Ritondo será el jefe del interbloque de JxC en Diputados y cruje el acuerdo entre Morales y Lousteau

POLÍTICA 06/01/2022 Por David Cayón*
G6KCTJ6ERJHEJHGLETUH4MQT7Y

Desde el pasado 10 de diciembre cuando cambió la constitución del Congreso de la Nación en general y de la Cámara de Diputados en particular, el interbloque de Juntos por el Cambio vive una convulsión interna en busca de una nueva organización.

La llegada de nuevos diputados de peso propio cambió la balanza de poder. Tanto es así que lo que durante varios años fue un interbloque conformado por tres partidos-PRO, UCR y Coalición Cívica- se multiplicó y hoy está conformado por 10 espacios con sus respectivos presidentes.

Esa disgregación, y la agenda parlamentaria de diciembre en donde la discusión del Presupuesto 2022 y de Bienes Personales acaparó toda la atención, hizo que se atrasaran algunas definiciones como, por ejemplo, la presidencia del interbloque que, hasta el 9 de diciembre había sido ocupada por el radical Mario Negri.

Esa falta de designación, más la interna radical que hizo que se dividiera en dos bloques, se pudo ver en las últimas sesiones del año en donde hubo fuertes discusiones y enfrentamientos.

Pero esto se solucionaría a mediados de febrero en Santa Fe. El día que se celebre la primera reunión de los diputados y senadores nacionales con la mesa de Juntos por el Cambio, una de las primeras decisiones será la formalización de Cristian Ritondo como jefe del bloque que tiene a 116 legisladores en la Cámara Baja.

La realidad es que era un secreto a voces esa designación ya que Negri había hecho pública su intención de no continuar en el cargo. Además, el acuerdo entre el PRO y la UCR es que la presidencia del interbloque es para el espacio que más diputados tenga: el PRO tiene 50, la UCR 33 y Evolución 12 legisladores.

Otro punto a tener en cuenta es que el radical Alfredo Cornejo fue elegido como presidente del interbloque en la Cámara de Senadores, por lo que era difícil que el radicalismo se quedara con el cargo en Diputados.

Sin embargo, esa decisión podría acarrear un problema. Durante las frenéticas reuniones que se dieron en la previa a la elección de Gerardo Morales como presidente de la UCR, el jujeño y el líder de Evolución, Martín Lousteau, acordaron trabajar en la unificación del bloque radical y parte de ese acuerdo -según explicó una alta fuente del partido centenario que participó de esas negociaciones- incluía la posibilidad de que la presidencia del interbloque quedara para Rodrigo de Loredo, actual presidente de Evolución en Diputados.

“Nosotros no estamos para resolver las internas de ellos”, señalaron desde el PRO frente a la consulta del acuerdo Morales - Lousteau. “Ellos -por la UCR- deberían unificar el bloque porque es muy difícil trabajar así pero lo tienen que solucionar internamente”, agregaron.

En este contexto, en donde queda bloqueado parte del acuerdo -que incluía que Negri iba a ser el jefe del bloque radical unificado- las chances de que se vuelva a unir el bloque radical a partir del 1 de marzo cuando inicien las sesiones ordinarias parecen alejarse.

Pero Ritondo no sólo deberá enfrentar el problema de los bloques radicales, sino que además deberá solucionar los reclamos del resto de los bloques. “Desde el 10 de diciembre a esta parte no hubo una sola reunión de los presidentes de los bloques. Entendemos que el PRO y el radicalismo son mayoritarios pero hay 8 bloques más y nunca nos llamaron”, se quejó un miembro del interbloque. “Tampoco existe un grupo whatsapp en donde los presidentes de los bloques puedan intercambiar opiniones, eso es algo que Ritondo va a tener que organizar”, agregó.

El otro problema que deberá contener son los “solitarios” y los que se “escapan por derecha”. “Hay un grupo de legisladores que la juegan de duros pero en realidad lo que termina siendo es que son solitarios, no responden al bloque y el bloque nunca sabe qué es lo que van a hacer. Ese es un problema a resolver más ahora cuando el número es tan finito”, explicó un legislador de Juntos por el Cambio.

A estos se le suma el grupo de los que se “escapan por derecha” que ya empezaron a mostrarse y que tienen su primera foto con un proyecto de ley que presentó el diputado Gerardo Milman, referente de Patricia Bullrich en Diputados, en donde se busca bajar el IVA de 21% a 18% y derogar artículos aduaneros entre otros puntos. El proyecto de ley es acompañado por otros “duros” del PRO como Waldo Wolff, Laura Rodríguez Machado, Fernando Iglesias, Sabrina Ajmechet y tiene la sorpresa que, además, lleva la firma del libertario Javier Milei.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar