A fuerza de clientelismo y dádivas, Perotti saca músculo en en interior de Santa Fe

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
1607806530889

 

El peronismo santafesino sumó 60 presidencias comunales en las elecciones del 14 de noviembre, arrebatándoselas al Frente Progresista, Juntos por el Cambio y fuerzas políticas vecinales. El dato le ofrece una mirada positiva al gobernador Omar Perotti tras la derrota del Frente de Todos en los comicios legislativos y le permite mostrar músculo territorial al interior de la provincia.

 

Además, buena parte de esas victorias se las anotó el sector que creó Perotti, ya que las boletas compitieron con el nombre de “Santa Fe para Todos”, con el que fueron a las urnas los candidatos que responden al nuevo sector interno creado por el rafaelino y que denominó “Hacemos Santa Fe”. El resto llevó el nombre “Frente de Todos”, con el que el peronismo compitió a nivel nacional.

 


En detalle, el peronismo santafesino (PJ) le arrebató al Frente Progresista 23 comunas, y una a Juntos por el Cambio.  Con el mismo envión electoral, 18 se las llevó “Hacemos Santa Fe”, el sector del gobernador que antes eran del FPCyS, y otras dos pasarán a ser manejadas por esa misma agrupación, pero estaban bajo el control de JxC. Mientras que 14 fueron ganadas a Comisiones Vecinales.

Antes de las elecciones generales del último domingo, el peronismo ya controlaba en la provincia 78 comunas y 21 municipios. La contrapartida fue que candidatos que responden al justicialismo santafesino perdieron las elecciones en varias comunas que tenían autoridades identificadas con el PJ, así como en algunos municipios, entre ellos Sauce Viejo y Roldán.  

 


Entre las comunas recuperadas con figuras identificadas con el Partido Justicialista, y que antes estaban en manos del Frente Progresista, figuran Sanford, en el departamento Caseros; Eustolia, Saguier, Virginia y María Juana; en Constitución, y Cafferata y Miguel Torres, en General López.

También se inscriben en la misma lista los triunfos en El Sombrerito, en General Obligado; Felicia, San Mariano y Sarmiento, en Las Colonias; Carmen del Sauce, Coronel Bogado y Soldini, dentro del departamento Rosario; Moisés Ville y La Lucila, en San Cristóbal; San Fabián, en San Jerónimo; Los Tábanos, en Vera; Naré, La Criolla y Ramayón, en San Justo. Además, quedó en manos del peronismo la comuna de Carrizales, en el departamento Iriondo, que estaba en poder de Cambiemos.

 


Con listas que llevaron el logo de “Santa Fe para todos”, el oficialismo recuperó 18 comunas que gobernaba el Frente Progresista: Santo Domingo, Elisa y María Luisa, de Las Colonias; Santa Isabel y Diego de Alvear, en General López; Colonia Teresa, en San Javier; Montefiore y Logroño, en 9 de Julio; Crispi y Las Bandurrias, en San Martín; Colonia Rosa, Villa Saralegui, Colonia Clara y Aguará Grande, en San Cristóbal; Cañada Ombú e Intiyaco, en Vera, y Colonia Mascías y Saladero Cabal, en Garay.

También pasarán a ser gobernadas por el PJ las comunas de Albarellos, que estaba en poder de Juntos por el Cambio, y Las Petacas, que estaban en manos de Unite. Como Vecinales se recuperaron las de Galisteo, Egusquiza, Josefina, Alvarez, Los Molinos, Matilde, Uranga, Irigoyen, Gaboto y Cavour.

 

De ser gobernadas por vecinalistas ahora quedaron en poder del PJ las comunas de Pueblo Marini, Ibarlucea, Díaz, Aldao y Fortín Olmos y Villa Mugueta. En cambio, el PJ perdió las comunas de Theobald, Helvecia, Pujato Norte, Hersilia, Monje y Tartagal.

 

Nuevos votos
Aunque no lo suficiente, el peronismo santafesino pudo reducir la brecha que le había sacado JxC en las primarias del 12 de septiembre. Una explicación de esos números se encuentra en algunos datos: en estas elecciones creció un 5% el número de personas que fueron a votar (unos 130 mil electores) y también disminuyó casi a la mitad la cantidad de votos en blanco y nulos que hubo en las primarias.

 

Según un estudio de la consultora Doxa Data, en la distribución de los nuevos votos afirmativos que se sumaron en las elecciones generales por sobre las PASO, el más beneficiado fue el Frente de Todos, que consiguió retener el 33% de esos nuevos electores.

Fuente: LetraP

 

Te puede interesar