Esta vez billetera no mató galán

POLÍTICA Por Carlos ZIMERMAN
1628003672442

Cuentan los que ayer luego de las 20 horas estaban junto al Gobernador, que su humor era pésimo y puertas adentro no paraba de insultar.

"Me mataron todos con la Billetera, me tildaron de populista, de mal gastar los fondos públicos y no sé cuantas cosas más y al final nada me sirvió, son todos ingratos y en diciembre les voy a cortar justo antes de las fiestas, no se lo merecen", palabras más , palabras menos ese fue el principal y más enérgico descargo de Omar Perotti tras perder las elecciones a manos de una periodista que por ahora su mayor capital es una simpatía inigualable y ser muy bella.

Otros de los destinatarios de la ira de Perotti fue la gente de su ciudad natal, su querida Rafaela: " No se más que quieren, no valen nada, les hago obras, les termine una universidad modelo, me aguanté las puteadas cuando le regalé un montón de plata a los de Sportivo y nada, no hay nada que les venga bien, son unos ingratos que a partir de ahora van a saber lo que es ser uno más en la provincia", fue quizá su más duro reclamo, la que le tocó el alma misma.

Siguiendo con los reclamos para su querida Rafaela, el turno fue para quizá uno de sus mayores enemigos contemporáneos, Luis Castellano. " Ese tipo es un inútil total, con todo el apoyo, con la plata que mando, con el aparato a pleno y así todo nada puede hacer. En cualquier momento dejo de actuar y que todos sepan la verdad".

Perotti perdió en el Departamento Castellano y los reclamos no fueron para Calvo por la amistad incondicional que se tienen, pero si le dijo vía WhatsApp que hay que trabajar de otra manera y tener más contacto con el rafaelino, el destino que Perotti ya le encomendó para que en 2023 no se pierda la intendencia.

La provincia toda le dio la espalda salvo Rosario, pero el electorado rosarino no es fiel, en una semana se olvidan de las dádivas y comienzan los reclamos.

Perotti debe saber que lo que se le reclama no es asistencialismo sino seguridad. Santa Fe no es Buenos Aires y por más que muchos le endilgan haber traído hace unos años gente de las villas porteñas, lo que el común de los santafesinos quiere es más seguridad, nada de asistencialismo.

Ayer Perotti perdió mucho más que una elección de medio termino. Sus ambiciones presidenciales por ahora quedaron relegadas y el peronismo Federal que asoma será comandado , por ahora, por Schiaretti, que tampoco está para tirar manteca al techo, pero al menos le ganó en viveza y anoche mismo largó su carrera hacia 2023.

A Perotti no le alcanzó con Billetera Santa Fe y se enojó con todos, quizá omitió enojarse con el mismo, reconocer los errores es el principio para encontrar las soluciones.

Santa Fe no tiene una política se seguridad, Perotti hace casi dos años que gobierna y por ahora solo dio señales de un populismo decadente. 

Esta vez "billetera no mató galán".

Te puede interesar