Una banda criminal secuestra a una quincena de misioneros estadounidenses en Haití

INTERNACIONALES 17 de octubre de 2021 Por Simón DERONDA
NJ2HMILWRVHTTKDXEHJ36E57EQ

Un número no precisado de entre 15 y 17 misioneros cristianos estadounidenses y de miembros de sus familias fueron secuestrados este sábado por una banda criminal en la periferia de la capital de Haití, Puerto Príncipe, informó una fuente de seguridad del país caribeño a la agencia de noticias France Presse. Entre los secuestrados hay varios niños.

El secuestro se produjo el sábado por la mañana cuando miembros de la banda denominada “400 mawozo” desviaron varios coches que transitaban por carreteras en las zonas en las que suelen actuar y secuestraron a los estadounidenses, así como a varios ciudadanos haitianos. Los misioneros y sus familiares volvían de visitar un orfanato situado a unos 30 km de Puerto Príncipe, explicó una fuente de los servicios de seguridad del país.


Para algunos miembros de esa organización religiosa basada en Ohio, EE UU, este era su primer viaje al país. La fuente afirmó que desde hace meses el grupo criminal “400 mawozo” perpetra raptos y robos en la zona situada entre la capital haitiana y la frontera con la República Dominicana, y afirmó no poder confirmar si los secuestradores han pedido el pago de un rescate.

Un portavoz del gobierno de Estados Unidos señaló a la agencia de noticias francesa que el Departamento de Estado conocía la información y que no tenían “nada que agregar por el momento”. “El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de nuestras principales prioridades en el Departamento de Estado”, añadió.

En abril 10 personas, incluidas 10 religiosos franceses, fueron secuestradas por esa banda en la misma zona. Liberado tras 20 días de cautiverio, el padre Michel Briand declaró entonces que los secuestrados simplemente se encontraban “en un mal lugar, en un mal momento” y que quienes los raptaron no habían planeado secuestrarlos.

Las bandas armadas, que durante años han controlado los distritos más pobres de la capital haitiana, han extendido su poder a otras zonas de Puerto Príncipe y de sus alrededores, donde el número de secuestros con fines de extorsión económica ha ido en aumento. En los primeros nueve meses de 2021, se han registrado más de 600 delitos de este tipo frente a 231 en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con los datos del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos, con sede en la capital haitiana. Haití es uno de los países del mundo con mayor número de secuestros por habitante.


También es el país más pobre de América. Una profunda crisis política sumada a catástrofes naturales como los terremotos de 2010 y el de agosto de este año, lastra el desarrollo socioeconómico de Haití. El asesinato el 7 de julio del presidente Jovenel Moïse por parte de un grupo de sicarios en su residencia privada sumió aún más a la población haitiana en la incertidumbre y la inseguridad.

Fuente: El País

Te puede interesar