La UCR y el PRO trasladan al Congreso las batallas internas por la conducción del partido a nivel nacional

POLÍTICA 23 de noviembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Juntos-por-el-Cambio-3

La Unión Cívica Radical (UCR) fue uno de los principales protagonistas de las últimas elecciones legislativas al recuperar terreno dentro de la coalición opositora con nombres de peso. Sin embargo, la renovación parlamentaria que dejó los comicios también abrió una interna dentro de la Cámara de Diputados por el liderazgo del bloque del histórico partido. El escenario de tensiones trasciende el Congreso y llega a la disputa nacional. 

Actualmente, la presidencia del bloque radical en la Cámara baja está a cargo del cordobés Mario Negri, pero con la llegada del referente del radicalismo porteño Emiliano Yacobitti se puso en duda su continuidad al frente del espacio. Según explicó NA, el porteño salió a jugar fuerte y, en su intento por sumar voluntades para correr al representante de Córdoba entabló diálogo con Facundo Manes, diputado electo por la provincia de Buenos Aires y estrella en ascenso de la UCR, para sumarlo a su campaña aunque no lo logró.

Por su parte, Mario Negri está decidido a discutirle la presidencia voto a voto dentro del bloque, debido a que los números estarían, por el momento, de su lado. Desde el 10 de diciembre, la UCR tendrá en la Cámara baja un espacio con 45 legisladores de los cuales 29 respaldarían al cordobés y 16 irían detrás del representante porteño. No obstante, la pelea interna no queda solo en Diputados sino que se traslada a la conducción del partido nacional de la UCR que se disputan Gerardo Morales -actual presidente del partido y cercano a Negri- y Martín Lousteau, compañero de Yacobitti en Evolución.

Durante la última campaña electoral, Lousteau levantó su perfil de dirigente nacional con la mira puesta en la definición sobre la nueva conducción de la UCR, que es la motivación detrás la pulseada por el bloque. Un importante dirigente del partido señaló a NA que «por ahora, solo Morales manifestó que quiere presidir el partido» que actualmente encabeza el senador electo por Mendoza Alfredo Cornejo.

Ante este escenario, una de las hipótesis que se manejan en el radicalismo es que Cornejo, desde el Senado, podría alcanzar un acuerdo con Morales para que lo respalde como jefe del interbloque de Juntos por el Cambio y, en contraprestación, los delegados de Mendoza al Comité Nacional apoyarían al jujeño para presidir el partido. Cornejo tiene la intención de presidir el interbloque de Juntos por el Cambio que también encabeza Luis Naidenoff, otro aliado de Morales, por lo que el eje de la negociación pasaría por allí. 

Quién conducirá el PRO dentro del Parlamento

La definición sobre quiénes presidirán los interbloques de Juntos por el Cambio en el Senado y en Diputados será definido por los jefes de cada bloque dentro de la Mesa Nacional del espacio que integran Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Cornejo, Elisa Carrió, Miguel Pichetto y Maximiliano Ferraro, entre otros. De este modo, se abre un debate paralelo sobre quien conducirá el PRO en medio de la disputa entre el ala moderada y los sectores más duros. 

Por el momento, el actual jefe del bloque en la Cámara baja, Cristian Ritondo, está anotado para encabezar el interbloque de Juntos por el Cambio (lugar que Negri y la UCR en general dan casi por perdido ante los amarillos) pero el sector de los «halcones» que responden a la exministra de Seguridad de la Nación empezó a poner en duda su continuidad. Se estima que los diputados Fernando Iglesias, Waldo Woff y el ingresante Gerardo Milman serían quienes planten batalla.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar