De dejar el colegio a pelear por la comida, la dura infancia de Maravilla Martínez: “Fue tocar fondo”

TBK4WEYVCBH7JOYGHJZBVPHZKM

Maravilla Martínez se encuentra promocionando su debut como actor en lo que serpa la película “Búfalo”, basada en la historia de Alejandro Búfalo Ortiz, y estuvo como invitado en el programa “Podemos Hablar” (PH).

En un momento Andy Kusnetzoff les propuso a sus invitados que pasen al frente todos aquellos que habían tenido una infancia o adolescencia sin lujos. El ex boxeador se animó a dar un paso y contó su experiencia de chico.

“Los primeros cinco años en Quilmes, nací en Sarandí, los siguientes años fueron en Florencio Varela. Mi padre trabajaba haciendo techos, soldaduras, carpintería, de todo. A partir de los 13 años ya trabajaba y estudiaba, a los 14 dejé la secundaria. Era el mejor alumno”, describió el ex boxeador.

Luego Maravilla Martínez recordó que debió elegir dejar el colegio porque su hermano debía ir a hacer el servicio militar y su papá necesitaba alguien que lo ayude en el trabajo. A pesar de todo el ex boxeador señaló: “Bastante Bueno, hoy en día miro para atrás y tuve un aprendizaje maravilloso, me forjó”.

Tras ello, el ex campeón del mundo se refirió sobre sus inicios en el deporte: “Yo empecé a boxear a los 20, es relativamente tarde para un boxeador. Me fue bastante bien siempre, tenía 26 combates y había perdido uno”.

“En el corralito, en 2001, estaba complicada la cosa. Venía de entrenar, pregunté que había de cenar en casa y me dijeron nada. Fue tocar fondo. Cuando era pequeño no había cena para los chicos, tomábamos mate cocido con leche y leche si había dinero”, recordó Maravilla Martínez.

Por último el ex boxeador describió: “Era habitual para mí no cenar y ver a mi vieja hacer magia con una latita de no sé qué cosa. Con algo alimentaba a los cinco. Era la lucha que teníamos y el aprendizaje que teníamos que tener”.

Fuente: la100.cienraidos.com

 

None

Redacción Deportes

Te puede interesar