Subió la morosidad bancaria (por pandemia y normalización)

ECONOMÍA 11 de noviembre de 2021 Por Jorge Herrera*
deudas-alivio-fiscal-4jpg

Los últimos datos del Banco Central muestran que el nivel de morosidad de los préstamos bancarios no solo ha crecido sino que supera el nivel de prepandemia al alcanzar el 7,7% sobre el total de préstamos privados en junio pasado.

Sin embargo, la fuerte suba respecto del nivel de diciembre pasado es en realidad producto de la normalización de las normas. En cierto sentido lo que hubo, más allá de reflejar los resabios de la pandemia, es un blanqueo de la situación real. Porque a raíz de la crisis sanitaria el Banco Central presidido por Miguel Pesce, decidió desde marzo de 2020 permitir a las entidades reclasificar a los deudores con un criterio más flexible.

Vale recordar que, para suavizar el impacto del coronavirus, el BCRA avaló que las entidades aumentaran 60 días los atrasos en los pagos antes de reclasificar a un deudor en una categoría peor.

Fue a través de las comunicaciones A-6938 y A-7107 que el BCRA permitió hasta mayo pasado, incrementar en 60 días los plazos de mora admitidos en las categorías 1, 2 y 3 de las carteras de consumo y comercial y hasta esa fecha suspendió la recategorización obligatoria. Así por ejemplo para pasar a un deudor de categoría 1 a 2, la mora no debía ser de 30 días sino de 90 días.

Ahora, según las últimas estadísticas oficiales, los deudores con categoría 2 o peor (con atrasos mayores a 30 días) representaron el 7,7% del total de préstamos en junio, siendo el 8,1% en el caso de préstamos comerciales a empresas y el 7,1% en préstamos de consumo destinados a personas físicas. Estos niveles eran en el semestre anterior del 5,5%, 6,8% y 3,2% respectivamente. Cabe señalar que se considera cartera anormal (o morosa) al total de deudores en situación de 2 a 6 sobre la cartera total.

Al respecto un informe de la consultora Curat- Martínez Larrea muestra que dentro de este panorama los bancos extranjeros son los que presentan la mejor calidad de cartera mientras que los bancos públicos la peor, por la alta incobrabilidad en empresas. Ya que los extranjeros tienen una morosidad total de 4,1% (producto de 5,4% para personas y 3,5% para empresas) y los públicos del 12% (7,1% y 15,6% respectivamente).

En los bancos privados nacionales la morosidad total es de 6,9% (8,3% y 6,1% respectivamente) mientras que en el caso de las entidades no bancarias la morosidad es del 8,9% pero ostentan el mayor nivel del sistema para personas físicas con el 13,5% y 6,7% para empresas.

En cuanto a la regionalidad el informe destaca que la calidad de cartera de personas físicas en relación de dependencia empeoró en todas las regiones duplicando la morosidad, siendo GBA y Cuyo las regiones más afectadas (por tener un nivel de más del 10%) pero con mayor impacto en las provincias de San Juan y San Luis que superan el 13%. Mientras que en Misiones, Chaco y La Rioja los préstamos a personas físicas mostraron la mejor combinación de baja morosidad y alto crecimiento en el último año. En el caso de la situación de la cartera de préstamos comerciales a empresas se observa un deterioro que la calidad de la misma en todas las regiones, excepto en Patagonia.

La zona Pampeana con un 10% de cartera morosa es la más afectada. Pero muy por encima del promedio nacional se ubican Santa Fe, donde hizo mella el caso Vicentin, y La Rioja, quienes ostentan un nivel de mora crediticia de las empresas superior al 17% y 19% respectivamente.

Por el contrario, Santa Cruz y Misiones lideran el grupo de provincias con menor mora y mayor crecimiento del crédito comercial, según surge del informe. Vale destacar que son los bancos públicos los de peor performance muestran al tener más del 15% de la cartera en mora de empresas sobre el total.

A nivel sectorial, la Industria, Construcción y Comercio son los sectores productivos más damnificados en su capacidad de pago a nivel país por la pandemia pero a nivel provincial presentan diferentes grados de morosidad, creando un amplio rango de incumplimiento.

Con respecto a los préstamos de consumo, que son básicamente préstamos personales y con tarjeta de crédito, se observa que las compañías financieras y los bancos digitales son los de peor performance al tener un 13% de cartera en mora sobre total. Mientras que las provincias más afectadas son Corrientes, San Juan y San Luis.

Frente a esta situación general el exdirector del Banco Central y consultor, Pablo Curat, explicó a este diario que “las entidades financieras se encuentran concentradas en mejorar la calidad de los procesos de detección temprana de la mora, a través de modelos y sistemas de scoring, y en optimizar la gestión de cobranzas de los préstamos morosos, en forma directa o tercerizando la cobranza en empresas especialistas”.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar