Las reservas, la gran obsesión de Guzmán: ¿podrá garantizar la estabilidad del dólar?

ECONOMÍA Por Claudio Zlotnik*
527019

Martín Guzmán está preocupado por las reservas del Banco Central. Son los dólares que logra acumular la autoridad monetaria lo que tiene en vilo al ministro, aun más que las idas y vueltas con Cristina Kirchner. 

Lo asumen los funcionarios del gabinete económico, y lo deja traslucir el propio jefe del Palacio de Hacienda, cada vez que puede, para mandarle un mensaje directo al kirchnerismo, que erosiona su capacidad de gestión en medio de la pulseada clave.

Guzmán se refirió al tema, durante la exposición en la AmCham Summit 2022. Ahí dijo que para que la política de precios e ingresos sea exitosa, la clave es juntar dólares y dar certidumbre cambiaria. "Para que sea efectiva tiene que funcionar el resto" (...) "Un programa consistente que incluya acumulación de reservas. Si queda aislado, no tiene efecto. La inflación tiene un componente central de expectativas", dijo ante los empresarios.

Dólares del BCRA: por qué las reservas preocupan

Sobre la acumulación de reservas, los últimos números permiten comprender la preocupación del ministro. Ayer, el Banco Central logró capturar apenas u$s5 millones en el mercado cambiario. En el mes van u$s635 millones. A razón de u$s90 millones por día, pero con una liquidación de divisas -por parte de los exportadores- en torno de los u$s220 millones.

En su último reporte semanal, la consultora Eco Go -que dirige la economista Marina Dal Poggetto- advierte que para cumplir con la meta de reservas pactada con el FMI, el Banco Central debería comprar u$s2.775 millones adicionales hasta fines de junio. "Un objetivo difícil de cumplir", razona Dal Poggetto.

Para cumplir, el BCRA debería capturar a razón de u$s72 millones por día. Se trata de un monto que está en línea con lo conseguido en los primeros siete días hábiles de este mes. El problema es que las compras diarias desde que se firmó el acuerdo con el Fondo alcanzaron tan sólo a los u$s18 millones.

Las liquidaciones de las cerealeras se encuentran en niveles récord. Ese no es el tema central. La cuestión es que los billetes verdes se escurren de las manos del BCRA y no llegan a las reservas.

Y encima crecen los gastos en dólares

Otra cuestión refiere a que, luego de la pandemia y del dólar blue récord, los gastos en turismo de los argentinos en el extranjero volvieron a subir con fuerza.

El informe de Eco Go, en base a registros oficiales, es concluyente: en marzo, el rojo del turismo trepó a los u$s1.370 millones (anterior de u$s517 millones).

Y así como se triplicaron los gastos en turismo, se duplicaron los costos en fletes. Ese costo pasó de u$s518 millones a u$s977 millones mensuales. "Es importante que el crecimiento se dé con crecimiento de reservas y que en 2023 nos encuentre con dos años de crecimiento y un frente externo que nos permita seguir creciendo", remarcó Guzmán dando cuenta de su preocupación.

El ministro está convencido de que solamente la solidez de las reservas permitirá asegurar la paz cambiaria. En un contexto de mayores certezas sobre el dólar, supone que se diluirá -de a poco- también la inercia inflacionaria.

Eso mismo piensa Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo también apuntado por Cristina Kirchner.

Massa, más cerca de Alberto Fernández: ¿Y Cristina?

El jefe de Diputados, Sergio Massa, coincide con que la única manera de evitar una mega crisis es con más reservas en el Banco Central.

Lo expuso, también, en la cumbre organizada por la Amcham. "Hay que garantizar que los dólares vayan a los que necesitan comprar insumos y maquinarias para invertir. El objetivo es garantizar el crecimiento y la producción, y no para los que se compran aviones en el exterior", dijo.

Massa, en ese sentido, comparte la preocupación del titular de Economía, pero en simultáneo puso en valor la visión de la vicepresidenta, quien antes del fin de semana se preguntó adónde fueron a parar los u$s30.000 millones de superávit comercial de los últimos dos años.

"Tuvimos superávit que yo no tuve en 12 años jamás. Casi 30.000 millones de dólares de superávit comercial y, sin embargo, tenemos problemas de reservas en el Banco Central. ¿Entonces qué pasa con la administración monetaria y cambiaria?", insistió la vicepresidenta desde Chaco.

Importaciones récord, ¿en peligro?

En este contexto, el gran desafío es qué hacer con las importaciones. Como adelantó iProfesional la semana pasada, el nivel de importaciones de abril cerraron con un récord para la última década.

El dato preliminar que manejan en despachos oficiales da cuenta de compras en el exterior por alrededor de 7.000 millones de dólares. Nada menos que un 50% por encima de las importaciones de abril del año pasado. 

Lo dicho más arriba, con estas compras récord, el BCRA no logra acumular divisas. Con liquidaciones en torno a los u$s4.000 millones el mes pasado, el BCRA adquirió tan sólo u$s161 millones.

Durante el primer trimestre hubo ventas netas por u$s48 millones.

Así no se puede seguir, y la duda es si Guzmán pagará el costo de enfriar la economía con tal de que el Banco Central sume billetes verdes. Sin dudas que elegirá ese camino en caso de que las cuentas no mejoren. La pregunta es qué tiempo se dará para decidir y tomar ese ingrato camino.

Hay algo que está muy claro: esta dinámica debería cambiar rotundamente en las próximas semanas. Más tomando en cuenta las últimas declaraciones de Guzmán sobre la necesidad de juntar divisas.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar