Confidencial: la UCR paseó la fórmula por La Plata

POLÍTICA 30 de mayo de 2022 Por S. R.*
526337

La Convención del viernes en La Plata no solamente fue un gesto de institucionalidad, fue además una prueba de instalación, de una eventual fórmula presidencial. Los grandes eventos de los radicales, suelen ser batallas campales donde se exhiben los encontronazos más vibrantes desde una verba habitualmente prolífica y a veces urticante. Pero el encuentro, no tuvo mucho de debate, sino más de proclamas y algunos gestos que permiten vislumbrar lo que se viene.

Más allá de que todo lo que se dijo estuvo acordado y la Convención transcurrió en paz, la definición de Martín Lousteau, pública y abierta, de ir por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, les sacó presión a los popes del interior respecto a las ambiciones de Evolución en la elección nacional.

"Ahora está clarito: Lousteau va por la CABA y está bien, lo apoyamos en eso. Peleará candidaturas en algunos distritos con su gente e iremos consensuando, pero un candidato presidencial potencial ya no es, vamos despejando el panorama", explica un estratega del partido.

Con ambiciones concretas y explícitas, quedan dos: Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, y Facundo Manes. Dentro del centenario partido, dicen que el mendocino Alfredo Cornejo jugará un rol sustancial, pero que ya reconoció que no le alcanza para apostar a presidente.

Manes, un candidato hecho y derecho

El viernes, se vio a Manes en todo su esplendor, un candidato hecho y derecho. No solamente porque su hermano Gastón fue designado presidente de la Convención Nacional, algo que hace un año era impensable, sino porque "sacó a pasear la fórmula", dicen en el partido.

El neurocientífico viajó a La Plata junto a la senadora por Santa Fe Carolina Losada, lo difundió en las redes, por cierto, llegaron juntos al evento y juntos, dieron entrevistas en el ingreso. Dentro del teatro donde se celebró la Convención, se sentaron uno al lado del otro, como tortolos.

La comidilla del día fue: "es la fórmula" que el radicalismo podría presentar para disputarle la candidatura presidencial al PRO. "Mirá, Manes hizo una elección excelente el año pasado. Ganó todo el interior de la Provincia de Buenos Aires en la primaria y la mantuvo completita para la general. En cantidad de electores, hablamos de tantos como en Santa Fe y Córdoba", explican dentro del partido.

"Y Losada se llevó Santa Fe que no es joda. Primero le ganó la interna a Lousteau, que es el Coti (Nosiglia) y al PRO al mismo tiempo (se refiere a la lista que encabezaba Federico Angelini), y después fue y le ganó al peronismo. Ya es una figura partidaria fuerte y ganadora", relatan respecto de la vicepresidenta segunda del Senado.

Para completar el panorama, el armador de boina blanca explica: "Sumate Buenos Aires a Santa Fe, un buen acuerdo en la gente de (Rodrigo) De Loredo, en Córdoba y vamos a ver como hacen los amarillos para ganar la interna". Y sí, sobre internas, los muchachos criados en los comités, saben un montón.

El objetivo del radicalismo: desbancar al PRO en las candidaturas de Juntos por el Cambio

De todas maneras, no hay decisión tomada sobre nada. Ganarle al PRO con su potente base electoral en la CABA y los intendentes clave que tienen en un conurbano densamente poblado, no es moco de pavo. Por otro lado, hay quienes dicen que el radicalismo no estaría tan homogéneo y que el gobernador de Corrientes, por ejemplo, Gustavo Valdés, arma una estructura nacional radical, para poner al servicio de Horacio Rodríguez Larreta. También creen que Mario Negri, podría estar haciendo algo similar en Córdoba, para no entregarle el partido provincial a De Loredo.

Asimismo, si Morales decidiese correrse de la postulación, como muchos indican que ocurrirá, para dejar el camino liberado a Manes, la dupla con Losada no estaría tan segura. Hay quienes piensan que se puede debilitar más al PRO, si suman a una mujer de ese espacio a la fórmula: Patricia Bullrich.

De acuerdo a las mediciones de imagen que hoy circulan, la ex ministra de Seguridad, tiene una potente aceptación en la CABA y podría partir el voto larretista en el distrito, aportándole a la fórmula con Manes una potencia electoral superior.

Todo está por verse. "La Piba" no es un hueso sencillo de roer y hoy, cree que puede ir a la disputa presidencial de las PASO, con chances de ganarla. Será cuestión de convencerla que no, o que las encuestas lo hagan, como para que se siente a negociar. 

Lousteau dejó una pelota picando hace unos días, cuando dijo que él creía que las fórmulas que compitan en primarias deben ser "mixtas", es decir, con un candidato a presidente de uno de ambos partidos y un candidato a vice del otro. 

Lo concreto es que los radicales se sienten en el juego. A diferencia de 2015, cuando Ernesto Sánz salió a disputar la primaria con la sola idea de ser un partenaire de Mauricio Macri, ahora creen que pueden pelear la candidatura presidencial e incluso ganarla. Más de un orador de la Convención del viernes, mencionó la ambición de tener en 2023, "un presidente radical".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar