Voto e incertidumbre: en qué invirtieron los ahorristas argentinos en la previa al 14N

ECONOMÍA 13 de noviembre de 2021 Por Matías BARBERÍA
J4ANZXBLL5G3XIOKVOKPKUYLSM

Las elecciones son siempre una divisoria de aguas en las decisiones de ahorro e inversión de los argentinos. Antes de cada acto electoral, y en base a experiencias previas de grandes variantes en los valores de los activos inmediatamente después de los comicios, el apetito por el dólar tiende a crecer: ahorristas y empresas buscan así, más que invertir, estar líquidos y libres de riesgo.

Pero especialistas del mercado y un relevamiento entre ahorristas señalan que más allá de esa tendencia mayoritaria, también hubo otras estrategias algo más sofisticadas sumadas a la irrupción de las criptomonedas como novedad en el menú de los ahorristas.

En bancos, en la Bolsa o en el mercado paralelo, el dólar es el refugio por excelencia en tiempos de incertidumbre.

Una encuesta llevada adelante por la UADE entre 1.400 personas de Capital y Gran Buenos Aires confirmó esta tendencia habitual.

“Los dólares en efectivo fueron el principal instrumento de ahorro referido por los encuestados. Más la mitad de ellos (52%) dijo utilizarlos con frecuencia. Asimismo, un 28% de los respondientes indicó ahorrar en dólares en su cuenta bancaria”, consignó el relevamiento.

La tendencia dolarizadora también se notó en el mercado formal, donde el Banco Central aseguró haber tenido que vender unos USD 634 millones de sus reservas en los cinco días previos a las elecciones de este domingo, lejos de los más de USD 2.800 millones previos a las presidenciales de 2019, aunque en línea con cifras de los cinco días previos de otros comicios.

En la Bolsa, la marea verde fue igual de dominante.

Una encuesta llevada adelante por la UADE entre 1.400 personas de Capital y Gran Buenos Aires confirmó esta tendencia habitual.

“Los dólares en efectivo fueron el principal instrumento de ahorro referido por los encuestados. Más la mitad de ellos (52%) dijo utilizarlos con frecuencia. Asimismo, un 28% de los respondientes indicó ahorrar en dólares en su cuenta bancaria”, consignó el relevamiento.

La tendencia dolarizadora también se notó en el mercado formal, donde el Banco Central aseguró haber tenido que vender unos USD 634 millones de sus reservas en los cinco días previos a las elecciones de este domingo, lejos de los más de USD 2.800 millones previos a las presidenciales de 2019, aunque en línea con cifras de los cinco días previos de otros comicios.

En la Bolsa, la marea verde fue igual de dominante.

Los cuatro códigos más operados en la Bolsa de valores son el AL30, AL30D, GD30 y GD30D y corresponden a dos bonos soberanos -Bonar 30 y Global 30- en sus dos cotizaciones, en pesos y en dólares. No hay secretos detrás de esto: son los papeles que se compran con pesos y se revenden a cambio de dólares para adquirir dólar MEP y dólar contado con liquidación. El refugio, no invertir, fue por lejos la opción más habitual.

“Es en sí lo que más operaciones concentra, no es propiamente una inversión sino un refugio, pero es el que más operaciones concentra”, dijo José Bano de IOL.

Después del clásico dólar, la encuesta de la UADE detectó un nuevo surgimiento. El relevamiento se hizo sobre un universo de personas que promedian 35 años de edad y encontró que el 30% de las que dijeron haber podido ahorrar este año optaron por criptomonedas.

“Las criptomonedas se posicionaron en segundo lugar como principal instrumento de ahorro”, afirmó la encuesta de la UADE. “El 30% de quienes pudieron realizar algún tipo de ahorro durante el último año afirmó haber recurrido a las mismas”, dijo.

Más atrás, mientras tanto, vinieron las inversiones bursátiles y bancarias. Al menos en el universo de encuestados por el estudio.

“Uno de cada 4 encuestados (26%) manifestó utilizar frecuentemente inversiones financieras atadas a la economía internacional (por ejemplo: acciones, fondos comunes de inversión, Cedears o ADR), mientras que un 22% señaló utilizar plazos fijos en bancos locales”, agregó el reporte.

La preferencia por Cedear, papeles en pesos que tienen como respaldo acciones del exterior y que al tiempo que exponen al riesgo propio de cada compañía en la que se invierta -como Mercado Libre, Apple, Tesla y muchas otras- cubren, por otro lado, contra una suba de los dólares paralelos ya que el precio en moneda local sigue a la cotización en dólares de cada acción en el exterior pero a un tipo de cambio similar al contado con liquidación.

“Fuera de lo que es dolarización, Cedear es algo de lo que más demanda tiene. Es una forma sencilla si se quiere de reducir la exposición al riesgo local y es una tendencia clara. Hoy, más o menos, 7 de cada 10 pesos que se invierten en renta variable -acciones- va a Cedear y los otros 3 a acciones de la Bolsa local”, dijo a Infobae Diego Martínez Burzaco de Inviu.

“Es una de las estrategias más elegidas para apostar por el desempeño que mostraron los mercados externos durante todo el año”, dijo Bano.

Un complemento a esto, también presente, fue aprovechar las múltiples vías que existen para invertir desde la Argentina en Brokers del exterior a través de varias plataformas locales.

Muy por detrás, pero también en carera, estuvieron las estrategias orientadas a cubrirse de la inflación con activos ajustados por el índice CER. La aceleración de fines del primer trimestre y la vuelta a números mensuales altos en septiembre y octubre ayudaron a eso.

“Ya sea en forma directa en títulos como el TX22 o TX 23 -los Boncer- o a través de fondos de inversión especializados, una estrategia un pouito más sofisticada buscó cobertura y hacer alguna ganancia dada la aceleración en el avance del nivel general de precios”, dijo Martínez Burzaco.

Valientes

A la hora de mencionar estrategias algo más riesgosas y, por ello mismo, también potencialmente más rendidoras tanto Bano como Martínez Burzaco destacaron que el “trade electoral” en el que inversores toman riesgo para intentar aprovechar el día después de las urnas volvió tras las PASO de septiembre.

“Con el dólar implícito en Cedear llegando a $215, algunos inversores más sofisticados desarmaron esas posiciones para tomar algunas en acciones argentinas. Algo de eso se vio en la suba que tuvieron este último mes”, dijo Martínez Burzaco.

La expectativa, que el tiempo se encargará de premiar o castigar, es a que los cambios de rumbo económico como resultado de las urnas podrían ser beneficiosos en el corto a mediano plazo para la operación diaria de las empresas locales. No en vano el índice S&P Merval en dólares ganó más del 10% en lo que poco que va de noviembre.

“Son apuestas de riesgo, inversores que llegan comprados a las elecciones, pero tienen sus fundamentos. En particular, para esos perfiles, vimos mucha demanda y nosotros hemos recomendado en particular empresas de materiales para la construcción, como Holcim o Loma Negra, que tuvieron muy buen desempeño dados los efectos en la actividad de la construcción y precios de momentos de tensión cambiaria como los actuales”, dijo Bano.

Fuente: Infobae

Te puede interesar