la reforma de la ley de Alquileres, que fueron parte del temario que presentó la oposición en las fallidas negociaciones con Massa, en una sesión que se anticipaba sin destino.

"Con la situación del país como está, con la crisis económica y social, con todo respeto a la ley del Etiquetado... pero por favor con los problemas que hay no podemos debatir eso. Hay otro problemas más graves y no quisieron dialogar", afirmó, sosteniendo el argumento opositor que el oficialismo tildó de maniobra política. Luego dijo que eso ley, además, le parece "mala".

En este contexto, Iglesias habló de Máximo Kirchner y dijo, con su siempre afilado sentido de la ironía, que lo hizo "sentir pena por verlo llorar que no le dimos quórum". Y añadió: "Se imaginan si nosotros proponemos una sesión especial con todas nuestras leyes ¿ellos nos darían el quórum? No", se respondió.

En ese tren de críticas y rosca de política legislativa, también disparó contra Massa y su "botoneada barata". Pero amplió su mirada y unió lo sucedido en el Congreso con el escenario electoral.

"El peronismo kirchnerista sigue sin registrar lo que pasó. Ellos decían que eran los únicos que podían gobernar, pero quedó claro que ese es un gran mito, porque no saben haberlo", sostuvo.

Como era de esperarse, Iglesias -acérrimo opositor- no rescató nada de las gestiones K."No hicieron nada bueno y, por el contrario, destruyeron todo", declamó. Para luego aceptar que tiene "algo personal contra ellos".

Habituado a no pasar inadvertido, Iglesias ingresó al recinto de Diputados con un cartel. Era el de Marcela López, una mujer desaparecida en Río Gallegos, en una trama que apunta a personajes del riñón kirchnerista. En Twitter volvió a torear a Massa.

Consultado en una entrevista con TN sobre qué le gritaron los diputados oficialistas en el Congreso, respondió: "La verdad no me acuerdo, pero seguro me dijeron 'machirulo' que es algo que me dicen cuando ya no saben con qué discutir".

Y sobre ese término, continuó: "Nunca tuve que ir a un tribunal a defenderme. En la calle hay mucho fascista suelto, pero lo que me precupa son las agresiones desde el poder. Y yo no me peleo con las mujeres, me peleo con las kirchneristas", afirmó.

Iglesias viene de tener cruces con la directora de Migraciones, Florencia Carignano, y con distintas diputadas que, como Gabriela Cerutti, piden que sea sancionado. El grupo de mujeres del Gobierno respaldó a la funcionaria cuando tuvieron un altercado por Twitter, en el que ella lo tildó de "violento" y "misógino".

Contó también Iglesias que durante estos años perdió relación con muchos amigos y familiares por política: "Dejé de hablar con mucha gente, es una pena".

 

 

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar