Cumbre de la CELAC: el gobierno pagó los pasajes de 8 diplomáticos caribeños que llegarán a Buenos Aires para apoyar la candidatura de Alberto Fernández

POLÍTICA 01/01/2022 Por Román Lejtman*
TDSVUUATRPMS72KY5I5AO3QNBM

El Ministerio de Relaciones Exteriores pagó ocho pasajes en primera clase a diplomáticos de Trinidad y Tobago, Guyana, San Vicente y San Cristobal para que participen de la Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se hará en Buenos Aires a principios de enero.

Alberto Fernández aspira a conducir la CELAC, un deseo que se convertirá en realidad por el gesto diplomático de Daniel Ortega: el dictador nicaraguense ya adelantó que no trabará las pretensiones geopolíticas del presidente argentino.

La cumbre de cancilleres de la CELAC será presencial, pese al avance fulminante de la variable Omicron del COVID-19. La Casa Rosada pretende exhibir la cumbre como un éxito diplomático de la Argentina, y cree que un foro virtual quitaría impacto político al encuentro de los cancilleres convocados para designar al futuro titular de la CELAC.

Los ocho pasajes costaron cerca de 70.000 dólares y fueron tramitados por la embajada argentina en México. Así se desprende de los cables reservados a los que tuvo acceso Infobae.

En un primer cable, el Palacio San Martín ordena comprar los tickets -en primera- para Hugh Todd, ministro de Relaciones Exteriores de Guyana; Elizabeth Harper, secretaria permanente de la Cancillería de Guyana; Roberts Orin, canciller de Saint Kitts and Nevis (San Cristobal y Nieves en el cable oficial); Keisal Peters, canciller de San Vicente, y Latoya Pope, consejera del Ministerio de Relaciones Exteriores de San Vicente.

Este primer cable dice lo siguiente:

“En adición a los CAREFS. A) y B), se instruye al Jefe de Misión a transferir desde su cuenta pagadora en Dólares Estadounidenses la suma de USD 52.250,60 a la cuenta bancaria que posee la firma AMERICAN AIRLINES de acuerdo a los datos bancarios proporcionados oportunamente en cable de referencia.

Dicha suma corresponde al pago de las siguientes reservas de pasajes:

NOMBRE PAIS RESERVA IMP. EN USD --------------- -------- ---------------- -------------------

HUGH TODD GUYANA GCFQID 17.410,24

ELIZABETH HARPER GUYANA BOONYC 14.201,74

ROBERTS ORIN SAN CRISTOBAL Y NIEVES FWXDEM 9.205,04

KEISAL PETERS SAN VICENTE MCQXFJ 6.373,47

EDYNMC 1.380,67

LATOYA POPE SAN VICENTE GXMTUA 2.687,27

BJNNTH 992,17

TOTAL SUMA A TRANSFERIR: USD 52.250,60.

Una vez efectuada la transferencia en cuestión y al recibir por parte de la empresa AMERICAN AIRLINES la factura correspondiente, se deberá tomar contacto con DTCON a fin de instruir las registraciones contables pertinentes en el Sistema GAFCAN.

SECIN”, establece el cable diplomático al que accedió Infobae.

En un segundo cable reservado, la Cancillería ordena la compra de pasajes -en primera-para Amary Browne, ministro de Relaciones Exteriores de Trinidad Tobago; Bruce Lai, director de la Cancillería de Trinidad Tobago, y Carl Raymond funcionario de la Cancillería de Trinidad Tobago.

Este segundo cable dice lo siguiente:

“En adición al CAREF. A), se instruye al Jefe de Misión a transferir desde su cuenta pagadora en Dólares Estadounidenses la suma de USD 16.446,08 a la cuenta bancaria que posee la firma AMERICAN AIRLINES de acuerdo a los datos bancarios proporcionados oportunamente en cable de referencia.

Dicha suma corresponde al pago de las siguientes reservas de pasajes:

NOMBRE PAIS RESERVA IMP. EN USD --------------- -------- ---------------- -------------------

AMARY BROWNE TRINIDAD Y TOBAGO RPQEZF 6.705,37

BRUCE LAI TRINIDAD Y TOBAGO SHXXPY 5.100,37

CARL RAYMOND TRINIDAD Y TOBAGO CRMGVZ 4.650,34

TOTAL SUMA A TRANSFERIR: USD 16.456,08.

Una vez efectuada la transferencia en cuestión y al recibir por parte de la empresa AMERICAN AIRLINES la factura correspondiente, se deberá tomar contacto con DTCON a fin de instruir las registraciones contables pertinentes en el Sistema GAFCAN.

SECIN”.

La CELAC es un organismo de segundo orden en la diplomacia regional. No participan Estados Unidos y Canadá, y Brasil habitualmente no concurre a sus deliberaciones. El Palacio Itamaraty ya adelantó al Palacio San Martín que no tiene previsto concurrir a la Cumbre de Cancilleres que puede poner a Alberto Fernandez a cargo del foro que presta mucha atención a la agenda de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia.

El jefe de Estado considera que Argentina debe cumplir un rol protagónico en América Latina y trató de fijar la agenda de la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Balcarce 50 fracasó en estas incursiones diplomáticas, y a continuación puso foco en la CELAC.

Alberto Fernández ordenó un raid diplomático por todos los países del Caribe. Y esa decisión le dio resultado: logró que Raph Gonsalves, desde hace veinte años Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, bajara su candidatura a la CELAC que era auspiciada por Nicaragua, Cuba y Venezuela.

El plegamiento de Gonsalves -un alfil cubano que en la Habana llaman “Mini Castro”-, aplanó el camino para obtener el apoyo de Ortega. El dictador sandinista rechazaba la candidatura de Alberto Fernández por haber retirado de Managua al embajador argentino en repudio a las elecciones fraudulentas del 7 de noviembre.

Pero esa crisis diplomática cesó, y ahora el Gobierno aguarda cómo el canciller nicaraguense Denis Moncada ejecuta el gesto a favor de la Argentina que Ortega ya prometió a Cuba, Venezuela y Bolivia.

“Que querés que los traigamos en bicicleta. Todos los cancilleres viajan en primera”, contestó un influyente integrante de la Cancillería cuando fue consultado por el gasto de casi 70.000 dólares realizado para pagar los pasajes a Buenos Aires de 8 diplomáticos del Caribe que respaldan la nominación presidencial.

El funcionario del Palacio San Martín añadió dos conceptos para completar la posición del gobierno:

-”No tiene sentido que digan que los traemos para votar. Ya tenemos los votos por escrito. Los traemos para integrar la región. Para eso queremos la CELAC”.

-Cuando (Mauricio) Macri hizo el G20 pagó a los cancilleres ricos sus hoteles y estadías, y ahí no dijeron nada. Nuestra idea es integrar y los países del caribe no tienen plata. Por eso pagamos nosotros sus pasajes de avión. No es proselitismo. Ellos ya nos habían dicho que apoyaban a Alberto (Fernández) como presidente de la CELAC. Y los pasajes los sacamos después. No hay nada oscuro, ni sucio”.

En la noche del 6 de enero, Alberto Fernández ofrecerá una cena de honor a todos los representantes diplomáticos que participarán de la cumbre de cancilleres de la CELAC. Y una día más tarde, si el dictador Ortega no cambia de opinión, el jefe de Estado será designado titular de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Un éxito diplomático que viene persiguiendo desde que llegó a la Casa Rosada.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar