Juan Schiaretti: “No vi en la historia de ningún lugar en el mundo que el vicepresidente tenga más poder que el Presidente”

POLÍTICA 03 de noviembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
4HENMAHOG5D2XOZVKJLUYVRCI4

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, anticipó que más legisladores del interior del país (integrantes de las bancadas del peronismo no oficialista) se sumarán al Interbloque Federal, y reeditó su intención de crear una alternativa política por fuera del Frente de Todos hacia el 2023 porque considera que “el kirchnerismo y Cambiemos miran al país desde el puerto de Buenos Aires y eso los hizo fracasar”.

Después de obtener el segundo lugar en la provincia en las PASO, con el 24,44% de los votos - Juntos por el Cambio salió primero con el 47,80%-, el mandatario provincial endureció su discurso contra el oficialismo y se manifestó crítico con el hecho de que “nunca vi en la historia que un vicepresidente tenga más poder que el Presidente”, lo que configura “una situación inédita en nuestro país”.

“Si no existió eso en ningún lugar del mundo, supongo que la lógica debe estar donde no existió. Esto presenta más dificultades. Yo lo que espero es que la Argentina no desbarranque, lo deseo fervientemente”, sostuvo el dirigente peronista.

En relación a la disputa electoral, Schiaretti también volvió a visibilizar diferencias con la mayor coalición de Juntos por el Cambio. En ese marco, señaló que “el futuro” tampoco puede estar del lado de las fuerzas políticas que gobernaron entre el 2015 y 2019.

“Me parece que la solución debe venir del interior. El kirchnerismo y Cambiemos miran al país desde el puerto de Buenos Aires y eso los hizo fracasar. Los dos frentes se debilitaron y creo que hay espacio para crear algo distinto. Y Córdoba puede tener un rol importante en esa construcción”, afirmó el dirigente de Hacemos por Córdoba, en clara referencia al espacio político que intenta conducir el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y que tuvo como ex presidente a Mauricio Macri.

“En los últimos 10 años, el país viene en picada. La inflación le ha ganado a los salarios. La gente pierde su poder de compra. En eso han fracasado el anterior gobierno kirchnerista y también Cambiemos. Por eso, el kirchnerismo volvió al poder por el voto popular. En Córdoba, el kirchnerismo es rechazado por una enorme mayoría”, fundamentó Schiaretti en diálogo con periodistas de La Voz del Interior.

Acerca de la política económica, Schiaretti indicó que “el control de precios es limitado” para contener la inflación. “Hay que abrirle la economía a los monopolios que aumentan los precios para que tengan competencia externa”, consideró.

Sobre aquellos espacios con los que intentará confluir con una alternativa política distinta, el gobernador cordobés resaltó que el Interbloque Federal en el Congreso “se va a ampliar en el futuro” con dirigentes de su fuerza política y de otras distritos.

“Por lo que me dicen, hay muchos legisladores nacionales que quieren sumarse al interbloque. Hay muchos dirigentes del interior que piensan lo mismo que nosotros, y no tengo dudas de que tendremos más legisladores. Ya lo dije: la solución debe venir desde el interior y con más federalismo”, resaltó.

Ante la consulta de cuáles serían esos aliados inmediatos, Schiaretti aclaró: “No doy nombres”. E insistió: “Lo que sí digo es que para 2023 hay que construir algo distinto, para no tener esta visión desde el puerto sobre el país. De lo contrario, nos va a pasar como al kirchnerismo y a Cambiemos, que han fracasado”.

“Está claro que yo quiero un peronismo progresista, democrático, republicano, plural, que respete las libertades, la división de poderes. Esas son las características del peronismo cordobés. Siempre tengo contactos con otros gobernadores. Intercambiamos experiencias de gestión o cómo se resuelven algunos problemas. Eso se irá armando paso a paso, como dice “el Mostaza” Merlo”, concluyó.

Agenda confrontativa

En Córdoba, la competencia electoral del próximo 14 de noviembre se disputará nuevamente entre Juntos por el Cambio y “Hacemos por Córdoba”, el espacio del cordobesismo de Juan Schiaretti. El Frente de Todos quedó lejos en el tercer lugar con el 10,9% de los votos. Se quedará sin senadores en el bloque debido a que el oficialista Carlos Caserio, que se candidateó para renovar su banca, es el único legislador cordobés del peronismo en la Cámara alta. Ese lugar lo ocupará Alejandra Vigo, la esposa del gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

Lo cierto es que después de casi dos años de convivencia y negociación con el Frente de Todos, el gobernador cordobés resolvió abrir una nueva etapa de diferenciación y confrontación con el oficialismo. Tras la derrota de las PASO, Schiaretti impulsó una agenda con propuestas que el oficialismo evita, como menores restricciones y regulaciones para la producción agropecuaria, como “la eliminación gradual de las retenciones”, o la transferencia de los subsidios a los servicios públicos en el área metropolitana (AMBA).

“¿Saben cuánto pusimos en 14 años por retenciones? Dos billones 700 mil millones de pesos. Es un número de 13 cifras. ¡Cuántas obras podríamos haber hecho con eso! Porque el campo es un gran reactivador, mueve a todos los sectores. Pero hay que comenzar a bajar las retenciones, para que la producción quede en Córdoba”, sostuvo.

En ese marco, Schiaretti recordó que Córdoba planteó que “las empresas Edenor y Edesur pasaran a las jurisdicciones de Capital y Provincia de Buenos, como ocurre en todo el país” y “los gobernadores apoyaron”. “Lo mismo con Aysa (empresa de agua y saneamiento), en la cual los argentinos pondremos 193 mil millones de pesos, este año y el próximo, y los gobernadores también apoyaron. Por eso soy un convencido de que se van a sumar varios gobernadores” al reclamo de mayor federalismo, dijo.

Acerca de los pedidos del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, de comenzar un diálogo político con la opoisicón, Schiarreti rechazó la convocatoria al afirmar que recién “es algo que se puede hablar después de las elecciones” y que “en medio de la campaña electoral no tiene sentido”.

“Tiene que haber un programa que acabe con la inflación. Que se fomente el empleo y que dejen de echarle la culpa a los productores por los aumentos de los precios. Hay que hacerse cargo de los problemas y tener consistencia y coherencia”, afirmó.

A pesar de las diferencias, el gobernador manifestó que “Córdoba tiene una relación institucional correcta con la Nación” y que con quien “más contacto tengo es con el ministro del interior (Eduardo) “Wado” De Pedro, que es la persona que designó el Presidente para que tenga diálogo con los gobernadores”.

“Nosotros siempre garantizamos la gobernabilidad, y por eso le votamos leyes a Macri y ahora a Alberto Fernández. Pero cuando hubo que enfrentar a los K, lo hicimos nosotros, cuando otros miraban para el costado, como los de Cambiemos”, concluyó.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar