Cristina Kirchner se sumó a la polémica: “Se puede ser legítimo y legal de origen y no de gestión”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
QH7RGAHHBJCDHBGAFBUNUOEF6Q

Este martes el referente de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque volvió a poner sobre la mesa y con intensidad el debate en el marco de la interna oficialista al asegurar: “El Gobierno es nuestro”. Poco después, desde el propio Gobierno llegó la respuesta: “No nos vamos a distraer con los que tiran piedras”. En este escenario que registra un feroz ida y vuelta en el oficialismo, la propia Cristina Kirchner apuntó a la gobernabilidad de Alberto Fernández por medio de una serie de posteos en Twitter. “Al gobernar se puede ser legítimo y legal de origen y no de gestión”, señaló la Vicepresidenta de la Nación.

Los comentarios de CFK fueron realizados en el marco de su reunión con Pilar del Río, periodista y esposa de José Saramago, escritor portugués Premio Nobel de Literatura fallecido en 2010. “Los conocí en mayo del 2003, compartiendo una cena junto a empresarios, intelectuales, periodistas y dirigentes de Derechos Humanos”, señaló sobre ambos la ex mandataria en el inicio de su breve hilo en la red social.

Sobre el contexto de la reunión, CFK señaló: “Faltaban unos días para el balotaje y la discusión durante toda la noche fue como íbamos a hacer para legitimarnos si el otro candidato renunciaba y no había segunda vuelta… algo que finalmente ocurrió”.

En esa línea y en un sugestivo mensaje a la gobernabilidad del Presidente, Cristina Kirchner expresó: “La pregunta era: ¿Cómo íbamos a hacer para gobernar el país después de la crisis de 2001 con apenas el 22% de los votos? Mi respuesta fue única y categórica: nos íbamos a legitimar gobernando… porque se podía ser legítimo y legal de origen y no de gestión”.

Semanas atrás, la propia Vicepresidenta había señalado: “Que te pongan una banda y que te den el bastón no significa que tengas el poder”.

La fractura del Frente de Todos parce no tener vuelta atrás y así volvió a dejarlo en claro Andrés “Cuervo” Larroque esta mañana, cuando acusó al Presidente de la Nación de promover el quiebre de la alianza de gobierno y cuestionó los resultados del equipo económico.

El referente de La Cámpora aseguró que el jefe de Estado es el que rompió el contrato electoral al no respetar la filosofía del kirchnerismo que le permitió llegar a la Casa Rosada: “Sin ningún tipo de dudas, el que fuerza la ruptura permanentemente con operaciones de desgaste sobre la figura de Cristina Kirchner y sobre el sector que ella representa es Alberto, sin ningún tipo de dudas”, disparó en declaraciones a Urbana Play.

Para el dirigente kirchnerista, los malos resultados de la economía se tradujeron en el último traspié electoral: “Tuvimos una derrota catastrófica a nivel nacional y la lectura fue que hubo un triunfo... hay un entorno de pillos que bolsiquean (sic) permanentemente a Alberto. No hay albertismo”.

Al ser consultado sobre si el kirchnerismo puede abandonar la coalición que llegó al poder en 2019, Larroque fue contundente: “Si el Gobierno es nuestro... Nosotros constituimos esta fuerza política, lo convocamos a Alberto y ganamos las elecciones. La intención de voto mayoritaria es a Cristina. Nosotros respetamos, pero Alberto no se va a llevar el Gobierno a la mesita de luz. Acá hay un frente”.

Las declaraciones cayeron muy mal en la Casa Rosada, desde donde respondieron con dureza. Altas fuentes del Gobierno le aseguraron a Infobae: “No nos queremos dejar distraer por los que tiran piedras. Estamos preocupados por problemas reales, no por los egos”.

“Nosotros seguimos trabajando. El Gobierno trabaja en unidad. Se pusieron en un lugar patético y no vamos a responderle”, sentenciaron desde el corazón de la Casa Rosada. El enojo se materializó durante la mañana de hoy como consecuencia de una nueva embestida del kirchnerismo duro.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar