Rafaela y una prensa atada a las migajas del poder

OPINIÓN Por Carlos ZIMERMAN
C40C931B-B65F-4E5C-9AC5-8B48A5F75BAF

Lo acontecido días atrás con el actor Alfredo Casero y su mediática pelea con el periodista Luis Majul nos llevó a reflexionar sobre el paupérrimo nivel de la prensa en Rafaela.

Desde el vamos tenemos que coincidir qué independencia en Rafaela, salvo alguno que otro esporádico caso no hay. El poder maneja a los comunicadores con una mísera pauta publicitaria que hasta da vergüenza ajena.

En Rafaela hay periodistas que tienen un temor reverencial hacia quienes le reparten pautas que en algunos casos no superan los $10.000. 

Partamos de la base que hay un sector específico de la prensa que está monopolizada por una “asociación ilícita” de auténticos sinvergüenzas que amordazan a periodistas con el miedo y la amenaza, algo inconcebible y repudiable.

Estos “pillos” están representados por un nefasto personaje de discutidas cualidades morales. Lo grave es que quien maneja esta asociación es un alto funcionario de uno de los poderes principales de la Nación, lo que hace más repugnable y vomitivo el panorama.

En off me dicen algunos periodistas que no les queda otra, por que de lo contrario serían “eyectados” en forma automática de sus puestos . “A vos te resulta fácil por que no vivís del periodismo, pero si a mi me despiden por hablar de lo que a ellos no les gusta, no tengo para darle de comer a mi familia”, me dijo hace pocos días un colega que trabaja en una de las principales radios locales.

Hay listas negras que todos conocen y saben, y hay quienes no pueden ir a los medios por que la represalia es inmediata. También hay casos en donde se invita cada tanto a algún personaje de la política destacado para tratar de disimular la discriminación existente y que pase más desapercibido la prohibición, es el caso concreto de un referente de la oposición que está vedado en LT28 por orden de “más arriba” según me comentan en off quienes tienen la obligación de no ofuscar al “jefe”. 

“Tres veces te quise invitar en los últimos tiempos y las tres veces, la alcahueta de Perotti me lo impidió. Esa mujer es nefasta, es lo peor que le puede pasar a la radio. No me queda otra, ojalá pudiera encontrar trabajo en otro medio , pero todos están en la misma, terminan claudicando por una pauta miserable pero que quieras o no te sirve”, me dijo quien considero era una promesa en el periodismo y lamentablemente ya se malogró.

Otro de los casos emblemáticos fue el de un periodista venido del sur de nuestro país hace ya muchos años. “Un día te invité a mi programa y me “apercibieron”, la última vez directamente me silenciaron. La mujer que responde a Perotti es una verdadera inmoral que no te saca los ojos de encima, pero estoy seguro que todo se paga en la vida, y ella tiene muchas “deudas” con Dios”.

En esa misma emisora se valen de las debilidades personales y morales de un locutor que está permanentemente controlado por “esa” mujer que responde directamente al gobernador Perotti y cuida en detalle a quien puede invitar o entrevistar este pintoresco locutor que si no fuese por su extrema “servidumbre” y vergonzante sumisión, podría haber llegado lejos y traspasar las fronteras de la ciudad para recalar en medios radiales nacionales sin ningún problema. Alguna vez dije de él que era el “Mario Pereyra” de Rafaela, en referencia al mítico locutor de Cadena 3 fallecido por Covid. En este caso se suma la censura y la autocensura impúdica y repudiable, un combo explosivo del pésimo ejercicio de la comunicación.

Para las épocas de elecciones la situación se agrava aún más. Los candidatos son reporteados en los principales medios con los permisos previos de la “gavilla”, y los que son invitados pagan sus presencia sí o sí, por lo que nada de lo que se lee, escucha o ve en campaña es creíble, todo está pautado previamente.

Rafaela no tiene una prensa libre y ello es muy peligroso, las excepciones son contadas con los dedos de una mano y la banalidad y superficialidad es notoria y peligrosa.

Seguramente Casero expresó en ese puñetazo muchas verdades que despertaron conciencias, seguramente el ni sabrá que sus palabras, sus actitudes y sus gritos bien pueden encajar en una ciudad de la provincia de Santa Fe, donde todo está tan tergiversado que un juez maneja la salud y un grupo de inescrupulosos le cierran la boca a los pocos que se animan a criticarlos y decir la verdad.

Otros nos la rebuscamos para ser dignos y no callar ante nadie, no sin antes guardar bajo siete llaves las pruebas de los “chanchurros” de estos sinvergüenzas que se creen poderosos por su pequeña porción de poder fraudulentamente ganada,  sin percibir que aires nuevos se avecinan en una Nación que hace tiempo dijo BASTA.

Te puede interesar