La nueva joya del Palmeiras: tiene 15 años y ya entrena en Primera

DEPORTES 10/01/2022 Por Omar EDEN
7Fukiw2RE_1256x620__1

Brasil no deja de sacar grandes jugadores. El suelo fértil donde crecieron los mejores futbolistas del planeta y de la historia, ahora está siendo testigo de quien muchos dicen será un crack mundial en poco tiempo: un tal Endrick, que por ahora está en las inferiores de Palmeiras pero ya tienen otros planes para él.

El chico que tiene apenas 15 años ya juega para la Sub 20 porque con los de su categoría arrasa, pero también saca ventaja en esa división. Por eso, y luego de un par de actuaciones fantásticas, Abel Ferreira, entrenador del Verdao, decidió convocarlo al entrenamiento del primer equipo este domingo por la mañana.

Endrick viene dando que hablar hace rato en Brasil y en el mundo. Cada vez que le toca jugar un torneo relevante en las inferiores, que tengan algún tipo de transmisión, sus imágenes se viralizan y todos se sorprenden por la calidad del joven, a quien le sobran las condiciones para brillar en el fútbol grande si logra sostenerse.

Fue eso mismo lo que sucedió en un partido de la Copinha, como se conoce a la Copa de Fútbol Junior San Pablo, donde los clubes del estado se enfrentan a través de sus equipos Sub 20. Un torneo que resulta importante para que los chicos adquieran más rodaje y que también atrae a muchos ojeadores, que están atentos a captar a futuras promesas.

Pues todas las miradas en este caso se las llevó Endrick. El adolescente marcó un doblete en el triunfo de Palmeiras ante Real Ariquemes y aunque los dos fueron golazos, el primero en la cuenta personal llamó la atención de todos. De hecho, algunos medios lo catalogaron como "maradoneano" por la facilidad con la que elude rivales.

Más allá de comparaciones, es cierto que su capacidad impresiona. El chico mostró en esa jugada que tiene todo: intensidad para presionar, fiereza en la marca, sacrificio y, lo más importante, talento. Primero corrió a la defensa rival, recuperó la pelota, dejó en el camino a dos defensores y cuando el arquero el salió la picó con clase. Como si no importara la velocidad con la que venía.

Ojo, el segundo tanto también fue una belleza. Es que además de clase, el futbolista tiene potencia y conoce el área como si hubiera jugado 15 años en Primera. Recibió de espaldas, contuvo la marca de un rival, se dio vuelta y sacudió de zurda al segundo palo. Golazo

Todo eso hizo que Abel Ferreira considerara que Endrick ya merece codearse con los mejores. En la práctica de este domingo, al púber se le escapaba la sonrisa de la cara. Como si le hubieran regalado un viaje a Disney.

Fuente: ole.com.ar

Te puede interesar