Diego Schwartzman debutó con un triunfo en el Abierto de Australia

DEPORTES Por Omar EDEN
ZXN7KWQ6ZNBIRDMIIPI74QEJX4

Diego Schwartzman (13) sumó la primera victoria argentina en la primera ronda del Abierto de Australia, tras superar con comodidad en el estreno al serbio Filip Krajinovic por 6-3, 6-4 y 7-5. Fue la primera victoria de un tenista argentino en el primer Grand Slam de la temporada tras las cuatro derrotas del lunes.

El argentino, cabeza de serie número doce, se enfrentará en la siguiente ronda al francés Hugo Gaston o al australiano invitado Christopher O’Connell.

Una molestia física encendió el alerta para el Peque en Australia
Diego Schwartzman tuvo que recibir la asistencia del fisioterapeuta por unos problemas en el muslo derecho en la recta final de un choque que se alargó después de perder su servicio con 5-3 a su favor en la tercera manga.

El bonaerense alcanzó la segunda ronda a orillas del río Yarra por sexto año consecutivo en lo que fue su octava participación en el major australiano.

La principal esperanza argentina ganó siete de las 16 pelotas de quiebre que dispuso después de aprovechar el dubitativo servicio del balcánico que acumuló un tímido 51% de puntos con primeros.

En la edición pasada, el argentino cayó en tercera ronda después de verse sorprendido por el que acabaría siendo la revelación del torneo, el ruso Aslan Karatsev (18).

Fue la primera victoria para la Argentina después de los tropiezos en la jornada inaugural de Federico Coria, Federico Delbonis, Facundo Bagnis y Tomás Martín Etchevarry. Sin embargo, poco después del triunfo del Peque llegó el segundo grito albiceleste cuando Sebastián Báez drerrotó al español Albert Ramos-Vinolas por 6-4, 4-6, 6-3, 1-6 y 6-2.

El próximo rival del bonaerense Báez saldrá del ganador del duelo entre el sueco con ascendencia etíope Mikael Ymer y el griego Stefanos Tsitsipas.

Schwartzman: “Rafa impone mucho respeto en el vestuario”
El argentino Diego Schwartzman (13) aseguró que el español Rafael Nadal (6) impone mucho respeto en el vestuario después de que fuera cuestionado por su favorito para el Abierto de Australia.

“Rafa arrancó con ritmo y todavía no ha perdido un partido aquí en Melbourne. Compartí vestuario con él estos días y se le ve con muchas ganas. Eso impone mucho en el vestuario”, comentó después de sumar una victoria en su estreno ante el serbio Filip Krajinovic.

“Terminé el partido con algún calambre. Muchas veces terminamos con alguna molestia pero ahora tengo 48 horas y la rutina será la misma”, explicó después de que fuera atendido por el fisioterapeuta en el último game.

“Me gusta mucho cómo juega. No lo conozco mucho pero lo vi por la tele. Tiene buena mano y un buen revés a una mano. Contará con la afición pero a mi me gustan los partidos a cinco sets”, recordó el porteño que se enfrentará en la siguiente ronda al australiano invitado Christopher O’Connell.

Fuente: TN

Te puede interesar