El cierre de un tercer medio independiente agrava el deterioro de la libertad de prensa en Hong Kong

INTERNACIONALES 04/01/2022 Por Inma BONET BAILÉN
FHTRKQY4WYRD4ABVITPDAH2YUQ

China continúa cerrando el cerco a cualquier fuente de información divergente en los medios de comunicación hongkoneses. El portal de noticias independiente Citizen News anunció el domingo por la noche que cesará su publicación el 4 de enero debido “al deterioro del entorno periodístico” en la excolonia británica y con el fin de “garantizar la seguridad de su personal”. Si bien es cierto que la clausura del medio no ha sido, en esta ocasión, resultado de un acto de represión directo, la decisión tiene poco de voluntaria. Citizen News ha decidido seguir los pasos de Apple Daily y Stand News, otros dos medios opositores de la región semiautónoma, que se vieron obligados a cerrar en 2021, después de que las autoridades encargadas de salvaguardar la Ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín arrestasen a algunos de sus directivos.

“Nunca hemos olvidado nuestra intención inicial, pero, por desgracia, los cambios drásticos en la sociedad y el empeoramiento del entorno mediático en los últimos dos años han provocado que no podamos continuar cumpliendo con nuestros ideales sin miedo. En medio de esta crisis debemos asegurarnos de que todos los tripulantes del barco se encuentran a salvo”, expresó Citizen News en un comunicado publicado en sus redes sociales.

 
“Informar sin miedo significa que no tememos ofender a la élite, que criticamos a las autoridades cuando sus políticas no son correctas, que no rehusamos contar la verdad sobre las grandes corporaciones por presión empresarial”, aseveró en una rueda de prensa, celebrada este lunes, Chris Yeung, redactor jefe de este portal de noticias y expresidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong. “Pero eso no significa que el precio sea sacrificar nuestra propia libertad”, añadió.

Citizen News, que se define en Facebook “sin afiliación a un partido político” y que “apuesta por un Hong Kong libre, abierto e inclusivo”, empezó a publicar contenido en enero de 2017 y cuenta con alrededor de 408.000 seguidores en esta red social. El medio, que recibió apoyo inicial a través de una campaña de crowdfunding, tiene 40 empleados en plantilla.

Daisy Li, editora jefe de Citizen News, expresó ante la prensa que ya no sabe qué son las noticias “seguras”. “Si no tengo la confianza suficiente para guiar y liderar a mis reporteros, debo ser consecuente”, agregó. El propio Yeung ha confirmado que “el punto de inflexión para tomar esta decisión precipitada fue lo ocurrido con Stand News”. El miércoles pasado, 200 policías participaron en una redada a la redacción de este digital y en el arresto de siete miembros de su cúpula directiva. Las autoridades también congelaron 6,9 millones de euros de los activos de Stand News, y dos de sus editores jefes continúan detenidos, acusados de “conspirar y distribuir material sedicioso”, después de que se les negara la libertad bajo fianza. Ese mismo día, este medio de comunicación, que se había convertido en el más popular entre los activistas y simpatizantes de la oposición, anunció su cierre.

Lo ocurrido con Stand News no fue más que un calco de la represión policial que sufrió en junio la publicación también desaparecida Apple Daily, crítica con Pekín, y que se vio obligada a cerrar después de que su editor jefe y otros cuatro directivos fuesen arrestados por “confabular con fuerzas extranjeras”.

“Tras el cierre de Apple Daily y Stand News, Citizen News es el tercer medio independiente hongkonés que cae víctima de la intimidación y la campaña de acoso de la Policía, liderada por la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, y cuyo objetivo parece ser la supresión total de la libertad de prensa en el territorio”, apuntilla Cédric Alviani, director de la oficina para Asia Oriental de Reporteros Sin Fronteras. Según los datos compilados por esta organización no gubernamental con sede en París, la posición de Hong Kong en el índice de libertad de prensa ha caído estrepitosamente en los últimos años: si en 2002 se situaba en el puesto 18; en 2021 se desplomó hasta el 80.

El sindicato de prensa de la ciudad y el club de corresponsales extranjeros han expresado su profunda preocupación por la situación de la libertad de expresión en la ciudad desde el cierre de Apple Daily. Una encuesta, realizada el mes pasado por la Asociación de Periodistas de Hong Kong, reveló que casi la mitad de los profesionales del sector radicados en la región se estaba planteando o ya tenía planes de abandonar el enclave debido al empeoramiento de las condiciones de trabajo. También que más de la mitad de los periodistas se autocensuraba a la hora de cubrir ciertos temas que podrían ir en contra de Pekín.

Hong Kong regresó a la soberanía china en 1997 bajo la promesa de que se protegerían una amplia gama de derechos, como la libertad de prensa, la democracia y sus tribunales independientes, al menos, hasta 2047. Este nuevo cierre de un medio de comunicación que no promueve el discurso oficialista de la parte continental pone más sal sobre la llaga que se abrió tras las protestas prodemocracia de 2019. Entonces, y durante meses, las manifestaciones tomaron las calles de la ciudad. Pekín respondió un año más tarde con la aprobación de la draconiana Ley de Seguridad Nacional, que contempla penas de hasta cadena perpetua para crímenes como la secesión, la subversión, el terrorismo o la confabulación con fuerzas extranjeras.

Fuente: El País

Te puede interesar