Atlético se debe replantear todo

OPINIÓN Por R24N
atletico-de-rafaela-3-1-deportivo-moron-i-primera-nacionam_862x485
La cancha vacía, una constante en cada presentación de Atlético

Si alguien piensa que el problema de Atlético es quién va a remplazar a Forestello en la dirección técnica del primer equipo, se equivoca y mucho.

Atlético se debe replantear para qué está jugando el segundo torneo más importante del fútbol Argentino, en donde juegan instituciones que en algunos casos convocan a más de 30.000 personas y sus planteles están a la altura de cualquiera de primera división.

El alicaído y manoseado fútbol Argentino a lo largo de todos estos años fue de alguna manera "acomodando los melones", y en la segunda división están jugando instituciones con un poder económico y de convocatoria que nada tiene que envidiarle a los grandes de la primera división o de la Liga Profesional como algunos quieren que se llame.

Belgrano e Instituto de Córdoba, los equipos de Tucumán, los de Mendoza, los grandes de Buenos Aires y entreverado entre todos ellos el Atlético de Rafaela con sus limitaciones económicas, su pequeño presupuesto y el desgastado eslogan "pagamos poco, pero pagamos". 

La concurrencia de público en los partidos que Atlético hace de local quizá sea uno de los más bajos de la división. La gente no se entusiasma y no va a la cancha. Seguramente debe influir la carencia de figuras convocantes y la mala campaña del equipo, pero lo cierto y concreto que los partidos de Atlético casi que se disputan en familia.

La dirigencia con seguridad deberá dar respuestas a sus hinchas y pocos socios y marcar el rumbo para los próximos tiempos, de lo contrario mantenerse en la división, de la que La Crema es protagonista desde hace tantos años, va a ser muy difícil.

Con el diario del lunes podríamos decir que la partida de Forestello se dio seguramente tres o cuatro fechas después de lo que en realidad se debió dar, pero que nadie se ilusione con soluciones mágicas con la asunción de un nuevo entrenador, el problema de Atlético supera largamente a Fosrestello, un ídolo de la institución que no debe ser cuestionado, quizá por ahí pase la cosa, por una cuestión de pertenencia e indentificación. 

El receso servirá para incorporar nuevos jugadores ( se van a permitir 4 y la incorporación de dos jugadores más al banco de suplentes que seguramente permitirán mostrar a nuevos juveniles), pero el problema de Atlético es de fondo y ahí es donde la dirigencia tiene mucho que ver.

Hay movimientos institucionales de quienes quieren tomar las riendas de la institución con una mirada diferente a la de los actuales dirigentes y quizá llegó el momento que algunos se den cuenta que es hora de dar un paso al costado y permitir el protagonismo de las generaciones nuevas. Hoy Atlético está muy lejos de las nuevas formas de manejar una institución deportiva, en donde el marketing, las redes sociales, el vivir la institución las 24 horas juega un rol trascendental.Nada de eso tiene este Atlético "viejo y desgastado".

La plaza que ocupa Atlético es demasiado importante, nadie duda del esfuerzo honrado de quienes hoy conducen la institución y tampoco del poco y casi nulo apoyo que reciben del poder político, pero todo evoluciona en la vida y el fútbol no es una excepción.

La dirigencia de Atlético se debe replantear muchas cosas, entre ellas si quieren seguir disputando el segundo torneo más importante del fútbol Argentino o si llegó el momento de arriar banderas y dejar de penar en un certamen que hace mucho tiempo tomó vuelo propio, justamente el que Atlético no puede lograr desde hace, también, tanto tiempo. 

Te puede interesar