Dos muertos y un herido en París tras un tiroteo a un coche que arremetió contra varios policías

VW2KBPRE6BB63BZMGZQWNCS4HM

Agentes de las fuerzas del orden mataron a tiros la pasada noche en el centro de París a dos personas e hirieron a una tercera que circulaban en dirección prohibida en un coche que arremetió contra los policías.

Fuentes policiales indicaron que los policías dispararon contra el vehículo cuando se vieron amenazados por su avance en el Pont Neuf, el más antiguo de la ciudad sobre el río Sena.
Dos de los ocupantes resultaron muertos y un tercero quedó herido, señalaron las fuentes, que precisaron que un magistrado se desplazó hasta el lugar de los hechos para hacer las primeras averiguaciones y comenzar la investigación.
 
Junto a esa investigación judicial por tentativa de homicidio a personas investidas de la autoridad, se ha puesto en marcha otra administrativa por parte de la Inspección General de la Policía Nacional (IGPN), como ocurre de oficio cuando las fuerzas del orden utilizan sus armas de fuego.

Se espera que un juez de instrucción llegue a la escena, mientras que el Organismo de Control de la Policía y la Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) se encuentran trabajando en el lugar, como es habitual cuando hay un oficial involucrado en un tiroteo.

En la plaza de la República de París se han reunido cientos de manifestantes inmediatamente después del anuncio de la victoria del candidato presidencial, en torno a las 20.15 horas, convocados espontáneamente a través de redes sociales, según ha informado la radio francesa France Bleu.

Los participantes han coreado lemas como “Anti, anticapitalistas”, “No hay cuartel para los fascistas. No hay fascistas en nuestros barrios” o “Aquí estamos, aunque Macron no lo quiera. Estamos aquí, por el honor de los trabajadores y por un mundo mejor. Aunque Macron no lo quiera, estamos aquí”.

En las pancartas había frases como “Y ahora, la respuesta”, “No es a los sin papeles a los que hay que despedir” o “La democracia real está aquí”, según han recogido distintos medios franceses.

Cuando los asistentes iniciaron la marcha para salir de la plaza, sobre las 22 horas, la Policía empleó gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra los manifestantes. Luego, los manifestantes se reagruparon y sobre las 23 apenas quedaban unas decenas de personas mientras la Policía mantenía una importante presencia.

En Rennes, en el noroeste del país, los manifestantes han quemado contenedores y se han enfrentado a los agentes. Otros vídeos compartidos en redes sociales muestran cargas policiales. El movimiento de los Chalecos Amarillos ha convocado varias manifestaciones durante la última semana bajo el lema “cualquier cosa menos Macron”.

La manifestación ha abandonado finalmente la plaza Sainte-Anne, desde donde ha partido, y los manifestantes se han dispersado en varios grupos. Las fuerzas policiales han interrogado al menos a siete personas y un ciudadano francés ha sido detenido, tal y como ha informado el medio ‘Ouest France’.

Con información de AFP, ANSA, Europa Press

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar