La CGT realizará un acto de desagravio tras el ataque al memorial de las víctimas del COVID-19

POLÍTICA 18 de octubre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
t_45e9b68991534f75abd7a29c6ebb466f_name_Acto_D_a_de_la_Lealtad_quitan_los_carteles_de_los_muertos_po

Luego del repudio que generó la vandalización del memorial a las víctimas de COVID-19 durante los festejos del Día de la Lealtad Peronista en la Plaza de Mayo, la CGT realizará hoy un acto de desagravio en el mismo lugar antes de la movilización que había convocado para este mediodía.

“La convocatoria es a las 11:30, donde concurrirán varios compañeros antes de sumarse a la marcha prevista a partir de las 12:30. Allí vamos a leer un comunicado que armó la CGT porque consideramos que no podemos dejar pasar ese disparate que se produjo en el día de ayer, aunque haya sido minoritario, porque no forma parte del espíritu de lo que significa el 17 de octubre e indignó a todos los argentinos”, señaló a Infobae Julio Piumato, Secretario de Derechos Humanos de la CGT y Secretario General de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación.

Este domingo, algunas de las personas que formaban parte de esa celebración caminaron sobre las piedras que homenajeaban a las víctimas del COVID-19 y arrancaron las fotos que recordaban a los difuntos. Ese accionar, que fue filmado y fotografiado, luego se viralizó en las redes sociales y los agresores quedaron perfectamente identificados “in fraganti”.

“Esa actitud está en las antípodas del significado histórico del peronismo. Precisamente esta fecha expresa el concepto de una revolución en paz, en amor, en dignidad y que busca la justicia social para todos los argentinos”, remarcó Piumato.

Y agregó: “No podemos admitir que se manche una fecha tan importante agraviando un dolor que está tan instalado en el corazón de nuestro pueblo”.

En esa misma sintonía se expresaron el ministro del Interior, Wado de Pedro; y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; al igual que varios dirigentes de la oposición.

El funcionario nacional sostuvo que “las dos personas que arrancaron los carteles en la Plaza están equivocadas y no representan el espíritu de la convocatoria de hoy”. Pero también destacó que más allá de ese incidente “se vivió una hermosa jornada, llena de amor y lealtad”, por lo que lamentó “que ese hecho empañe un encuentro pacífico de miles de argentinos”.

“Recordemos a los argentinos que se llevó la pandemia con respeto y sin mezquindades”, finalizó el titular de la cartera del Interior en un posteo que hizo en la misma red social en la que, por la tarde, distintos usuarios repudiaron los actos de vandalismo bajo el hashtag #Miserables.

En declaraciones a Infobae, Massa deseó que “ojalá (a estas personas) les surja arrepentimiento y pidan perdón” porque “vulneraron el dolor de quienes lloraron familiares perdidos”.

“Esperemos que la justicia determine quienes son los responsables y los sancione. Faltar el respeto al dolor de otros argentinos es una bajeza que solo genera bronca e indignación. Los que hacen ese tipo de cosas son nefastos”, enfatizó el diputado.

Tanto las piedras como las fotos vandalizadas habían sido colocadas sobre el Monumento al General Manuel Belgrano el pasado 4 de septiembre, durante la segunda “Marcha de las piedras”, impulsada por ciudadanos autoconvocados para recordar a amigos y familiares fallecidos durante la pandemia.

“Son piedras que llevamos en el corazón y tenemos que sanar. Y sanar es amor”, explicaban ante distintos medios hace poco más de un mes atrás. Sin embargo, muchos de los asistentes al acto del 17 de octubre parecían haber olvidado el original significado de esas piedras porque caminaron encima de ellas y arrancaron las fotos de los difuntos que estaban pegadas en el monumento.

“Daleeeeee sacale todo”, se escucha arengar a un hombre mientras un señor canoso de pantalón gris, remera rayada y campera de jean remueve con desprecio las fotos de los fallecidos.

La indignación se potenció al comprobarse que, entre las fotos arrancadas por los manifestantes se encontraba la de Solange Musse, la joven de 35 años enferma de cáncer que murió el 21 de agosto de 2020 sin poder ver a su padre, Pablo Musse, debido a las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia. Ella en Córdoba, él en Neuquén recién pudo ingresar a la provincia de Córdoba días después del deceso de su hija, para asistir al velatorio y al entierro.

Bajo el hashtag #Miserables, distintos usuarios de la red social Twitter repudiaron los actos de vandalismo; y los principales dirigentes de la oposición como Patricia Bullirch, Mario Negri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, entre otros, se expresaron en esa misma sintonía.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar