El Indec detectó leves mejoras en vivienda, cobertura médica y acceso a la educación primaria

ECONOMÍA 05 de noviembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
descarga

Pese a la crisis económica que atraviesa el país, con una recesión desde 2018 y una inflación que supera el 52% en los últimos 12 meses, los indicadores sociales de condiciones de vida que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) y que incluyen las características habitacionales, el acceso a servicios esenciales y a la educación y la cobertura médica, entre otros, arrojaron en el primer semestre de 2021 leves mejoras respecto a un año atrás e incluso a la prepandemia.

En ese contexto, el Indec informó que de acuerdo al informe de Indicadores de condiciones de vida de los hogares en 31 aglomerados urbanos, el porcentaje de personas bajo hacinamiento crítico (más de 3 personas por cuarto) tuvo una merma de 0,5 puntos porcentuales en el primer semestre de 2021 respecto al mismo período de 2020 y una disminución idéntica respecto al primer semestre de 2019 (pre pandemia).

Según la encuesta, 2,3% de los hogares (214.000 hogares) se encuentra en una situación de hacinamiento crítico, lo cual involucra al 4,2% de las personas (1.199.000 personas). A su vez, indicó que en los hogares sin hacinamiento crítico (97,7% de los hogares, que alberga a 95,8% de las personas), 84,6% habitan menos de dos personas por cuarto y en el 13,1% habitan de dos a tres personas por cuarto.

En tanto, arrojó que el 5,4% de los hogares (6% de las personas) habita en una vivienda cercana a basurales y 7,9% de los hogares (8,6% de las personas) habita en zonas inundables. En este caso, la cantidad de personas afectadas pasó de 7,6% en el primer semestre de 2020 a 6% en el primer semestre de 2021.

Poca relevancia estadística

En ese marco, el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, dijo a Infobae que “los resultados muestran leves cambios que no son relevantes estadísticamente”, al tiempo que cuestionó el mecanismo de consulta que utilizó el Indec.

“Detrás está el sesgo de selección de la muestra. Este resultado tiene que ver con el mecanismo mixto que han tenido que utilizar en el Indec a partir de la pandemia y que implica realizar la encuesta de manera presencial y también telefónica”, añadió.

“El clima educativo te puede cambiar en tres o en cinco años. Sin embargo acá lo notas entre 2020 y 2021 a partir del operativo de consulta telefónica que generó el Covid. Hay un desgaste, la gente ya no te quiere contestar el teléfono y hay otras personas de sectores bajos que lo pierden”, analizó Salvia.

Y remarcó: “Se trata de indicadores muy estructurales. Yo diría que no hay por qué esperar mejoras en estos indicadores en un año. Además la leve tendencia a la mejora no es significativa estadísticamente y los valores están afectados por la estrategia de relevamiento”.

El 89,6% de los hogares argentinos instalados en los principales aglomerados urbanos contaba al cierre del primer semestre del año con acceso a la red de agua corriente; el 70,2% a la red de gas natural; y el 72,5% al servicio de cloacas, señaló los resultados informados este jueves por el Indec sobre “Indicadores de condiciones de vida de los hogares en 31 aglomerados urbanos”.

En términos totales, el 56,2% de los hogares, que abarca al 50,9% de las personas, accede a los servicios de agua corriente, cloacas y gas natural, con distintas situaciones dentro del conjunto de hogares que no tienen acceso a los mismos.

Sobre el saneamiento, el Indec relevó que 88,1% de los hogares (donde habitan 86% de las personas) presenta condiciones adecuadas (tenencia de baño, ubicación dentro o fuera del terreno, exclusividad o no de uso, tipo de desagüe e instalación), mientras que el restante 11,9% de los hogares (donde habitan 14% de las personas) no dispone de ellas.

Según la tenencia de baño con descarga de agua, 95,1% de los hogares (y el 93,7% de las personas) habita en viviendas que poseen baño con descarga de agua; mientras que 4,9% de los hogares no posee baño con descarga de agua, lo cual implica al 6,3% de las personas.

En relación al agua en la vivienda, 98,5% de los hogares, que alberga 98,3% de las personas, dispone de ella en el interior de la vivienda; dentro de estos hogares se distinguen aquellos que obtienen el agua a través de la red pública de agua corriente (88,5% de los hogares) o a través de perforación con bomba a motor (9,9%); no obstante, 1,5% de los hogares (1,7% de las personas) debe acceder al agua fuera de la vivienda.

Al primer semestre de 2021, 81,6% de los hogares y 78,7% de las personas habitan en viviendas cuyos materiales constructivos de los pisos y techos y la presencia de cielorraso poseen calidad suficiente.

Por otro lado, el 6,3% de los hogares (7,9% de las personas) habita en viviendas cuyos materiales poseen una calidad insuficiente y 12,1% (13,4% de las personas) lo hace en viviendas cuyos materiales poseen una calidad parcialmente insuficiente.

Cobertura médica

En lo que respecta a cobertura médica, las personas con obra social, prepaga, mutual o servicio de emergencia aumentaron 1,2 puntos porcentuales en el primer semestre de 2021 en la medición interanual, al pasar del 66,6% al 67,8%. Mientras que en la comparación contra el primer semestre de 2019, la mejora es de 0,4 puntos porcentuales (67,8% contra 67,4%).

En ese sentido, en el primer semestre de 2021 69,3% de las mujeres tienen obra social, prepaga, mutual o servicio de emergencia contra un 66,6% registrado un año atrás.

Con respecto a los hombres, la mejora es de 0,9 puntos porcentuales, al pasar de 65,3% en el primer semestre de 2021 a 66,2% en el primer trimestre de este año.

Educación

En el caso de los chicos que acceden al colegio primario -de 5 a 14 años- la asistencia tuvo una leve mejora al pasar de 98,6% en el primer semestre de 2020 a 98,9% en el primero de 2021.

Si se mide el porcentaje de chicos de 15 a 17 años que van al secundario, la mejora de la asistencia es de dos puntos porcentuales, al pasar de 93,6% en el primer semestre de 2020 al 95,6% en el primero semestre de 2021.

Cabe destacar que la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) es un programa nacional de producción de indicadores sociales que tiene por objeto caracterizar a la población en términos de su inserción socioeconómica, dando a conocer las características demográficas básicas; la inserción de la población en la producción social de bienes y servicios y la participación de los hogares y la población en la distribución del producto social.

En el primer semestre de 2021, la población total de los 31 aglomerados es de 28.863.356 personas en 9.282.982 hogares.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar