Estados Unidos recupera su presencia diplomática en Ucrania y ofrece más ayuda militar y económica

INTERNACIONALES Por Jacobo GARCÍA |Iker SEISDEDOS
ZSRIFJLIARC3JFOBXRHQFBXHHQ

La diplomacia estadounidense vuelve a Ucrania. El presidente Joe Biden ha nombrado este lunes embajadora en Kiev a la diplomática Bridget Blink, hasta ahora jefa de la legación estadounidense en Eslovaquia. El nombramiento plasma el compromiso de retorno a la capital ucrania formulado por los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Defensa, Lloyd Austin, al presidente ucranio, Volodímir Zelenski, el domingo, durante una reunión de 90 minutos en Kiev. Durante este encuentro, Estados Unidos prometió dinero y armas a Ucrania, cuyo Gobierno había pedido antes que el viaje se tradujera en respuestas concretas. Blinken y Austin han sido los miembros de la Administración de Biden de mayor rango en poner un pie en el país desde el comienzo de la invasión rusa el 24 de febrero. Su viaje, llevado con gran secreto desde Washington, terminó con el anuncio de ayudas en dinero en efectivo por más de 700 millones de dólares (653 millones de euros), 332 millones para financiamiento militar, mientras que otros 400 millones se destinarán a 15 países vecinos y socios de Ucrania que han enviado también material militar, además de haber acogido a más de cinco millones de refugiados.

En un mensaje difundido a través de Telegram, el presidente Zelenski confirmó que la asistencia militar fue el tema central de la reunión. “Seguimos haciendo todo lo posible para expulsar a los ocupantes y restaurar la paz. El elemento clave de este proceso es la fuerza de las Fuerzas Armadas de Ucrania, la disponibilidad de suficiente cantidad y calidad de armas, y de suficiente cantidad y calidad de municiones”. “Compartimos el mismo entendimiento con Estados Unidos: cuando la democracia gana en un país, gana en todo el mundo. Cuando la libertad se defiende en un país, se defiende en todo el mundo”, subrayó.

Estos fondos prometidos por Washington, junto con la venta de 165 millones de dólares en municiones fabricadas fuera de Estados Unidos, eleva la cantidad total de ayuda militar estadounidense a 3.700 millones de dólares (3.453 millones de euros) desde la invasión, señala la agencia AP.

“Lo que hacen los estadounidenses es echar aceite a las llamas”, reaccionó al anuncio del nuevo paquete de ayuda militar el embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, en unas declaraciones al canal ruso Rossiya 24 TV citadas por la agencia Reuters este lunes en las que también instó a Washington a detener unos envíos de armas que describió como “inaceptables”.

“Apoyaremos a Ucrania hasta el final”, declaró por su parte Blinken la madrugada del lunes, ya de regreso en el lado polaco de la frontera de ese país con Ucrania. “Los ucranios están fuertes, están resistiendo, con la ayuda de todo el mundo. Hay un apoyo masivo a Ucrania, una presión masiva a Rusia. Rusia está fallando, Ucrania está teniendo éxito”, aseguró el responsable de la diplomacia estadounidense.

Por su parte, Austin enfatizó el coraje ucranio: “El encuentro ha sido muy productivo. Estoy de acuerdo con el secretario Blinken, debemos dar cuanta más ayuda y más rápido mejor. Hemos hablado sobre cómo ganar el conflicto actual y sobre cómo reconstruir el futuro”. Además, el secretario de Defensa aseguró: “El primer paso para ganar es creer que puedes ganar. Ellos creen que pueden ganar. Nosotros pensamos que también. Si tienen el material y apoyo adecuados. Y nosotros haremos lo necesario para que lo tengan”.

Un retorno progresivo
La nueva embajadora de EE UU en Kiev, Bridget Brink, desempeñaba hasta ahora el puesto análogo en Eslovaquia. Anteriormente, ocupó cargos en Serbia, Chipre, Georgia y Uzbekistán, así como en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. El nombramiento, no obstante, aún tiene que ser ratificado por el Senado estadounidense. Estados Unidos no tenía embajador en Ucrania desde 2019, cuando el entonces presidente, Donald Trump, destituyó a Marie Yovanovitch tras desprestigiarla como parte de una campaña que acabó provocando el primer impeachment (proceso de destitución) contra él.

El plan de regreso de la representación diplomática, que abandonó el país antes de que comenzara la guerra, empieza esta misma semana. Primero se efectuarán viajes desde Polonia en el día a la ciudad occidental de Lviv, sede última de la Embajada estadounidense desde que el 14 de febrero se decidiera su traslado desde Kiev. En el horizonte cercano está regresar totalmente a la capital, aunque aún no está claro cuándo. Otros países, como Francia, Italia, Turquía o Polonia ya están operando en la ciudad, al igual que la Unión Europea. También España desde el viernes. Un día antes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió a Zelenski en Kiev el regreso de los diplomáticos españoles. La veintena de personas que integraban la legación diplomática fueron evacuadas a Polonia el 25 de febrero, un día después de comenzar la invasión.

“Desde el inicio de las hostilidades, hemos tenido un equipo al otro lado de la frontera en Polonia que ha hecho este trabajo (diplomático) para nosotros”, declaró Blinken a su regreso a Polonia. La visita a Kiev de Blinken y Austin no debería haber trascendido por motivos de seguridad hasta que salieran del país atacado. A los periodistas que viajaron con ellos a Polonia se les prohibió informar sobre el viaje hasta que terminara, y tampoco se les permitió acompañarlos en su desplazamiento por tierra a Kiev. Sin embargo, Zelenski hizo saltar por los aires esas cautelas el sábado, con el anuncio de que daría la bienvenida a los dos altos cargos estadounidenses al día siguiente.

“Los estadounidenses están en Kiev hoy [por el domingo]. En este momento están hablando con el presidente”, declaró en una entrevista difundida por YouTube Oleksii Arestovich, uno de sus consejeros. Arestovich insistió en el mismo vídeo en la que ha sido la principal petición ucrania desde que comenzó el conflicto: más armas para hacer frente a los rusos. “Mientras no podamos contraatacar, habrá un nuevo Bucha todos los días”, dijo en referencia a la ciudad del noroeste de Kiev convertida en símbolo de las atrocidades cometidas durante la ocupación rusa de la región. La visita de la delegación estadounidense continuará en Alemania, donde el secretario de Defensa recibirá a sus homólogos de más de 20 países y al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para discutir las necesidades de Ucrania, confirmó un funcionario del Pentágono.

Esta semana también llegarán a la antigua república soviética el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien viajará el jueves a Kiev después de pasar por Turquía y Rusia. Precisamente el orden del viaje ha indignado a Zelenski, que criticó que Guterres pase antes por Moscú que por Ucrania, y ha reprochado que ese no es el orden lógico para una visita de este tipo. “En Moscú no están los cadáveres por las calles”, reprochó Zelenski.

Fuente: El País

Te puede interesar