Elecciones 2021: Javier Milei va por la consolidación de los libertarios como tercera fuerza

POLÍTICA 14 de noviembre de 2021 Por Matías RUSSO COROMAN
7JDAURV7LJH7TBWWSF4QQU7OHU

Con la certeza de que será diputado nacional y la esperanza de consolidar la irrupción liberal que se vio en las PASO, Javier Milei transita las últimas horas de su primer año como candidato antes de ir a votar y aguardar la respuesta del electorado porteño a su irrupción en la política. Aquella a la que se sumó a militar con la promesa de “sacar a patadas en el culo” a “la casta” para “reconstruir la Argentina”, pero que en el último tramo de la campaña mostró cierta afinidad con “los halcones” de Juntos por el Cambio.

El economista libertario se despertará este domingo, desayunará, y a las 11 estará emitiendo su voto en la mesa 2256, de la UTN Facultad Regional Buenos Aires. Luego almorzará con su familia y parte de la tarde la dedicará a continuar con la lectura del libro El capitalismo no es el problema, es la solución. Un viaje a través de la historia reciente de los cinco continentes, del historiador alemán Rainer Zitelmann.

 
Expectante, pero tranquilo, aguardará que concluya la jornada de votación. Los resultados los conocerá en el Luna Park, donde La Libertad Avanza montará su búnker. El candidato libertario cosechó en las PASO casi 14 puntos. La euforia de aquél resultado inesperado le permitió envalentonarse con la idea de “dejar tercero al kirchnerismo”. Entre su tropa estimaban que, contabilizando el 11% que dejó en el camino Ricardo López Murphy, un 25% de electores porteños serían afines a las ideas liberales.

En promedio, distintas consultoras proyectan un leve crecimiento de Milei; no el necesario para inquietar al Frente de Todos. Un resultado similar o apenas superior al del 12 de septiembre sería más que festejado en el frente libertario, le permitiría sumar con seguridad a la segunda de la lista, Victoria Villarruel -presidenta de la Asociación Civil que nuclea a las Víctimas del Terrorismo de Argentina-. Con un escenario parecido al de las PASO entrarían cuatro legisladores porteños.

“El domingo es nuestra oportunidad de decirle a la casta política empobrecedora lo que sentimos por ellos. Que no los soportamos más, que estamos podridos, que nos cansaron”, fue la última reflexión que hizo Milei en sus redes sociales antes del inicio de la veda. El hartazgo al que hizo referencia incluyó la inseguridad, tema latente desde hace años pero que cobró fuerza en la última semana de campaña con el crimen del kiosquero de Ramos Mejía: “Estamos podridos de que la casta se nos ría mientras no sabemos si volveremos a ver a nuestros hijos, ya sea porque nos los mata la inseguridad o porque creen que la única salida es Ezeiza”.

En el mismo posteo reveló que no le fue fácil “ingresar a la batalla electoral” y que junto con el resto de los miembros de La Libertad Avanza “tuvimos y tenemos que bancarnos operaciones, provocaciones, censuras y ataques de todo tipo”.

En el último tiempo de la campaña el nombre de Javier Milei se metió en medio de la interna de Juntos por el Cambio. El entorno de Mauricio Macri filtró el dato de una reunión privada entre el ex presidente y el candidato liberal. El propio economista confirmó que ese encuentro existió pero argumentó que sucedió en agosto, “cuando no tenía la gravitación política que emergió después de las PASO” e incluso justificó que Macri no entra en su definición de casta porque cuando llegó al gobierno “su discurso era liberal, el problema fue quiénes lo acompañaron: la Unión Cívica Radical con su socialismo impregnado hasta la médula, la Coalición Cívica y las palomas (de JxC)”.

Macri devolvió el gesto con una definición que a la vez fue dirigida a Horacio Rodríguez Larreta y su primera candidata en la Ciudad: María Eugenia Vidal. “Las ideas que expresa Milei son las mismas que siempre he expresado yo”. El ex presidente fue por más y hasta se animó a hablar de la posibilidad de confluir en una alianza con el economista en 2023. Esa puerta la abrió el propio Milei cuando semanas después de las PASO manifestó que no descartaba competir en una fórmula con Patricia Bullrich en las próximas elecciones presidenciales: “Tengo afinidades con ella”.

El coqueteo del ala dura del PRO con Milei lo pagó Bullrich en el cierre de campaña de Vidal. Cuando tomó el micrófono, cientos de militantes radicales, de la Coalición Cívica y quienes se referencian en “las palomas” de Juntos por el Cambio le marcaron la cancha a la ex ministra de Seguridad (y por ende a Macri) haciéndole pasar un incómodo momento: “Con Milei no se habla”, le cantaron.

El candidato de La Libertad Avanza salió en defensa de la funcionaria de Cambiemos. Para Milei se trató de una trampa que le tendió Horacio Rodríguez Larreta en medio de la interna del PRO. “Fue un acto de miserabilidad política, no fue generación espontánea; fue armado, debe ser alguien que se siente amenazado en sus aspiraciones personales”, opinó días atrás en diálogo con Viviana Canosa (A24).

En este marco de internas, Milei ha planteado la necesidad de alcanzar “un ordenamiento ideológico”, dividido entre “los colectivistas” y los que “abrazan las ideas de la libertad”. En los primeros, incluye a: la Unión Cívica Radial, la Coalición Cívica, “las palomas de Juntos por el Cambio”, el kirchnerismo y la izquierda. Mientras que en la otra vereda deberían confluir los liberales, los libertarios, los conservadores, el peronismo republicano federal, y “los halcones” de JxC.

El cuestionamiento en público que sufrió Bullrich de parte de los seguidores de Juntos por el Cambio puede ser la puerta hacia una reconfiguración de la coalición con miras al 2023, donde el peso del resto de las fuerzas antikirchneristas podrá inclinar la balanza. Y este domingo se confirmará que al Congreso llegará una nueva voz que, aunque dice que llega para “despertar leones”, su rugido buscará convocar halcones.

Fuente: Infobae

Te puede interesar